¿Pueden acceder a mi cuenta bancaria con el número de cuenta y el número de ruta?

Un número de cuenta es un número único que se asigna a tu cuenta bancaria, sea una cuenta corriente o una cuenta de ahorros, para poder identificarla; normalmente constan de 8 a 12 dígitos diseñados con cierta complejidad, en un esfuerzo por proteger tu cuenta de ladrones de identidad y otras actividades fraudulentas. El número de ruta es un número de nueve dígitos, asignado por la Asociación Americana de Banqueros (ABA por sus siglas en inglés) en Estados Unidos a cada institución financiera, para identificar de cuál de ellas proviene un pago.

Compartir tus datos personales puede ponerte en riesgo de fraudes.

Acceso ilegal a una cuenta bancaria

Una persona puede acceder a tu cuenta bancaria con tu número de cuenta y el número de ruta. El ladrón de identidad o estafador experimentado puede reunir suficiente información para acceder a tu dinero o crear una cuenta ficticia utilizando tu información, como tu número de seguro social o tu fecha de nacimiento. El robo de identidad es un peligro al que todos estamos expuestos, en todos los tipos de cuentas y en donde todos tenemos que aprender a como cuidarnos.

Importancia de tu número de cuenta

El número de tu cuenta de cheques consta normalmente de los últimos ocho a 12 dígitos de la serie de números que están en la parte inferior izquierda de tus cheques y se supone que debe tener cierto grado de dificultad para evitar que dos cuentas tengan el mismo número.

El contenido principal que viene impreso en los cheques es el número de tu cuenta bancaria y el número de ruta impresos. También pueden tener tu nombre, dirección y número de teléfono e incluso algunas personas deciden que también venga impreso su número de licencia de conducir. Toda esta información junta le facilita a un estafador experimentado llevar a cabo sus actividades fraudulentas, por lo que siempre hay que buscar proteger las cuentas bancarias.

Importancia del número de ruta

En general, el número de ruta que se encuentra en tus cheques no es tan confidencial como tu número de cuenta, ya que es un número de nueve dígitos que identifica y es asignado a cada banco; por lo tanto, es información pública. Como quiera, en manos de la persona equivocada podría poner a tu banco en riesgo como consecuencia de actividades fraudulentas, como la impresión de cheques de caja falsos.

Aunque los estafadores pueden hacer mal uso de los números de ruta de los bancos, tu cuenta bancaria personal generalmente está segura, a menos que también conozcan tu número de cuenta.

Precauciones sobre tus datos bancarios

Con el creciente número de personas utilizando la banca en línea, la posibilidad de que un individuo acceda a tu cuenta bancaria con tu número de cuenta y el número de ruta, aumenta. Aunque canceles un cheque, es preferible triturarlo o romperlo en pedazos pequeños antes de desecharlo y podrías querer hacer lo mismo con cualquier talonario después de que hayas utilizado el último cheque. Los estados de cuenta también es importante guardarlos en un lugar seguro.

Los bancos aconsejan nunca proporcionar la información de tu cuenta bancaria por teléfono o por correo electrónico. Si recibes un correo donde te solicitan que envíes a una dirección de correo electrónico los datos personales relacionados con tu cuenta, llama directamente a tu banco para verificar que ellos te lo hayan enviado, porque la mayoría de las instituciones financieras nunca te pedirán verificar tus números de cuenta u otra información personal mediante correo electrónico.

Si guardas información financiera en tu dispositivo personal, asegúrate de proteger tu nombre de usuario y la contraseña. Guarda estos datos en un lugar seguro o memorízalos y no los anotes en ningún lado.

×