Cómo hacer transferencias bancarias en línea desde casa

Una transferencia en línea o electrónica es uno de los modos más rápidos de enviar dinero a otra persona o compañía, debido a que la transferencia se realiza entre dos cuentas de banco. Los bancos dividen las transferencias en línea entre dos tipos: locales e internacionales. Por ejemplo, una transferencia electrónica local envía dinero desde una cuenta perteneciente a un banco de Estados Unidos hacia otra cuenta también perteneciente a un banco de Estados Unidos. Una transferencia en línea te permite enviar dinero a alguien para que le llegue el mismo día o, a lo sumo, al día siguiente.

Obtén la información concerniente a la cuenta de banco que recibirá la transferencia, incluyendo el código de la sucursal de la cuenta receptora, su ubicación de ciudad y estado, el número de la cuenta a la que el dinero será transferido y el nombre de la cuenta receptora.

Visita tu banco para pedir una transferencia en línea. A menos que tengas previamente una clave o PIN para que el banco tome peticiones de transferencias por teléfono, debes ir al banco o a la sucursal bancaria para iniciar la transferencia. Para autorizar futuras transferencias por teléfono, primero debes ir al banco para configurar una autorización de transferencia.

Entrega la información de la cuenta receptora (recogidos en el paso 1) al empleado del banco encargado de la transferencia electrónica, además de entregar la cantidad de dinero que quieres que sea transferida. También debes completar un formulario de solicitud de transferencia en línea o verificar que el formulario llenado por el empleado del banco esté correcto. Pregunta cuándo se espera que la transferencia sea completada.

Verifica con la parte receptora y con tu banco que la transferencia electrónica fue realizada.

×