x

Transferencia bancaria vs. transferencia electrónica de fondos

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 06, 2018

Una transferencia electrónica de fondos o TEF (EFT, por sus siglas en inglés, Electronic Funds Transfer) es el término que engloba diversos tipos de transacciones financieras como transferencias bancarias o depósitos directos en apoyo de cualquiera de los sistemas de pago y compensación que hoy operan en muchos países.

Seguramente has oído mencionar el concepto de transferencia electrónica de fondos o TEF (EFT, por sus siglas en inglés, Electronic Funds Transfer) que en términos generales permiten hacer todo tipo de transacciones financieras; pueden operar de dos maneras.

Primero, como una transferencia bancaria o interbancaria “wire-tranfer”, que es un método seguro y expedito, pero costoso en términos comparativos; o a través de un depósito ACH o transferencia ACH, que se apoya en la Cámara de Compensación Automatizada (ACH), que igualmente es segura y mucho más económica, pero con la debilidad de un tiempo de procesamiento lento comparada con otros métodos.

En Estados Unidos, en términos informales, las transferencias electrónicas de fondos o ETF son también llamadas “cheques electrónicos” o “e-Checks”, aunque en realidad los cheques electrónicos son la forma más común con las que operan las transferencias electrónicas.

Los sistemas de transferencias bancarias y transferencia electrónica de fondos (TEF) realmente son similares en muchos aspectos; sin embargo, difieren en términos de contexto, plataforma y alcance.

Mientras que las transferencias bancarias han sido y siguen siendo un medio confiable y popular para transferir fuertes cantidades de dinero en tiempo récord, los sistemas de transferencias electrónicas de fondos han crecido progresivamente, tanto que han logrado entrar en casi todos los aspectos de los negocios y empleo moderno.

La TEF se ha vuelto tan popular, que incluso el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) ahora acepta pagos electrónicos en línea, tanto para impuestos individuales como de comercios. Lo mismo sucede ya en otros países.

Te ofrecemos más detalles sobre la diferenciación entre los términos transferencia bancaria (wire tranfer) y la TEF o transferencia electrónica de fondos.

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo se tarda después de depositar dinero para poder retirarlo de la cuenta?

Las Transferencias Electrónicas de Fondos (EFT)

Una transferencia electrónica de fondos es un intercambio de dinero que se lleva a cabo entre cuentas bancarias, en apoyo de una red computarizada o red en línea.

Como podemos apreciar, el término TEF encuentra alcance y aplicación en esta era digital, pues abarca todo tipo de transacciones de pago e intercambio de valor entre cuentas de un mismo banco o bancos diferentes, operando bajo el amparo tecnológico.

Para investinganswers.com, las transferencias electrónicas de fondos incluyen una variedad de operaciones electrónicas tales como:

  • Transferencias bancarias wire tranfers
  • Cheques electrónico o e-Checks
  • Operaciones de débito o cargo directo
  • Depósitos directos ACH
  • Retiros en cajeros automáticos ATM
  • Operaciones de compra con tarjetas de crédito, débito o prepagadas
  • Servicios de pago de facturas en línea

La manera más tradicional o clásica de operar una transferencia electrónica de fondos es a través de los cheques electrónicos. Los sistemas TEF simplemente implementan el proceso tradicional de la transacción por cheque de papel, llevándolo al plano digital.

En lugar de que el banco receptor utilice un cheque de papel para iniciar un débito o cobro desde el banco emisor, se genera una señal digital previo a la ejecución de la transacción, que se envía a través de un intermediario conocido como cámara electrónica de compensación.

Paysimple.com nos expone en términos generales cómo se lleva a cabo una TEF entre distintas instituciones bancarias. Ésta se instrumenta bajo la figura de un e-Check y se apoya en un sistema de compensación de pagos como cámara de compensación automatizada (ACH) para operar el pago.

El proceso de una TEF se inicia con una orden digital emitida desde la cuenta del pagador, se enruta como parte de lotes de transacciones a través de la red ACH. El pago se debita de forma automática de la cuenta origen; no obstante, los pagos se compensan en un lapso entre 24 y 48 horas. Cuando el pago entra en compensación la cámara informa a la entidad receptora y deposita el crédito en la cuenta correspondiente.

El proceso es similar a los pasos que sigue un cheque originalmente suscrito en físico con la diferencia que todos los pasos son electrónicos.

Las transferencias bancarias

Una transferencia bancaria, conocida en Estados Unidos como “wire tranfer”, es simplemente una transferencia de dinero entre dos bancos a través de un sistema ajeno a la ACH que bien puede ser el Fedwire, para bancos dentro del Sistema de la Reserva Federal o el Sistema de Pagos Interbancarios de Cámara de Compensación (CHIPS), el cual, es propiedad conjunta de sus miembros congregados en torno a su propia cámara de compensación privada (The Clearing House).

Tradicionalmente, para que una persona (o entidad comercial) realice una transferencia bancaria, debe proporcionar a su banco la información de recepción del beneficiario del banco para iniciar la transacción. En general, los bancos emisores y receptores deben tener cuentas recíprocas entre sí, aunque puede utilizarse un tercer banco que disponga de cuentas con los otros dos por lo cual aplican tarifas adicionales. Recuerda que es mucho más rápida que el cheque electrónico y mucho más costosa.

Algunas consideraciones

Tanto la TEF como la transferencia bancaria requieren de cuentas bancarias emisora o pagadora activa.

Hay, sin embargo, varias formas de emitir un giro dinerario similar a una transferencia bancaria, que te permitirán transferir dinero a cualquier parte del mundo sin tener una cuenta en un banco, con la contraparte de poseer cuotas o tarifas más elevadas.

El ejemplo más popular de este tipo de servicio es Western Union. Si se trata de un giro de fondos, que no necesariamente deba hacerse efectivo de forma directa o inmediata puedes apoyarte de billeteras electrónicas como PayPal.

Si bien las transferencias electrónicas de fondos son consideradas como una de las formas más seguras y económicas para transferir dinero, muchas personas son reacias a tomar ventaja de los sistemas TEF debido a reiteradas denuncias décadas atrás por fraude, robo y otras vulnerabilidades inherentes a la transmisión de información personal a través de un sistema electrónico.

Éstos fueron problemas reales que presentaron serios problemas durante las primeras etapas de la TEF pero, con cada año que pasa, los sistemas involucrados se refuerzan haciéndose más sofisticados y seguros.

Además, el Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos ofrece protección para todos los depósitos directos ACH y transferencias electrónicas de conformidad con el Reglamento E.

Las transferencias electrónicas generalmente utilizan fuentes bancarias que son de confianza tanto para la parte remitente como la contraparte receptora y son el método preferido para grandes transacciones institucionales o internacionales, así como millones de pagos por cantidades bajas y recurrentes que no ameritan un trato expedito o preferencial.

La TEF, por otra parte, ha hecho posible que las empresas más pequeñas reduzcan drásticamente los gastos de procesamientos de nómina y otros relacionados con la recepción, registro y depósito de cheques en papel. Los empleados también se benefician al recibir sus salarios por medios electrónicos, así como por la posibilidad de pagar facturas sin la molestia y plazos de entrega asociados con el envío de cheques.

Mientras el mundo se adentra cada vez más en los canales digitales, es lógico pensar que las transferencias electrónicas de fondos en todas sus variantes tendrán un amplio camino de expansión.

Ya utilizamos ampliamente los medios electrónicos para una diversidad de pagos y compras diarias. Pronto podríamos estar utilizando transferencias electrónicas para realizar todas las transacciones monetarias al punto de limitar al efectivo a las galerías de los museos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.