Cómo usar tarjetas EBT en el supermercado

Aunque hay opiniones que difieren de entre cuánta protección es necesaria, la sociedad estadounidense por lo general reconoce que tener una red de seguridad social es algo importante. Una porción de la población del país se encuentra afectada por no poder generar ingresos propios, ya sea por una discapacidad física, intelectual o social, y existe la decisión colectiva de ayudar para poder resolver en alguna medida este problema.

SNAP provee asistencia para la compra de alimentos a través de las tarjetas EBT. Las puedes usar en tiendas participantes.

La asistencia gubernamental disponible incluye pagos en efectivo, descuentos y subsidios en los gastos de energía en el hogar, subvenciones financieras para teléfonos y automóviles y, obviamente, asistencia alimentaria. Hoy en día la asistencia alimentaria se conoce como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP por sus siglas en inglés), y se encuentra bajo la administración del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Las personas elegibles tienen acceso a los beneficios del programa a través de la tarjeta llamada Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT por sus siglas en inglés).

Historia de la asistencia alimentaria

La asistencia para comida existe desde antes de la era de la información. La idea de las estampillas de comida o cupones para alimentos se hizo realidad por primera vez en 1939 cuando se le entregaron estampillas de colores a individuos y familias necesitadas. Ciertos colores representaban productos en los que existía un excedente, lo que ayudaba a los granjeros a vender sus productos y a las familias necesitadas a comprar comida a precio reducido, disminuyendo el gasto mensual de comida.

El programa se expandió a principios de la década de 1960 y en 1964 se convirtió en norma con la Ley de Cupones para Alimentos. El enfoque principal de esta legislación fue delegar la administración del programa a los estados. El alcance, elegibilidad y el manejo de las provisiones se ajustó y reformó durante las siguientes décadas.

A mediados de la década de 1980 se lanzó un proyecto piloto para el sistema EBT. Aunque luego el sistema se modificó por medio de otras leyes, este método de distribución de asistencia de alimentos eliminó mucho el fraude asociado con las versiones anteriores de las estampillas de comida. Para la primera década de los años 2000, el EBT estaba ya disponible en los 50 estados y en la mayoría de los territorios de los Estados Unidos.

En algunos estados, las tarjetas EBT no solo están asociadas con SNAP, sino también al programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF por sus siglas en inglés). Así, potencialmente se pueden consolidar todos los beneficios elegibles para la asistencia a un hogar.

¿Cómo funciona el EBT?

Las personas que quieren aplicar a SNAP lo pueden hacer por escrito llenando una solicitud, por una entrevista telefónica o en línea. Una vez que la agencia de servicios sociales del estado aprueba al candidato para los beneficios, se emite una tarjeta EBT. Los candidatos para el programa de SNAP generalmente se pueden clasificar en los siguientes grupos:

  • personas sin empleo;
  • personas sub-empleadas (empleadas solo por medio tiempo o con sueldo muy bajo);
  • personas indigentes;
  • personas mayores o no aptas para trabajo de tiempo completo; ó
  • personas que reciben otro tipo de beneficencia pública del gobierno.

Si la persona es elegible, necesita esperar 30 días de calendario antes de recibir su tarjeta EBT. Esta tarjeta funciona prácticamente como una tarjeta de débito, y, junto con tu número de identificación personal (PIN por sus siglas en inglés) se puede utilizar en las tiendas físicas o en las tiendas en línea que aceptan pagos con EBT. Si por alguna razón necesitas una tarjeta de reemplazo, puedes llamar a la línea de ayuda de SNAP de tu estado para solicitarla. Dependiendo del estado, tardará entre 5 a 7 días para que recibas la nueva tarjeta por correo a tu dirección postal registrada.

En las tiendas minoristas convencionales, el titular de la tarjeta EBT selecciona la opción EBT cuando ya se haya sumado el total de la cuenta de artículos y luego inserta o desliza la tarjeta en la misma terminal que se usa para las tarjetas de débito o crédito. Los clientes EBT no tienen opción para retirar efectivo en las tiendas. Después de ingresar el PIN, el monto gastado se deduce del saldo disponible. El saldo se recarga cada cierto tiempo por medio de los pagos regulares que hace el programa.

Tu elegibilidad para los beneficios de alimentos SNAP se revisa cada año, aunque los beneficiarios tienen la obligación de reportar de inmediato cualquier cambio en su situación financiera.

¿Qué no se puede comprar con EBT?

A menos que tu tarjeta EBT esté asociada con otros programas, además de SNAP, hay algunos productos de venta en el supermercado o tienda local que no se pueden comprar con ella. Estos productos incluyen tabaco, alcohol, suplementos nutricionales, medicinas con receta médica, comida preparada e insumos para el hogar. Algunos de estos artículos no se consideran de primera necesidad, y para otros hay programas alternativos que abordan ayuda para estos costos.

×