Comunicación ascendente efectiva

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 29, 2018

La comunicación descendente es importante para dictar los lineamientos al personal: coordinar esfuerzos individuales y trabajo en equipo orientando hacia el logro de los objetivos y metas.

No obstante, el otro sentido de la comunicación, es decir la comunicación ascendente, permite conocer las expectativas de los empleados, sus impresiones respecto al trato directo con los clientes, procesos y actividades medulares, así como brindar la debida retroalimentación.

De modo que la comunicación ascendente garantiza que los empleados sean escuchados y que las tareas sean realizadas a tiempo; asimismo, proporciona una vía para la retroalimentación certera, ayudando a mantener el mismo tono y una visión común a todos los niveles de la estructura organizativa.

Por ello, ambos sentidos de la comunicación en las organizaciones son igualmente importantes.

A continuación, se explica la definición y beneficios de una comunicación ascendente efectiva.

Te puede interesar: La importancia de la comunicación eficaz en el lugar de trabajo

¿Qué es la comunicación ascendente?

La comunicación ascendente es aquella que fluye desde los empleados hacia sus superiores en la organización y se materializa mediante herramientas de comunicación organizacional como reuniones de trabajo, comunicaciones directas, encuentros formales e informales, e incluso, instrumentos como encuestas de percepción, grupos focales o simples buzones de sugerencia.

El sitio Thebusinesscommunication.com brinda un par de definiciones de comunicación ascendente, en donde señala que ésta consiste en un tipo de comunicación vertical que fluye de los subordinados a los superiores en cada uno de los niveles de la jerarquía organizacional. “La comunicación ascendente permite que la información escale desde el nivel inferior al nivel superior de la empresa”, señala.

Para que la comunicación en cualquier sentido sea efectiva, debe asegurarse la comprensión del mensaje mediante una debida retroalimentación. De manera que empleados y superiores deben procurar en todo momento receptividad, confianza, respeto y otras habilidades humanas.

Ser consecuente y fomentar la retroalimentación de manera positiva ayudará a las personas a sentirse cómodos expresando sus ideas; ante ello, la dirección debe involucrar a sus empleados en el proceso de toma de decisiones, promoviendo la comunicación ascendente. Una política de puertas abiertas, por ejemplo, alentará a los empleados a dar su aportación.

La comunicación ascendente se manifiesta de diferentes maneras:

  • Las reuniones de persona a persona son un tipo de ella.  Por ejemplo, si un empleado se encuentra con el gerente para discutir cuestiones relacionadas con el trabajo, la comunicación ascendente se manifiesta entre dos personas.
  • Las encuestas y los grupos focales son otro tipo común. Por ejemplo, las encuestas de percepción pueden ser propiciadas por la directiva para recoger impresiones de los empleados en distintos aspectos, mientras que los grupos focales, seleccionan individuos de diferentes departamentos para responder y discutir determinados asuntos o problemas específicos.

Te puede interesar: Comunicación y estructura organizacional

Beneficios de la comunicación ascendente

La comunicación ascendente efectiva asegura que las comisiones, proyectos y tareas sean llevados a feliz término. El empleado reporta al supervisor, el supervisor reporta al gerente y el gerente reporta a los directores, lo cual mantiene un alto grado de efectividad y productividad pues cada persona se mantiene al tanto de lo que se lleva a cabo y los progresos.

Una comunicación de este tipo ayuda a prevenir que la plana ejecutiva o directiva se desconecte de los detalles que hacen que la organización avance sin problemas.

Asimismo, proporciona retroalimentación, misma que ayuda a mejorar el desarrollo organizacional y a alentar cambios positivos; los empleados que son alentados a proporcionar retroalimentación se sienten respetados, con voz en la forma en que se hacen las cosas y en la manera en que se puede mejorar la compañía.

La retroalimentación proporciona a la dirección una percepción acertada de cómo la gente de la organización se siente respecto a diferentes aspectos de la compañía; recordemos que son los empleados quienes se encuentran directamente involucrados con los procesos y clientes.

El sitio Thebusinesscommunication.com señala una serie de ventajas de la comunicación ascendente:

  • Enriquece los procesos de planificación
  • Es un valioso recurso para promover nuevas ideas y sugerencias
  • Cuando el personal de niveles inferiores se siente escuchado y sus iniciativas tomadas en cuenta, se sentirá motivado y comprometido
  • Fomenta un liderazgo participativo y un clima laboral agradable
  • Crea el espacio para el trabajo colaborativo y la comunicación interdepartamental
  • Permite que los superiores tomen decisiones con base en diferentes puntos de vista, bajo una visión holística o de 360 grados
  • Fomenta un ambiente de confianza y compromiso

No debe confundirse la comunicación ascendente con un vacío de autoridad o autonomía que fomente la indisciplina, el exceso de confianza y la adulación; por ello, la objetividad, sutileza, respeto, coherencia, entre otros elementos de la cultura empresarial, deben guiar a la gerencia en la suma de iniciativas hacia el logro de los objetivos de la empresa.

No dejes de leer: Estrategias efectivas de comunicación empresarial

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.