¿Cómo puedo recuperar el dinero de una orden de cobro que no utilicé?

Los bancos trabajan con los giros postales del mismo modo que con el efectivo, ya que según las leyes bancarias federales, los giros son tratados como artículos para ser pagados a futuro y no un depósito que se mantiene fijo. Cuando haces la compra de un giro postal, debes hacerla con dinero en efectivo o con una transferencia de fondos electrónica, pero normalmente no puedes obtener un reembolso en caso que decidas no utilizarlo. Sin embargo, existen algunos bancos y vendedores que ofrecen reembolsos reales, teniendo así todavía la oportunidad de obtener tu dinero de regreso al negociar el giro postal en tu banco.

Sigue leyendo: Cómo reembolsar un Money Order

Escribe tu nombre en la línea del beneficiario del giro postal si no lo has completado todavía. Gira el dinero y firma con tu nombre en la primera línea al dorso. Si el giro postal lo hiciste con el nombre de otra persona, entonces al dorso debes colocar "Dinero no utilizado para los fines previstos" y luego tu firma.

Lleva el giro postal hasta tu banco. Deberás completar una ficha de depósito. Escribe la cantidad del giro postal en la parte de adelante de la ficha para hacer el depósito debajo de la sección "Control" y escribe la misma cifra que figura en la sección "Depósito total".

Entrega tu giro postal y el comprobante de depósito al cajero. Muéstrale al cajero una forma de identificación oficial que poseas, como la licencia de conducir o el pasaporte para comprobar que pagaste el giro postal. Toma tu recibo. Deberías tener acceso al dinero al siguiente día hábil.

×