¿Los cupones de comida afectan tu declaración de impuestos?

La ayuda que se recibe por parte del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) también se conoce como “Programa de cCupones de Alimentos” (food stamps). En la actualidad, se entrega a quienes reúnen los requisitos de elegibilidad a través de una tarjeta que emite el gobierno para la transferencia electrónica de beneficios (EBT), que es similar a la tarjeta de débito o crédito, en lugar de estampillas o cupones. Forma parte de los diferentes servicios públicos que ofrece el gobierno, en este caso, para ofrecer nutrición suplementaria a la población necesitada. Bajo cualquiera de sus nombres, este programa ayuda a las personas y familias de bajos ingresos a comprar alimentos y no se considera un ingreso tributable.

El SNAP apoya a personas de bajos recursos

Los cupones de comida y el ingreso gravable

El Servicio Interno de Tributación (IRS) de EE.UU. señala que el apoyo recibido por parte del programa de cupones para alimentos ‌no se considera un ingreso por el que debas pagar impuestos‌. Recibir ayuda alimentaria no afectará tu declaración anual, no aumentará tu factura de impuestos ni disminuirá tu reembolso. Esto se debe a que ‌este tipo de ayuda es de asistencia social‌ y no causa ingresos por los que debas pagar impuestos, pues se basa en la necesidad.

La única excepción es el apoyo que recibes por desempleo pagado por el sistema de seguro de desempleo estatal, que generalmente reportas en tu declaración anual y pagas impuestos sobre este dinero que recibes.

Los cupones de alimentos y el impuesto sobre las ventas

No tendrás que pagar impuestos sobre las ventas cuando compres alimentos con tu tarjeta p-ebt, la tarjeta del programa SNAP, aunque vivas en uno de los estados que cobran ese impuesto sobre los alimentos. Si la utilizas para comprar semillas o plantas para cultivar alimentos en casa, es considerada la única compra autorizada aparte de los alimentos, ya que tampoco las plantas causan impuestos sobre las ventas.

Tu reembolso de impuestos

La asistencia alimentaria que recibes del SNAP no afecta tu reembolso de impuestos; sin embargo, tu reembolso si podría afectar el apoyo, ya que podrían rechazarte debido a tus ingresos o el valor de tus activos.

En este caso, el problema no es el límite de ingresos. Si, por ejemplo, recibes un reembolso de US $1,200 dólares, este no afecta el apoyo porque el programa no toma en cuenta el ingreso por la devolución de tus impuestos. De hecho, si la devolución es debido a un Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC) o cualquier otro tipo de ingreso por algún apoyo de asistencia social del gobierno federal, el SNAP tampoco los considera ingresos.

Sin embargo, en algunas agencias estatales, la cantidad devuelta se considera un activo en cuanto se deposita en tu cuenta. Aquellos que ahorren su crédito tributario por más de 30 días deben ponerse en contacto con su coordinador de beneficios del gobierno estatal, tribal o la oficina local para averiguar si sus beneficios cuentan como activos, según el IRS. Una devolución regular cuenta como activos inmediatamente.

La mayoría de los beneficiarios de SNAP en tu estado no están sujetos a un límite de activos para su elegibilidad; pero si, por ejemplo, una familia tiene un integrante que no cumple con las reglas del SNAP, pueden rechazarla por el exceso de activos líquidos hasta que se gaste el excedente. Los estados tienen diferentes límites en activos líquidos.

El SNAP y los dependientes económicos

Si esperas declarar a un familiar adulto como tu dependiente y esa persona está recibiendo beneficios de SNAP, ‌el apoyo que recibe podría modificar la manera en que aparece en tu declaración de impuestos‌. Por ejemplo, para declarar a un hijo adulto o familiar como dependiente debes estar pagando, al menos, la mitad de su manutención.

Para calcularlo, suma todos los ingresos de tu dependiente, incluyendo los beneficios de asistencia social y define qué porcentaje de ese total aportas tú. Si contribuyes con menos del 50% de su manutención, incluyendo las contribuciones en especie, como techo y comida, no puedes declarar que depende de ti.

Si tienes dudas, podrías querer solicitar ayuda legal o fiscal para comprender cual es tu caso y cómo debes presentar los beneficios de programa de nutrición y alimentación SNAP recibidos dentro tu declaración de impuestos.

×