Estándar sobre un número de cuenta bancaria

El número de una cuenta bancaria en Estados Unidos no se rige por ningún estándar de número de cuenta entre una entidad bancaria u otra, pero el sistema que gestiona los pagos electrónicos limita la longitud de dichos números. Sin embargo, docenas de otros países, en su mayoría de Europa y Medio Oriente, han adoptado una norma común para que el número de cuenta que hace que las transacciones internacionales o entre fronteras se desarrolle sin problemas.

1

Limitación de la Cámara de Compensación Automatizada a la numeración

Cualquier entidad financiera estadounidense es libre de usar el sistema de numeración que desea para sus números de cuentas bancarias. Sin embargo, si esas cuentas van a enviar y recibir pagos electrónicos, el número no puede tener más de 17 dígitos. Este límite lo impone la Cámara de Compensación Automatizada (ACH por sus siglas en inglés), que es la red informática que maneja transacciones como depósitos directos y pagos domiciliados de recibos. El software ACH solo acepta un número de cuenta de hasta 17 dígitos, por lo que ese es el límite para las cuentas "habilitadas para ACH".

2

Número de ruta bancario

Aunque no hay estándar para un número de cuenta, los números de ruta que identifican a los bancos si siguen una fórmula establecida. Esto garantiza que las transacciones se envíen a los bancos correctos; después de esto, el banco aplica la transacción al número de la cuenta especificada. Los números de ruta siempre tienen nueve dígitos.

Los dos primeros dígitos indican el distrito de la Reserva Federal donde se encuentra el banco. Hay 12 distritos: Boston, 01; Nueva York, 02; Filadelfia, 03; Cleveland, 04; Richmond, Va., 05; Atlanta, 06; Chicago, 07; St. Louis, 08; Minneapolis, 09; Kansas City, Mo., 10; Dallas, 11, y San Francisco, 12. Si el "banco" es en realidad una asociación de ahorro y préstamo, como una cooperativa de crédito o una caja de ahorro, el primer dígito se incrementará por 2 – por lo que 22 sería una de estas asociaciones de ahorro y crédito en el distrito de Nueva York, y 32 sería otra de ellas en el distrito de San Francisco.

3

Código Internacional de Cuenta Bancaria

En Europa, donde es común que los pagos crucen fronteras, los países han adoptado un formato estándar para la información de las cuentas: el Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN por sus siglas en inglés). Cada IBAN comienza con un código de país de dos letras, como FR para Francia o BE para Bélgica, seguido de dos "dígitos de verificación" que se utilizan para validar la cuenta. A esos caracteres le siguen hasta 30 dígitos que identifican específicamente al banco y la cuenta. Cada país decide por sí mismo cuántos dígitos utilizará y qué indican esos dígitos. El código del país te indica cómo interpretar los dígitos.

4

Países no europeos que utilizan el código IBAN

La mayoría de los países europeos utilizan el código IBAN y el formato se ha extendido a varias otras naciones: Israel, Kazajistán, Kuwait, Líbano, Mauricio, Arabia Saudita y Túnez. Sin embargo, muchos países, incluido Estados Unidos, no participan en el sistema IBAN, aunque el formato está diseñado para que su implementación mundial sea posible.

5

Transferencia bancaria internacional desde Estados Unidos

Aunque es posible que un país no participe en el sistema IBAN, los bancos de países que no lo utilizan pueden realizar transacciones con países que sí lo utilizan. Para iniciar una transferencia internacional, necesitarás la información del destinatario, incluido el tipo de cuenta, un código IBAN y el Código de Identificación Bancario (BIC por sus siglas en inglés) de la institución financiera receptora o el código de la Sociedad para las Comunicaciones Financieras Interbancarias Internacionales (SWIFT por sus siglas en inglés). El código SWIFT o BIC es muy parecido a un número de ruta en Estados Unidos y especifica qué banco debe recibir la transferencia. Si no estás seguro de cómo iniciar una transferencia internacional desde Estados Unidos, llama al número de servicio al cliente de tu banco o visita una sucursal local para obtener ayuda.

×