¿Qué es EBIT en los estados financieros?

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: August 23, 2018
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

EBIT son las siglas en inglés para utilidad antes de intereses e impuestos (Earnings Before Interest and Taxes) o UAII.

El EBIT es un acrónimo muy utilizado en las finanzas y la contabilidad financiera como un medidor de la rentabilidad del negocio dejando de lado la carga que representan los impuestos y el costo de la estructura de capital.

EBIT es muy similar al ingreso operativo solo de diferencian en que el EBIT puede considerar partidas no operativas, como un ingreso no recurrentes o extraordinario producto de inversiones temporales o la venta de un activo, por mencionar ejemplos.

Si algo caracteriza a las finanzas es el empleo de acrónimos y tecnicismos, por lo que comprender e interpretar el significado y la aplicación de siglas como el EBIT o EBITDA es de importancia para quien guarde vinculación o interés por el mundo financiero.

Concentrémonos en éste artículo en el significado y la forma de calcular la utilidad antes de intereses e impuestos UAII o EBIT.

No dejes de leer: ¿Qué significa el término margen de utilidad?

¿Qué es el EBIT?

Según Nasdaq.com la utilidad antes de intereses e impuestos o EBIT es una medida financiera, definida como la diferencia entre el ingreso por ventas menos los cotos de las mercancías vendidas y los gastos administrativos y generales. Bajo esta concepción el EBIT será el ingreso operativo.

No obstante debemos aclarar que el EBIT se diferencia de la utilidad o ingreso operativo por cuanto en el cálculo del primero se incluyen los ingresos operativos y no operativos antes de la deducción de intereses e impuesto a la rentas. Mientras que el segundo toma en cuenta partidas netamente operativas.

Potenciales inversionistas y acreedores hacen uso del EBIT para valorar que tan eficientes son las operaciones principales de la compañía dejando de lado partidas no operacionales, como la carga impositiva y el coste de la estructura de capital.

Al inicio del artículo mencionamos el término EBITDA, este último se obtiene sumando al EBIT las partidas que no representan una erogación en efectivo o flujo de efectivo, como lo son las depreciaciones y amortizaciones de intangibles.

¿Cómo se calcula el EBIT?

El EBIT o UAII, se puede obtener de forma descendente o de forma ascendente a partir del estado de resultados.

Para estimar el EBIT de forma descendente debemos partir de los ingresos por ventas y otros ingresos extraordinarios, restando lo correspondiente al costo de las mercancías vendidas y los gastos generales administrativos y de ventas.

EBIT = Ingresos por ventas + Ingresos extraordinarios – costo de las mercancías vendidas – gastos administrativos y de ventas.

Otra forma de estimar el EBIT de forma descendente en el estado de resultados es partiendo de la utilidad bruta y restando los gastos administrativos y de ventas.

EBIT = Utilidad bruta – gastos administrativos y de ventas.

Para myaccountingcourse.com esta fórmula de cálculo del EBIT de forma descendente, se conoce como método directo por cuanto ajusta los ingresos totales respecto a costes asociados.

Ahora bien, para calcular el EBIT de forma ascendente debemos partir del ingreso neto y sumaremos lo correspondiente a los intereses y los impuestos. Según la fórmula:

EBIT = ingreso Neto (o resultado neto) + gasto por intereses + impuestos.

Esta fórmula se conoce como el método indirecto para derivar el cálculo del EBIT. Parte del beneficio o resultado neto respaldando los gastos por intereses e impuestos.

No dejes de leer: ¿Es el margen operativo lo mismo que el margen bruto?

EBIT: algunas consideraciones prácticas

Mencionamos que el EBIT difiere del ingreso operacional, aunque esto es relativo. Para algunos casos o empresas de naturaleza simple la utilidad o ingreso operacional es el mismo EBIT. Veamos algunas situaciones.

No todas las empresas reportan de manera frecuente ingresos no operacionales o extraordinarios, como ingresos por intereses de préstamos otorgados, el cupón generado por bonos o inversiones temporales. Lo cual generalmente ocurre en empresas pequeñas, en estos casos EBIT será la utilidad operacional.

Algunas empresas por su actividad comercial consideran los ingresos financieros o ingresos por intereses como ingresos operacionales, es el caso de las empresas que extienden crédito a sus clientes constantemente como parte integral de su negocio, por ejemplo, una concesionaria de vehículos o empresas de seguro.

No existe un parámetro único para la consideración o no de partidas extraordinarias en el cálculo de EBIT, ello dependerá de la naturaleza de la partida. Un ingreso por la venta de un activo no debería incluirse en el cálculo del EBIT.

Un detalle importante respecto a la utilidad antes de intereses e impuestos más que su cálculo, es su aplicabilidad.

Un potencial inversor o acreedor tomará muy en cuenta ésta medida financiera para valorar una empresa respecto a otra y poder emitir un juicio comparativo, con mejor base que si lo realizara considerando el resultado neto.

Debemos tener claro el EBIT aparta el efecto del entorno impositivo así como el costo de las decisiones financieras, a fin de concentrarse en la capacidad del negocio para generar beneficios de sus operaciones.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images