Cómo recibir beneficios de desempleo y asistencia social al mismo tiempo

Algunas personas tienden a confundir la asistencia social con los beneficios de desempleo, pero son totalmente diferentes. Si estás pasando por tiempos difíciles, puede serte útil saber a qué se refiere cada uno, si cumples con los requisitos para ser elegible y solicitarlos y cómo puedes hacerlo.

Si te despidieron injustificadamente, solicita apoyo al gobierno.

¿Qué es el beneficio por desempleo?

También conocido como seguro de desempleo (UI por sus siglas en inglés), el beneficio por desempleo es un plan de ayuda económica del gobierno para aquellas personas que se quedan sin empleo de forma injustificada y que cumplen con los requisitos de elegibilidad establecidos. Así que, si te despidieron por haber hecho algo malo o renunciaste, no tienes acceso a hacer el reclamo de beneficios que aquí se ofrecen.

El dinero que recibes está pensado para sustituir tu ingreso mientras decides tu rumbo y encuentras un nuevo trabajo. Este recurso proviene de los impuestos pagados por tus empleadores anteriores, por los impuestos pagados por ser empleado y de los demás contribuyentes que han pagado impuestos al estado. La mayoría de los estados ofrecen beneficios hasta por ​​26 semanas​​; sin embargo, bajo circunstancias excepcionales, pueden extenderlo a 13 o 20 semanas más si no cuentas con otros apoyos y el estado está experimentando una grave recesión económica.

Si quieres solicitar este beneficio, debiste haber trabajado de manera formal anteriormente, además de cumplir con los criterios de elegibilidad que establece tu estado y debes reportar como ingreso este beneficio en tu siguiente declaración de impuestos. Aunque si tu ingreso es ​menor a US$150,000 anuales, los primeros ​​US$10,200​​ son libres de impuestos. Este beneficio no depende de tu necesidad económica.

¿Qué es la asistencia social?

La asistencia social se refiere al “Programa de asistencia temporal para familias necesitadas” (TANF por sus siglas en inglés), que es financiado por el gobierno federal de EE.UU.y opera bajo lineamientos del estado. Su objetivo es asistir a familias de bajos ingresos con hijos para que puedan lograr una independencia económica y superar sus dificultades financieras. Por lo tanto, esta ayuda sí está basada en una necesidad económica y tiene un nombre diferente en cada estado.

Para acceder a este beneficio, debes residir en el estado en el que lo solicitas y, si cumples con los requisitos, recibirás ayuda para alimentos, capacitación laboral, vivienda, cuidado infantil y energía eléctrica.

Criterios de selección

Para solicitar los dos apoyos, tanto el de asistencia social como los beneficios del seguro de desempleo, de manera conjunta, primero necesitas determinar si cumples con los requisitos de cada programa en tu estado.

Requisitos para el TANF

Para el TANF, lo primero a considerar es que debe haber niños menores en la familia o, si no los hay, en el hogar debe haber una mujer embarazada en su último trimestre.

Debes tener la ciudadanía de los Estados Unidos, o ser extranjero o inmigrante con estatus legal y, además, residir en el estado en el que estás solicitando el apoyo. El límite de recursos e ingresos que determinan tu necesidad económica varía según el estado y se refieren a tus activos, tales como el valor patrimonial de tu auto arriba de una cantidad específica, cuentas de ahorro, acciones, y más.

También vale la pena considerar que si recibiste apoyo del TANF por al menos ​60 meses, no puedes solicitar ninguna otra ayuda que provenga de fondos federales, a menos que te encuentres en extrema pobreza; en ese caso, el estado podría ayudarte.

Requisitos para el seguro de desempleo

La asistencia social y el seguro de desempleo son similares, porque aunque existen lineamientos generales, los estados son los que determinan la mayoría de los criterios para poderlos solicitar.

Como se indicó anteriormente, debes haber perdido tu trabajo de forma injustificada. Antes de reclamar el beneficio, debes de haber trabajado el tiempo base requerido, que generalmente es cuatro trimestres del año calendario, y haber estado autorizado legalmente para hacerlo.

Es importante saber que el apoyo también dependerá de si alcanzaste el umbral de ingresos requerido durante el período base, aunque lo que recibirás depende más bien de tu salario y de la localidad donde vives. La cantidad promedio que se recibe semanalmente es alrededor de ​​US$378​.​ Podría ser más si tienes muchos dependientes.

Para estar recibiendo los pagos de beneficios asociados con el seguro de desempleo, uno de los requisitos es que te encuentres activamente en búsqueda de trabajo y que te encuentres disponible para comenzar a trabajar en cualquier momento.

Asistencia social y seguro de desempleo juntos

Para recibir el apoyo de la asistencia social y del seguro de desempleo juntos, hay que averiguar si cumples con los requisitos y lo qué debes hacer. Visita la oficina de TANF de tu localidad o visita su sitio web. Haz lo mismo para el seguro de desempleo. También puedes ponerte en contacto con ellos marcando su número de teléfono. Si eres elegible, puedes continuar con el proceso.

Comienza por calcular qué tipo de beneficios recibirás en caso de desempleo. Esto te permitirá determinar si se ajustarán a los límites de recursos e ingresos de tu estado para los beneficios de TANF. Generalmente, los cálculos de este programa los considerarán ingresos no recibidos; así que, mientras más dinero por desempleo recibas, menos beneficios recibirás del TANF.

Solicita ambos apoyos, de acuerdo con las instrucciones que te den, y asegúrate de llevar o proporcionar toda la documentación pertinente. Esta podría ser tu licencia de manejo, tarjeta de seguro social, información de contacto de tu empleador anterior, los recibos de nómina anteriores, estados de cuenta bancarios, declaraciones de impuestos, entre otros.

Si tanto tu solicitud de asistencia social como la del seguro de desempleo son aprobadas, podrás comenzar a recibir estos apoyos. Pero, como un programa depende de tu necesidad económica y el otro no, lo que recibas al final puede no ser tanto como esperabas. Tómalo en cuenta al hacer tus solicitudes.

×