Cómo calcular el flujo de efectivo operativo

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 27, 2019

Conocer -y comprender la importancia- del flujo de caja operativo es vital para la toma de decisiones y la evaluación anual de la salud financiera de tu empresa. De hecho, más del 80 % de las compañías de Estados Unidos que registran un flujo operativo deficiente fracasan a corto, mediano o largo plazo.

Pero, ¿de qué estamos hablando exactamente? ¿Qué es el flujo de caja de operaciones? ¿Cómo podemos calcularlo? ¿Cuáles son las actividades operativas? Descubre la respuesta a todas estas preguntas y mejora las finanzas de tu negocio.

Sigue leyendo: ¿Cuáles son los componentes clave de un estado de flujos operativos?

¿Qué es el flujo de caja de operaciones?

El flujo de caja operativo es una métrica que muestra la cantidad de dinero que ha recibido una empresa por el desarrollo de su actividad económica. Este cálculo está limitado solo a los ingresos relacionados con la fabricación, venta o prestación de servicios. Ingresos pasivos, como las inversiones y depósitos a plazos no se incluyen en las estimaciones porque lo que se desea descubrir es la rentabilidad de la actividad comercial de la compañía.

Además de detallar el ingreso de dinero, el flujo de caja de operaciones registra la cantidad de transferencias dentro y fuera de la empresa, en palabras más simples, de dónde viene y hacia dónde va el dinero. Por tanto, le permite analizar de forma eficiente la liquidez y solvencia económica; prever expansiones de operaciones a futuro; proponer el lanzamiento de nuevos productos o servicios; aumentar los sueldos y remuneraciones o pagar los dividendos a los accionistas.

Cuando el flujo de operación es positivo, demuestra que la empresa se encuentra en crecimiento y que su actividad comercial prospera cada día. En cambio, si el flujo de operación es negativo, es una clara muestra de problemas financieros, ya sea a causa de una planificación deficiente o de poca demanda en el mercado.

Esta métrica forma parte de los tipos de flujo de caja que existen en el sector de las finanzas.

Podría interesarte: Definición de flujo de caja positivo y negativo

¿Cuáles son los tres tipos de flujo de caja?

Cuando hablamos de los tipos de flujo de caja, nos referimos a los siguientes:

  1. Flujo de caja operativo, que refleja las salidas y entradas de dinero; como los ingresos por ventas o los pagos de materia prima, por ejemplo.
  2. Flujo de caja de inversión, que muestra los ingresos y egresos de un negocio por concepto de inversiones: cobros por activos no corrientes o certificados a plazo.
  3. Flujo de caja financiero, que se limita a los ingresos por la emisión de nuevas acciones o los gastos por el pago a los accionistas.

¿Cómo se presenta el flujo de operación?

El flujo de operación se presenta en un estado financiero en compañía de otros importantes para la empresa, como el balance general y el informe de resultados. Según lo expuesto por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad y el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera, existen dos enfoques diferentes para presentar la información de un flujo de caja operativo: el método indirecto y el método directo. Sin embargo, se recomienda utilizar el enfoque directo porque presenta resultados más exactos.

Método directo para calcular el flujo operativo

Cuando una empresa trabaja con el enfoque directo, obtiene la medida de flujo de caja operativo usando los ingresos totales como base, ya sean semanales, bimensuales, trimestrales, semestrales o anuales. A estos ingresos se le deduce el costo total de los gastos generales y operativos.

Más sobre este tema: Método de flujo de caja directo e indirecto

¿Cómo obtener el flujo de efectivo anual?

Se puede obtener el flujo de efectivo anual aplicando cualquiera de las siguientes fórmulas:

Flujo de operación = fondo de operaciones + cambios en el capital de trabajo

Flujo de operación = utilidad neta +/- depreciación y amortización +/- ajustes a la utilidad neta +/- cambios en cuentas por cobrar +/- cambios en pasivos +/- cambios en inventarios +/- cambios en otras actividades operativas

Los aumentos en los activos se restan, mientras que la disminución se suma. En el caso de los pasivos, sucede lo contrario.

Si después de hacer el cálculo notas que tu empresa no está obteniendo suficiente dinero por sus ventas y operaciones, tendrás que buscar nuevas fuentes de ingreso, al menos de forma temporal. Otra solución es pedir una financiación, ya que esto resolvería momentáneamente cualquier problema de liquidez.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.