Cómo preparar estados financieros caseros para personas

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 22, 2019

Estados financieros: Balance General u hoja de balance, estado de resultados y estado de flujo de efectivo, son términos que parece aplicar muy bien para las empresas, pero su uso no se limita a ellas; las personas, es decir, los individuos podemos preparar estados financieros personales.

Especialmente los dos primeros: En el caso del balance general para individuos se denomina “balance personal” y el estado de resultados se conoce como “estados de resultados personal” o simplemente “relación de ingresos y gastos”.

Preparar un estado financiero individual o estado financiero personal, te facilita saber sobre la salud de tus finanzas personales y prepararte para buscar nuevos proyectos o aspiraciones.

Es un ejercicio financiero que te mostrará si tienes demasiados pasivos y si debes vender activos o cuánto dinero tienes cada mes y hacia dónde lo estás gastando.

Los estados financieros personales también se pueden utilizar como parte de los documentos necesarios para un préstamo personal o de negocios, un requisito si eres el co-propietario de un negocio que está buscando un préstamo.

No dejes de leer: El propósito del estado de resultados y balance general

¿Cómo preparar un balance personal?

JMMB Puesto de Bolsa SA. Nos muestra en seis pasos cómo hacer y analizar un balance personal.

Crea una hoja de cálculo en Excel para capturar tu balance general personal.

Será suficiente con agregar los encabezados de columnas "Descripción o cuenta" y "Cantidad monetaria". Añadirás secciones en el balance personal para los activos, pasivos y patrimonio neto (Activos – Pasivos).

Para los activos y los pasivos crearás las subsecciones que corresponderán los activos circulantes o corrientes y de largo plazo y lo mismo harás para los pasivos.

Un ejemplo de las cuentas que puedes mostrar en tu balance personal son:

ACTIVOS

Efectivo disponible

Bancos

Cuentas por cobrar

Mobiliario

Vehículos

Activos Fijos

Otros: Inversiones

PASIVOS

Saldo de las tarjetas de crédito

Préstamo personal

Hipoteca

Otras cuentas por pagar

ACTIVOS – PASIVOS = Patrimonio

No dejes de leer: Diferencias y similitudes entre un Estado de Resultados y un Balance General

¿Cómo preparar un estado de resultados casero?

Para tu estado de resultados personal crea también una hoja de cálculo en Microsoft Excel. La cuenta de resultados tendrá dos columnas con secciones para dividir los ingresos de los gastos.

También puedes crear subsecciones sobre el estado de resultados al dividir los diferentes tipos de ingresos: alquileres, sueldos, negocios e inversión, así como los gastos diversos: Alimentación, transporte, primas de seguros, gastos del hogar y gastos de trabajo.

Un esquema de cómo debería ser tu relación de ingresos y gastos para un período es la siguiente:

INGRESOS

Por sueldos

Por intereses

Por alquileres

Otros Ingresos

GASTOS

De alimentación

De transportación

De vivienda

Vestido

Recreación

Seguros

Otros Gastos

INGRESOS – GASTOS = Renta Personal

No dejes de leer: Funciones de los Estados Financieros

Tips para preparar estados financieros de persona natural

Finerio.mx nos muestra un ejemplo de estados financieros personales y como leerlo.

Reúne los recibos, facturas, activos y dinero en efectivo, reportes de crédito y los extractos bancarios conciliados. Estos números proporcionan la base de tus estados financieros personales caseros.

Toma en cuenta y ordena esta información en las siguientes categorías: ingresos, gastos, activos y pasivos en orden ascendente por la fecha de cada transacción.

Introduce la información ordenada en las plantillas de los estados financieros que has creado. Calcula las cantidades totales al final de cada sección y subsección.

Tanto para tu balance personal como para tu relación de ingresos y gastos, separa las transacciones por mes, trimestre o año. El balance personal capturará un día del período elegido, por lo general, el último día del mes, de un trimestre o de un año.

Concilia ambos estados para asegurarte de que todo se ha tomado en cuenta y se ha equilibrado. En el balance personal, los activos totales deben ser iguales a los pasivos totales y el patrimonio neto. El estado de resultados personal deberá tener un ingreso neto positivo.

Es fácil hacer un mal cálculo del balance personal, así que ten cuidado para que coincida con los pasivos y el patrimonio neto respecto a los activos asociados, tales como tu hipoteca y patrimonio de la vivienda versus el valor de tu casa.

Revisa tu informe de crédito y extractos de cuenta bancarios para ver si son precisos antes de usarlos para preparar tus estados financieros caseros y corrige cualquier operación incorrecta.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.