¿Cómo encontrar el banco emisor de una tarjeta de crédito si lo único que tienes es el número?

Escrito por Araceli Rodriguez ; última actualización: June 06, 2018
credit card image by feisty from Fotolia.com

Muchos utilizamos tarjetas de créditos y desconocemos cómo realmente funcionan, qué significan los números sobre el plástico. Y el verdadero problema llega cuando el nombre del banco impreso en el reverso de la tarjeta comienza a desaparecer y olvidamos luego cual es el banco emisor, o en el peor de los casos, perdemos la tarjeta de crédito pero mantenemos una copia de sus números.

¿Para qué sirve el código en la tarjeta?

Para evitar el uso ilícito de estos productos, los bancos han creado formas de validación como la cadena de dígitos que forman el número de tarjeta de crédito, los cuales, aunque no lo creas, tienen un orden sistemático y único que vincula este objeto con una cuenta bancaria. Esto ayuda a evitar el fraude.

No dejes de leer: Cómo calcular el pago mínimo en una tarjeta de crédito

La sistematización no aleatoria de la serie de números en las tarjetas de crédito o débito permiten estructurar adecuadamente la información. Esta se responde a una normativa internacional llamada ISO/IEC 7812-1:2006, donde se establece el significado de cada dígito en las tarjetas. Gracias a esto, ellas contienen datos financieros que nos permiten hacer compras y pagos de servicios como si dispusiésemos de dinero en efectivo. BBVA explica un poco cómo funciona la numeración, y hasta qué punto podemos identificar al banco emisor.

Lo primero que debes saber es que el primer dígito identifica el sector de la compañía al que pertenece la tarjeta. Es decir: 1 y 2 para aerolíneas; 3 para viajes y entretenimiento; 4 para Visa; 5 para Master Card; 6 sería Discovery Card; 7 Industria del petróleo; 8 para telecomunicaciones; y 9 es un dígito reservado para el uso en la región donde opera la tarjeta. La mayoría de tarjetas traen 16 dígitos, pero la cantidad puede variar en 13 y 18. Cabe destacar que American Express suele contener sólo 15 dígitos, mientras que Dinners Club a veces contiene 14.

Los primeros 7 dígitos están relacionado con el tipo de tarjeta, y expresa información sobre la zona geográfica y la identidad del emisor. Mientras que los 6 restantes se denominan Número de Identificación del Emisor o INN, por sus siglas en inglés; y se trata de un código privado establecido por las entidades bancarias que crearon el producto.

Otro código que brinda seguridad a la identidad de las tarjetas de crédito es la fecha de caducidad. Una compra por Internet no puede realizarse sin esta información de la que sólo dispondría el portador de la tarjeta física.

¡No confíes en buscadores BIN!

Muchos sitios web recomiendan la consulta en bases de datos en línea INN, como binbase.com pero incluso cuando se ha comprobado la legitimidad de estos sitios, el robo de información está a la orden del día en el Internet. Por lo que no debes confiar en sitios web que te pidan todos los números de tu tarjeta de crédito para completar la búsqueda de BIN.

Es muy fácil colocar los requisitos de un buscador y dar clic al botón de búsqueda, cuando puedes acercarte al sitio que sospechas puede ser tu banco emisor. Incluso descubriendo a qué compañía pertenece tu tarjeta (Visa, Master Card, American Express) puedes comunicarte con ellos y someterte a una verificación para obtener información sobre cómo seguir disfrutando el producto.

Una joven mexicana fue víctima de fraude cibernético, cuando comenzó a descubrir consumos cargados a su tarjeta de crédito, de operaciones que ocurrían sin su autorización. Es así como los investigadores de su caso han ahondado en una nueva forma de fraude donde los criminales son llamados bineros, el cual se estima ha incrementado en los últimos años y es cometido por jóvenes que tienen acceso al Internet, donde han creado mercados negros de números de tarjetas bancarias.

En la actualidad, miles de emisores de tarjetas de crédito se ven reflejados en bases de datos de números BIN, que de sumarle información sensible a esas bases de datos, podría convertirse en un arma de doble filo que favorecería el delito digital.

Te puede interesar: ¿Qué necesitas para obtener la aprobación para una tarjeta de crédito?

¿Cómo puedes proteger tus datos?

Asegúrate que la imagen de tu tarjeta de crédito u otra información privada no estén disponibles en tu correo electrónico o nube digital. Los bineros utilizan BINs al azar a través de páginas web que aportan listas aleatorias de posibles tarjetas de crédito, que además incluyen fecha de expiración y clave de seguridad.

Muchos de estos criminales operan con rapidez, haciendo compras en tiendas pequeñas con IP de otro país y además complican el rastro cuando la policía descubre un historial de operaciones en distintas partes del mundo. La información de las tarjetas de crédito se vende a un precio determinado y suelen pasar desapercibido por mucho tiempo porque los países donde ocurren estos crímenes no tienen leyes actualizadas para atacar el problema.

Aunque en México opera este tipo de delitos desde 2015, de acuerdo con Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, las múltiples quejas han ayudado a que se tomen cartas en el asunto. Mientras que en otros países, España por ejemplo; la Policía Nacional ha realizado operativos para encarcelar a bineros y condenarlos a hasta 12 años de prisión.

No dejes de leer: Cómo retirar dinero de una tarjeta de crédito

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article