¿Qué características hacen a un líder democrático?

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 14, 2018

Hablamos de liderazgo democrático cuando la gestión de un líder se enfoca en la participación del grupo, la sinergia, el respeto y la colaboración permanente de los seguidores en la consecución de las metas.

Según la Universidad de St. Thomas, el liderazgo democrático tiene varias designaciones entre las cuales se encuentran:

  • Liderazgo Participativo
  • Liderazgo compartido
  • Gestión de libros abiertos
  • Toma de decisiones participativa
  • Estilo de gestión democrática
  • Gestión colaborativa.

El liderazgo democrático participativo, imprime compromiso y responsabilidad tanto en el líder como en sus seguidores. Pues una de las características del liderazgo democrático es el logro de las metas gracias a la participación y reconocimiento de la labor del equipo.

A diferencia de un líder autocrático, el líder democrático fomenta la participación y comparte responsabilidades, motiva, comunica asertivamente y convierte un grupo de personas en un verdadero equipo de talentos.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de un estilo de liderazgo profesional dentro de una organización?

Definición de liderazgo democrático

El liderazgo democrático, también conocido como liderazgo participativo. Es un estilo de liderazgo basado en el conceso, la apertura para la dirección de un equipo en función de unas metas.

Según el sitio leadership-toolbox.com, el líder democrático fomenta la comunicación, motiva, alienta a los miembros de su equipo a aportar, a compartir sus ideas, luego sintetiza todos esos aportes y el juicio propio para la toma de las mejores decisiones posibles.

Una definición clara y formal de liderazgo democrático, según la Universidad de St. Thomas, fue ofrecida en 1994 por el profesor John Gastil en su artículo titulado "Definición e Ilustración del Liderazgo Democrático." El profesor Gastil resume liderazgo democrático como:

"La distribución de la responsabilidad entre los miembros de un equipo de trabajo, empoderar, delegar y ayudar al proceso de toma de decisiones colegiadas".

No debe confundirse un estilo de liderazgo democrático participativo con un estilo "laissez-faire" de liderazgo, conocido como el “dejar hacer” o estilo de no intervención en la gestión del equipo.

No dejes de leer: 5 tipos diferentes de estilos de liderazgo

¿Cómo actúa un líder democrático?

Un verdadero liderazgo democrático toma en cuenta todas las opiniones, apoya el proceso de toma de decisiones basado en el aporte de los demás y comparte la responsabilidad por igual.

Un líder democrático pondrá gran énfasis en permitir una verdadera participación al momento de tomar decisiones. La mayoría de los líderes democráticos comparten características comunes, lo que hace que el sistema de colaboración de la democracia funcione eficazmente.

Veamos otras características o rasgos asociados a un líder democrático.

La búsqueda genuina de la opinión de otros

Un líder democrático fomentará y buscará de forma genuina la participación de otras personas en el grupo.

El líder participativo, promoverá activamente el intercambio de ideas, de modo que todas las personas con diferentes niveles de conocimientos y habilidades puedan exponer sus puntos de vista.

Una gestión colaborativa-participativa estimula y reconoce la participación, respeta la opinión de otros y le da peso en la consideración para tomar una decisión definitiva.

Delegar tareas de forma efectiva

Así como un líder democrático es capaz de recoger todas las ideas propuestas en una discusión grupal abierta, una gestión colaborativa también delega eficazmente tareas a las personas que mejor puedan realizarlas. Por lo que un líder participativo conoce y confía en su equipo de trabajo.

El verdadero líder identifica las fortalezas y debilidades de cada persona en el grupo y ser capaz de confiar responsabilidades sobre la base de esa información.

El objetivo de un líder participativo es sacar lo mejor de cada miembro del grupo para que el resultado sea más exitoso.

Seguidores de confianza

Un líder democrático tendrá seguidores de confianza, o la capacidad de ganar adeptos, que lo respeten y admiren. El líder construye lazos de confianza en su grupo y fomenta valores entre ellos respeto y sinceridad.

Él influirá en sus seguidores; quienes confiarán y valorarán sus decisiones, escuchando lo que tenga que decir, habrá un entendimiento mutuo y a menudo acudirán a él para conocer su opinión sobre algún asunto serio.

Ofrecer ayuda y orientación

Los miembros del equipo a menudo acuden al líder democrático en busca de ayuda y orientación sobre un tema, ​​la que él, naturalmente, va a ofrecer.

El líder a menudo es atento, amable, accesible y confiable. El objetivo del liderazgo democrático es ayudar a otros a encontrar su propio potencial y utilizar sus habilidades de manera efectiva, y también animar activamente a otros a ser líderes.

No dejes de leer: Diferentes estilos de supervisión de los administradores

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.