x

Cómo funcionan los cajeros automáticos

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 29, 2019

ATM son las siglas en inglés para Automatic Teller Machine o simplemente cajero automático. Te has preguntado ¿cómo funcionan los cajeros automáticos?

Aunque no le prestemos mucha atención, solo quizás cuando no tenemos uno cerca, estos equipos llevan un poco más de cincuenta años facilitándonos las cosas.

La llegada del internet hace décadas y la difusión de la banca digital pareciera amenazar la existencia de los ATM pero estas nobles, batalladoras y versátiles máquinas vivirán tanto o más que el propio efectivo.

Hoy en día los cajeros automáticos son más que simples máquinas para sacar dinero, con ellas puedes depositar efectivo o cheques, pagar servicios, hacer transferencias, conectarse a internet e incluso interactuar con empleados del banco.

Las últimas generaciones de cajeros automáticos, integradas con pantallas táctiles inteligentes, cámaras, sistemas de reconocimiento facial o biométrico, son considerados como las “oficinas bancarias del futuro” con enorme potencial para la industria financiera según nos comenta Atmmarketplace.com.

Presentaremos con cierto detalle cómo funcionan los cajeros automáticos, componentes o hardware, software y redes, su historia, usos y avances.

No dejes de leer: ¿Cómo usar un cajero automático?

¿Qué es un cajero automático?

Podemos decir que el cajero automático es un dispositivo electrónico conectado a una red comunicacional que permite a los clientes de instituciones bancarias realizar transacciones como retiros y depósitos de efectivo, depositar cheques, trasferencias de fondos, gestionar o solicitar información de sus cuentas o claves en todo momento y sin tener que trasladarse a la agencia del banco.

Handsonbanking.org define al ATM como un ordenador especializado que permite a los clientes y usuarios de un banco manejar su dinero.

Parecerá poco, pero según la ATMIA o Asociación de Industrias de Cajeros Automáticos hay unos 3.5 millones de cajeros automáticos operativos en el mundo.

Encontramos cajeros automáticos no solo a las afueras o interiores de un banco, sino también en supermercados, gasolineras, tiendas por departamento, centros comerciales, hoteles, aeropuertos, terminales terrestres, incluso al aire libre en plazas o parques.

Su sola presencia nos brinda conveniencia, seguridad y la posibilidad de disponer de efectivo las 24 horas, todos los días. Aún en tiempos actuales son indiscutibles las ventajas del uso de los cajeros automáticos.

Para acceder a sus servicios requieres tan solo de tu tarjeta de débito, crédito o tarjeta ATM y en algunos países tan solo tu huella dactilar.

Te puede interesar: ¿Cómo retirar dinero de un cajero automático (ATM)?

Historia de los cajeros automáticos

Hacia junio de 1960 se presenta por primera vez en los Estados Unidos de manos de Luther George Simjian un dispositivo denominado “Bankograph”. Su avanzado mecanismo permitía procesar depósitos en sobres aceptando monedas, efectivo y cheques.

Quizás se adelantó demasiado a su tiempo pues el Bankograph fue instalado por el New York Bank en 1961 y debió ser retirado seis meses después por la poca aceptación del público.

Fue en 1962 cuando Adrian Ashfield propuso y patentó la idea de un “controlador de acceso” una tarjeta que combinara una clave con la identidad del usuario, originalmente para dispensar gasolina en Reino Unido.

En 1966 se presenta en Japón la “máquina de préstamo informático” un dispositivo que dispensaba efectivo a partir de una tarjeta de crédito cobrando el capital a tres meses al 5% de interés anual.

El primer cajero automático exitoso fue concebido por la empresa “De La Rue” especializada en máquinas contadoras de billetes, de manos de John Shepherd-Barron.

Se instala por primera vez en Londres en junio de 1967 en la agencia Enfield Town del Barclays Bank.

Era tal el miedo y misticismo acerca del éxito del ATM que debió contratarse al actor y comediante británico Reg Varney para que manipulara la máquina en pleno acto de inauguración.

De allí proviene el legado de los 4 dígitos del PIN o “Personal Identification Number” según nos cuenta la Bbc.com.

Para entonces la carrera por desarrollar el primer ATM fue tan agresiva que la máquina “De La Rue” venció a los dispositivos suecos de la compañía Metior's machine y al sistema Chubb MD2 de Smith Industries por 9 y 30 días respectivamente.

Sin embargo la versión Sueca (Swedish) que entró en operaciones en mayo de 1968 se considera el primer cajero automático en línea del mundo.

El primer cajero automático en EEUU

Un cajero automático hecho por la Metior's Machine aparece en Sídney en 1969 fue el primer ATM en ser instalado en el continente oceánico. La máquina solo dispensaba 25 dólares australianos por vez.

La versión sueca caló en España, en enero de 1969 fue instalado en Madrid por el Banco Español de Crédito (hoy banco Santander) dispensaba 1,000 pesetas, entre 1 a 5 billetes por persona.

No fue sino hasta el 2 de septiembre de 1969, que el Chemical Bank (hoy fusionado con el JP Morgan Chase) instaló el primer cajero automático en los EE. UU. En su sucursal en Rockville Center de Nueva York.

Te puede interesar: ¿Qué pasa con una tarjeta dejada en un cajero automático?

Componentes de un cajero automático

Para Circuitstoday.com un cajero automático es el ensamble de dos componentes de entrada y cuatro de salida.

Los dos componentes de entrada del ATM están representados por:

  • El sistema de reconocimiento de la tarjeta o lector de tarjeta que reconoce la información ya sea del chip de la parte delantera o de la banda magnética en la parte posterior y la transfiere a un procesador host.
  • El teclado como dispositivo que recoge la información y opciones seleccionados por el usuario.

Los dispositivos de salida de un cajero automático ATM pueden ser:

  • Un monitor CRT o incluso una pantalla LCD en la que se muestran opciones, menús y otros datos a solicitud del cliente.
  • Una impresora térmica para recibos o comprobantes.
  • El dispensador de efectivo que viene siendo el sistema mecánico central del cajero automático, de cara al cliente es solo la ranura por la que recibe los billetes.
  • Un altavoz que puede proporcionar audio y retroalimentación.

Te puede interesar: ¿Cómo conseguir un cajero automático para mi negocio?

Partes de un cajero automático

Más allá de los componentes de entrada y salida de un dispositivo ATM hay toda una serie de mecanismos, software que se opera mediante un hardware representado por:

  • Una unidad de procesamiento central o CPU que controla la interfaz del usuario y los dispositivos de entrada y salida.
  • El lector de chip y de banda magnética como unidad que reconoce la tarjeta.
  • Un teclado de PIN o táctil para cifrado generalmente del tipo calculadora.
  • Procesador criptográfico seguro, un dispositivo clave en la confidencialidad y seguridad de la operación.
  • La pantalla para el despliegue de la información.
  • Botones funcionales o pantalla táctil utilizada para seleccionar los diversos menús durante la transacción.
  • La impresora de matriz o térmica que genera estados de cuenta y comprobantes.
  • La casetera y su bóveda que almacena y resguarda las partes del ATM de acceso restringido.
  • Cámaras de seguridad que graban el desarrollo de cualquier transacción.  
  • Sensores e indicadores alternativos, como sistema de reconocimiento biométrico, micrófonos y altavoces.  

En la última década, los ATM han distado de las primeras arquitecturas especializadas y se han acercado la arquitectura del hardware de un computador personal por sus bajos costos. Así los micro-controladores, circuitos integrados y otros componentes electrónicos se asemejan más a los de un ordenador.

Actualmente es muy común ver las conexiones USB para periféricos, comunicaciones Ethernet e IP, y uso de sistemas operativos de computadoras personales integrados a un cajero automático.

Te puede interesar: Componentes de una máquina expendedora

En términos simples ¿Cómo funciona un cajero automático?

Te acercas a un cajero automático, introduces tu tarjeta de débito, tecleas tu PIN de seguridad de 4 dígitos, seleccionas la cantidad, esperas unos segundos y recibes tu dinero por la ranura. Ese proceso es conocido por cualquiera.

Pero lo que ocurre dentro de la máquina es del conocimiento quizás tan solo de los fabricantes. El BBVA español explica el funcionamiento de un cajero automático en lenguaje muy sencillo.

Detrás del proceso del ingreso de la clave, la solicitud de la cantidad específica, el conteo y la recepción del efectivo hay la correcta sincronía y engrane de unos 400 pequeños componentes que en siete pasos internos te dispensan el efectivo como fin primordial de un cajero.

  • Primero tecleas la cantidad requerida o la elijes de un panel o pantalla.
  • El cajero vía red corrobora que dispongas del efectivo en tu cuenta, existiendo tal disponibilidad se autoriza la operación.
  • Bandejas dispuestas con billetes en la bóveda activan el mecanismo dispensador.
  • Un complejo sistema de engranes toma cada billete de la casetera de cierta denominación, en EEUU la mayor parte de los billetes dispensados son de USD 10 y USD 20.   
  • Un sensor óptico escanea y comprueba tanto la cantidad como la validez de los billetes.
  • Estos son conducidos vía ranura a través de un compartimiento que entrega el efectivo solicitado.
  • Una impresora matricial o térmica imprime el comprobante si el cliente así lo solicita luego de lo cual, se desconecta la sesión.    

Pasos que se suceden en cuestión de segundos. Los cajetines o casetes que guarda el dinero pueden contener hasta 3000 billetes, es por ello, que deben cumplirse elevadores estándares de seguridad.

No dejes de leer: ¿Cómo comprar un cajero automático?

Las conexiones de un cajero automático

Hay dos formas en las que un cajero automático se conecta con un servidor principal: El acceso telefónico común o la “línea arrendada”.

Todo dependerá del tráfico que soportará el equipo, el proveedor de internet y el tipo de procesador host.

El procesador host es necesario para que el cajero automático pueda conectarse y lograr interacción con la persona que solicita el efectivo.

El proveedor de servicios de Internet (ISP) también desempeña un papel importante. Actúa como la puerta de entrada a redes intermedias y la central bancaria.

Un ATMLeased Line” o de línea arrendada trabaja con una conexión telefónica punto a punto de 4 hilos que ayuda a conectarla con el procesador central.

Estos tipos ATM se prefieren en lugares con alto volumen de usuarios. Se consideran de alta gama y sus costos operativos son altos.

Los cajeros automáticos de acceso telefónico solo tienen una línea telefónica común conectada a un módem y un número asignado. Por tratarse de una conexión normal su costo de instalación es bajo y sus costos operativos son solo una fracción del ATM Leasing Line.

Datos de los cajeros automáticos que quizás no conocías

En marco del 50 aniversario de la llegada de los cajeros automáticos Atmmarketplace.com presentó una reseña con los 50 datos poco conocidos sobre los ATM entre los cuales destacan:

  • Un factor determinante para la instalación de los primeros ATM en Londres hacia 1968 fue la presión de los sindicatos de empleados para acabar con la jornada laboral del sábado.
  • Los primeros precintos de papel que imprimían los ATM eran impregnados con carbono 14, el mismo isótopo radioactivo utilizado para la datación por carbono.
  • El segundo cajero automático del mundo se instaló en Suecia, pocos días después del cajero automático Barclays.
  • Para 1971, solo 11 bancos de EEUU presumían de tener cajeros automáticos.
  • En 1975, Dahl's Foods, con sede en Iowa, fue la primera tienda de comestibles en instalar cajeros automáticos.
  • Los primeros cajeros multifuncionales aparecen en 1984.
  • Es hasta 1997 que el Canadian Imperial Bank of Commerce lanza el primer ATM con conexión de internet.
  • En 2004 Afganistán; Laos; Irak; Vietnam; Kazajstán, Guyana y Somalia, aún no tenían cajeros automáticos. En el caso de Somalia se instala el primer ATM apenas en 2014.
  • Se considera que el ATM con ubicación más remota en el mundo se encuentra en la estación Mc Murdo en la Antártida.
  • Solo 63% de los estadounidenses que poseen cuenta bancaria visitan un ATM al menos una vez al mes, mientras que en Reino Unido ese porcentaje es cercano al 90%.
  • En EEUU el valor promedio de retiro en un cajero automático ronda los USD 120; en otros países es apenas la mitad.
  • En 2013 China superó a EEUU en instalaciones de cajeros automáticos agregando 105,000 unidades en ese año.
  • El promedio de ATM por persona en el mundo es de solo 4.5 por cada diez mil habitantes.

Se espera que para el 2021 existan 4 millones de cajeros automáticos operativos en todo el mundo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.