x

Cómo interpretar una tasa de margen operativo

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 29, 2018

El objetivo básico financiero de todo negocio es generar resultados satisfactorios para sus dueños. Y a la hora de medir los resultados, nada mejor que el estado de resultados y el estado de flujo de efectivo para determinar la eficiencia de la gestión financiera.

El estado de resultados muestra los ingresos por ventas alcanzados, los costos directos, el resultado o beneficio bruto (también llamado ingresos brutos), los gastos administrativos generales y de ventas, el resultado o beneficio operacional, otros ingresos y egresos no operativos, y en la última línea, el beneficio o ingreso neto.

El principio del devengo o causación rige el momento en que se reconocen y se causan ciertas operaciones, especialmente los desembolsos vinculados a un ingreso, proyecto o inversión. Existen partidas que se reportan en el estado de resultados afectando el margen neto, sin que realmente representen un egreso o erogación de fondos actuales para la empresa, razón por la cual el análisis de resultados debe involucrar al estado de flujo de efectivo.

El margen de operación o margen operativo de una empresa es una medida de rentabilidad que la empresa puede alcanzar a partir de sus funciones básicas sostenidas.

Si bien la cifra que en definitiva importa a los accionistas es la línea de fondo (o los ingresos netos), el margen operativo puede ser un mejor indicador del potencial de beneficios a largo plazo, pues no se encuentra afectada por partidas extraordinarias ni egresos financieros de tipo no recurrente.

Tanto la dirección, especialmente el departamento de finanzas y alta gerencia, incluyendo el director ejecutivo o CEO y el consejo de administración, así como los inversionistas externos deben prestar una especial atención al margen de explotación.

A continuación explicamos una definición de margen de operación y cómo interpretarlo.

No dejes de leer: Beneficio neto vs beneficio operativo

¿Qué es el margen operativo?

El margen operativo contrasta el resultado o beneficio operativo respecto al total de ingresos. Es decir, es una medida de la proporción de los ingresos restantes o remanentes luego de deducir los costos directos, así como gastos administrativos, generales y de ventas.

El sitio ccdconsultants.com comenta que el margen operativo es un medidor de la estrategia de precios y la eficiencia operacional, ofreciendo una estimación de cuánto gana la empresa en sus operaciones normales, sin afectación por intereses e impuestos.

Por su parte, Investopedia.com explica que el margen de explotación o margen de operaciones es un medidor del beneficio que obtiene la empresa por cada dólar de ventas, luego de pagar costos y gastos como mano de obra e insumos directos, justo antes de intereses e impuestos.

Te puede interesar: ¿Cómo calcular el margen de contribución por unidad y en total?

¿Cómo calcular el margen operativo?

Llegamos al margen de operación, partiendo de las ventas totales y deduciendo todos los costos de operación, incluyendo el costo de ventas, costos de publicidad y promoción, salarios del personal y todos los gastos asociados a las operaciones en curso de la empresa.

Ten muy presente que los únicos gastos que no se deducen de los ingresos por ventas en el cálculo del margen de explotación son los gastos de intereses, impuestos e ingresos, y gastos imputables a partidas extraordinarias o ingresos no operacionales.

Las partidas extraordinarias incluyen los gastos o ingresos como la venta de un activo, rendimientos por inversiones especulativas, costos legales y todas las otras actividades que no se espera que ocurran con frecuencia.

  • La cifra a la que se llega una vez que se han deducido todos los gastos pertinentes al giro del negocio es el resultado de explotación, también llamado beneficio en operaciones o utilidad operacional
  • Divide el resultado de explotación por las ventas para llegar al margen operativo
  • Deduciremos los impuestos, ingresos y gastos por intereses, las ganancias o pérdidas extraordinarias de la utilidad de operación para obtener el ingreso neto
  • El ingreso neto es el beneficio neto final y representa la cantidad de dinero que la empresa dispone para retribución de los accionistas, toda vez que ha cumplido compromisos de intereses e impuestos
  • Divide el ingreso neto por ventas para llegar al margen de beneficio neto

¿Cómo interpretar un resultado de margen operativo?

Mientras mayor sea el margen operativo más rentable resulta ser el negocio. Al respecto, el sitio investinganswers.com aclara que la importancia del margen operativo radica en su capacidad para medir la eficiencia operacional.

El margen de operaciones resulta muy útil para comparar a la empresa con sus competidores y con resultados de años anteriores; es imposible concluir cuál es el margen de operación saludable a menos que la cifra se considere dentro del contexto del panorama competitivo.

Cada sector o industria posee un potencial de beneficio diferente, por lo que el mejor criterio de comparación del margen de operación son los competidores, o en su defecto, la empresa en distintos períodos. Ten la previsión de no buscar el margen de operación en el aislamiento; mientras que una empresa puede tener un margen más pequeño, podría compensarlo con un elevado volumen de ventas.

Por ejemplo, un fabricante de automóviles estándar no puede obtener un montón de dinero de cada coche vendido, y por lo tanto tiene un margen de operación bajo, pero disfruta de una cuota de mercado importante generando un volumen de ventas tal que le permiten generar significativas ganancias.

Un fabricante de lujo más pequeño, con un margen operativo impresionante, por otro lado, podría vender sólo muy pocos autos y una ganancia neta en términos monetarios puede resultar limitada y de abruptos cambios.

La clave más importante sobre el desempeño de la empresa se ​​puede encontrar mediante la comparación del margen operativo respeto al margen de utilidad neta.

Si el ingreso neto es menos de la mitad del margen de explotación, la empresa está dejando una importante suma en los gastos por intereses, impuestos o partidas extraordinarias que merecen revisión.

Aunque las operaciones básicas se manejen con eficiencia, estos otros gastos no se gestionan adecuadamente y es el departamento de finanzas quien debe hacer un mejor trabajo. Si el margen neto es mayor que el margen de explotación, la única explicación es una ganancia de partidas extraordinarias, como una venta rentable de una patente o de bienes raíces.

Algo que también debe ser advertido, pues se trata de un excedente que no será recurrente, es esa rentabilidad actual que no tiene continuidad, ya que es en parte debido a las actividades no básicas y no debe formar parte de las proyecciones futuras.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.