Si recibo cupones de alimentos SNAP, ¿puedo recibir TANF?

¿Puedo recibir asistencia TANF y cupones de alimentos SNAP al mismo tiempo? Si puedes, pero no todo el tiempo. Para hacerlo, ‌debes de cumplir con ciertos criterios estrictos de elegibilidad para ambos programas‌. Veamos.

Familia joven revisando las compras que hicieron con sus beneficios de SNAP y TANF.

¿Qué son los cupones de alimentos SNAP?

Los cupones de alimentos son lo que ahora se conoce como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP por sus siglas en inglés), que es un programa federal de asistencia alimentaria para personas de bajos ingresos en Estados Unidos. Su objetivo es ‌ayudar a las personas a comer sano‌ mientras se esfuerzan por avanzar hacia la autosuficiencia. El programa generalmente se administra a nivel estatal y es para aquellos que cumplen con los criterios de elegibilidad.

¿Qué es la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas TANF?

La Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF), es un programa destinado a ‌ayudar a las familias con dependientes a satisfacer sus necesidades básicas‌. También se administra a nivel estatal y, a veces, se lo conoce como asistencia pública.

TANF vs SNAP: Similitudes y diferencias

Hay varias diferencias entre los beneficios de la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas y Asistencia Nutricional Suplementaria que vale la pena tomar en cuenta.

1. TANF vs SNAP: Uno caduca antes que otro

El programa TANF está diseñado para brindar asistencia a las familias que lo necesitan solo temporalmente. ‌Solo puedes recibir TANF hasta por 60 meses.‌ Después de eso, debes encontrar una forma alternativa de proveer para tu familia.

Por otro lado, ‌puedes recibir cupones de alimentos durante todo el tiempo que necesites y requieras asistencia alimentaria‌. Sin embargo, la asistencia inicial tiende a durar tres meses, luego de la cual debes volver a solicitar tus beneficios en la oficina local. Y si aún cumples con los criterios, es posible renovar tus beneficios.

2. TANF vs SNAP: Criterios de elegibilidad

Para calificar para TANF, es necesario que tengas ‌estatus de ciudadanía legal y estatus de residencia estatal‌ para calificar. Además, en el área de los requisitos de trabajo, para poder lograr la elegibilidad es necesario estar subempleado o desempleado y pertenecer a las categorías de ingresos bajos o muy bajos. Pero esas categorías variarán, dependiendo de dónde residas.

Además, debes tener un hijo de 18 años de edad o menos, estar embarazada si eres mujer o tener 18 años o menos y ser la cabeza del hogar que se hace cargo de la familia. En otras palabras, ‌necesitas hacerte cargo de un familiar o tener un dependiente en camino.

Con el programa SNAP, ‌tu edad no importa‌ y no necesitas tener un hijo menor de 18 años. Si eres mujer, tampoco tienes que estar embarazada. Sin embargo, es necesario que seas ciudadano de los EE.UU. o residir legalmente. El programa tiende a considerar ‌tu ingreso y nivel de pobreza, el número de personas calificadas en tu hogar y algunos recursos específicos‌.

Por ejemplo, si vives solo o sola, tus límites de ingreso bruto mensual son 130% del nivel de pobreza, o US $1,396. Por otro lado, si hay ocho personas en tu hogar, tu ingreso mensual combinado no debe exceder los US $5,052.

El suministrar información falsa, sea para lograr los criterios de elegibilidad o aumentar la cantidad de beneficios que te sean otorgados, ‌es motivo de cancelación temporal o permanente de los programas.

TANF vs SNAP: La naturaleza de los beneficios

Por lo general, TANF se entrega en forma de efectivo y otros servicios de apoyo para que tu familia pueda obtener lo que necesita. Puede ser enviado a tu cuenta bancaria o cargado a tu tarjeta de débito. Pero también puedes obtenerlo a través de una ‌Tarjeta de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT)‌. Puedes usar ese dinero no solo para alimentos, sino también para vivienda, ropa o transporte. Inclusive algunos gastos médicos que no estén ya incluidos en el seguro médico que tengas, y otros elementos esenciales que puedas necesitar.

Los beneficios de SNAP generalmente se distribuyen mensualmente solo a través de tu tarjeta EBT. Y se utilizan para comprar alimentos aprobados para los beneficiarios en tiendas aprobadas en todo el país. Algunos tipos de productos, como bebidas alcohólicas, productos de tabaco, alimentos para mascotas y productos de higiene, no están cubiertos por este programa. La cantidad de beneficios del SNAP que puedes obtener se basa en el Plan Económico de Alimentos “Thrifty” del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), que es una estimación de lo que cuesta comprar alimentos para preparar comidas nutritivas y de bajo costo para la unidad familiar.

Puedes recibir beneficios de TANF y SNAP siempre que tu situación de vida te haga elegible para ambos tipos de asistencia. Sin embargo, si tienes que elegir uno, es posible que desees considerar tus circunstancias con mucho cuidado y seleccionar el programa que sea más adecuado para tus necesidades y las de tus seres queridos.

Podrías también querer considerar otros programas de la ley federal como parte de los servicios públicos que el gobierno ofrece a la población necesitada del pais. Está el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) que gestiona la Administración del Seguro Social, y que ayuda a personas mayores, ciegos o discapacitados. También están los otros programas que, al igual que el SNAP y TANF, proporcionan los servicios sociales que se encuentran bajo la supervisión del Departamento de Servicios Humanos (HHS), como son el departamento de salud, la prevención de la violencia doméstica, y los diversos programas existentes para el cuidado de niños. Puedes llamar al número de teléfono del representante autorizado de cada programa para pedir la información que necesites o consultar el sitio web.

×