x

Cómo cambiar el número de PIN de mi tarjeta de débito

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 29, 2019

En la economía moderna el uso de las tarjetas de débito es fundamental para realizar todo tipo de operaciones de compras, transferencias, consultas de saldos y otras relacionadas con la cuenta de ahorros o corriente que poseen las personas.

Estas tarjetas se utilizan por lo tanto en los puntos de venta de los comercios donde se compran o pagan servicios, pero también en los cajeros automáticos o Automatic Teller Machines (ATM) donde retiramos dinero en efectivo.

Lo interesante es que estas tarjetas tienen diversas medidas de seguridad para garantizar su autenticidad y la identidad de su portador a la hora de hacer cualquiera de estas operaciones. Una de las principales medidas es un Número de Identificación Personal (PIN por sus siglas en inglés) que se vincula con el microchip que posee la tarjeta en su cara anterior y que en conjunto la validan ante el sistema del banco cuando es usada.

¿Qué significa esto? Pues que básicamente el PIN es una clave sin la cual no podrás autenticarte y obtener acceso en determinados sistemas electrónicos basados en el uso de tarjetas de débito.

Lee también: ¿Qué es un número de identificación de la tarjeta de crédito?

Si alguna vez has usado un cajero automático te habrán pedido introducir el PIN de la tarjeta como primer paso. También lo usas cuando pagas en un punto de venta. Son muchos los casos donde el PIN es indispensable para usar el dinero que tienes en tu banco y que está “representado” o “es accesible” a través de tu tarjeta de débito.

Pero es posible que por alguna razón quieres cambiar este número por otro diferente al que se asignó cuando te entregaron la tarjeta por primera vez. Esto es algo muy sencillo y puedes usar dos formas, a través de un cajero automático de tu banco o directamente en la oficina de atención al cliente de tu agencia bancaria más cercana.

¿Cómo cambiar el PIN usando un cajero automático?

  1. Coloca la tarjeta de débito en el cajero automático. En la parte frontal del cajero deberás ver un diagrama o dibujo que te indicará en qué posición debes introducirla y cual ranura.
  1. El cajero automático te mostrará enseguida un mensaje pidiéndote que introduzcas el número de PIN de tu tarjeta para poder acceder a la información de tu cuenta. Esto debes hacerlo en el teclado numérico ubicado debajo de la pantalla. Debes estar atento si se te pide pulsar la tecla “Continuar” o la tecla “OK” una vez introducido este número.
  1. Tras ingresar al sistema exitosamente, se te mostrarán varias opciones en pantalla para que escojas la operación deseada. Si no aparece “Cambio de Clave” o “Cambio de PIN” entre ellas, busca una que diga “Más Opciones” en este menú principal.
  1. Selecciona "Cambiar PIN" y sigue las instrucciones para introducir un nuevo número. Generalmente se te pide introducir el nuevo PIN dos veces para asegurarse que es correcto.
  1. Selecciona "Finalizar" y recupera tu tarjeta del cajero automático con el nuevo número PIN. A partir de ahora este será el número que deberás introducir en cajeros, puntos de venta y cualquier sistema de cobro automatizado que use tu tarjeta de débito.

¿Cómo cambiar el PIN directamente en el banco?

  1. Pide hablar con un representante de cuenta en el banco o promotor bancario, según como lo llamen en tu país. Este personal es diferente a los cajeros que atienden en las taquillas y sus funciones son diversas, como abrir cuentas a nuevos clientes, procesar quejas y reclamos, entregar tarjetas de débito y crédito, tramitar solicitudes de créditos o hipotecas, etc.
  1. Explica que deseas cambiar tu número de PIN. Con toda seguridad el representante de cuenta o promotor te solicitará tus datos de identificación, ya sea cédula o carnet de identidad, número de seguro social o licencia, o cualquier otro método usado en tu país para identificarte. También deberás mostrar la tarjeta a la que deseas cambiar el PIN.
  1. Durante el proceso de cambio de PIN, el representante de cuenta accesará desde su computador el sistema del banco para verificar tus datos y hacer los cambios que estás solicitando. En algún momento te pedirá que introduzcas tu tarjeta en un lector electrónico conectado a su terminal.
  1. En ese momento, se te pedirá que introduzcas el nuevo PIN en un teclado dispuesto para este fin. Posiblemente lo deberás hacer dos veces seguidas por razones de seguridad.
  1. Una vez introducido el nuevo PIN, espera que el representante de cuenta termine de cerrar la operación en el sistema y te devuelva tu tarjeta.
  1. A partir de ese momento ya tendrás nuevo PIN, el cual usarás al momento de utilizar cajeros automáticos, puntos de venta u otro sistema basado en transacciones con tarjetas de débito.

Antecedentes del uso del PIN

El uso del PIN no es algo nuevo, pues data de la década de los años 1960. De hecho, el primer uso del PIN fue en el año 1967 en un cajero automático de una sucursal del banco británico Barclays, que instaló un sistema de cheques impregnados en un material levemente radioactivo (carbono 14), los cuales tenían un valor de 10 libras cada uno.

Para usarlo, el cliente debía retirar personalmente los cheques que necesitará en la agencia del banco, cuyo valor era descontado de inmediato de su cuenta. Estos cheques podía convertirlos en dinero en efectivo más tarde, usando el cajero instalado en esta sucursal, donde introducía cada cheque y marcaba una clave de seguridad de 4 dígitos.

Tiempo después surgieron las primeras tarjetas de crédito, que tenían en su parte frontal un número de serie grabado en relieve. Para usarlas había que hacerlas pasar por un aparato que transfería estos números a un voucher de tres capas de papel, dejando registrada la operación y sus respectivas copias para el cliente, el banco y el comercio donde se había hecho el pago.

Estos voucher requerían la firma del cliente para ser autentificados, medida que hoy en día se sigue usando junto con el chip electrónico y el PIN como las tres medidas de seguridad más usadas.

Con la introducción de la electrónica en el mundo bancario, llegó también la interconexión en redes, lo que permitió instalar cajeros automáticos en sitios muy alejados del banco principal y desde allí autorizar la entrega de dinero al cliente que lo necesitara. En estos cajeros, el PIN se introdujo como un elemento de seguridad de alto nivel que perdura hasta el día de hoy.

¿Por qué se usan cuatro dígitos en el PIN?

Durante más de 30 años las tarjetas de débito han usado un PIN de 4 dígitos, aunque los sistemas modernos permiten usar 6 y hasta 8 números si el cliente lo desea.

Realmente esto no obedece a una razón técnica, sino fue más bien una decisión personal del que se considera creador del ATM moderno, John Sheperd-Barron, quien al momento de diseñar el sistema de seguridad para validar operaciones en estos equipos pensó en usar uno basado en 6 números, como su registro militar personal.

Sin embargo, al consultarle a su esposa Caroline cuántos dígitos podría recordar con facilidad, le respondió que 4 era lo más fácil para ella (y para cualquier ama de casa o usuario común y corriente) y así quedó hecho el sistema.

Desde el punto de vista matemático, un PIN de 4 dígitos permite al usuario usar cualquier número desde el 0000 hasta el 9999, es decir 10 mil combinaciones diferentes.

¿Cómo funciona el PIN dentro del sistema bancario?

Esta clave sirve para identificarte con el sistema del banco, pues este verifica el número de PIN guardado en sus registros con el número de la tarjeta guardado en el chip electrónico de la misma y otros datos personales. Así verifica en milisegundos la autenticidad de la misma y se da por hecho que eres (o no) el titular o dueño de la misma.

La utilidad del PIN se centra en la verificación de tu identidad y el consiguiente acceso a los servicios ofrecidos por la red de tu banco. Esto te permite hacer tres cosas principalmente:

  • Realizar operaciones en cajeros automáticos.  El PIN es indispensable para accesar al sistema de tu banco a través de un cajero automático y poder retirar fondos, depósitos, hacer consultas, cambiar claves y hacer transferencias entre cuentas.
  • Para usar servicios de banca electrónica. Para poder hacer uso de los servicios basados en la web que ofrece tu banco, se te pedirá que te registres como usuario utilizando el número serial de la tarjeta de débito o crédito del cliente, junto con una contraseña o el PIN de la misma. De esta manera se puede accesar al sistema on line para hacer transferencias, consultas, imprimir estados de cuenta o incluso para hacer o ver reportes de quejas o solicitudes de servicios especiales.
  • Para pagar productos o servicios en puntos de venta. A la hora de hacer cualquier compra de productos o pago de servicios en un punto de venta se te solicitará el PIN para validar la operación y si este no es correcto el sistema rechazará la operación.

Consejos y advertencias sobre el PIN de tu tarjeta de débito

Procura mantener tu PIN como algo privado que no compartirás con nadie. Esto es especialmente válido si vas a pagar en un restaurante, supermercado, restaurante o cualquier otro local comercial. Procura ser tú mismo quien introduzca el PIN en el punto de venta y no que lo haga un empleado o desconocido al que le des ese número.

De hecho, jamás te pueden exigir que des el PIN a la hora de pagar, esto es algo que solo tú debes realizar.

Asigna un PIN a tu tarjeta difícil de adivinar. No cometas errores comunes como usar tu mes y día de nacimiento o el número de casa y calle. Otro gran error es usar combinaciones demasiado comunes como 1111 o 1234.

Te recomendamos: ¿Se considera un activo a la tarjeta de crédito?

Cambia tu PIN cada 3 meses, pero sobre todo, no delegues esto en nadie más. Puedes dirigirte a un cajero automático de tu red bancaria y usar la opción de cambio de clave en su menú o solicitar este servicio a un empleado de atención al cliente en la agencia de tu banco.

No intentes usar un PIN incorrecto más de 2 veces, pues a la tercera seguramente se bloqueará la tarjeta por razones de seguridad. Esto se hace ante la sospecha que fue robada y alguien intenta comprar cosas con ella sin tu autorización.

Si no recuerdas tu PIN, llama primero al número telefónico de servicio al cliente de tu banco, que estará impreso en la cara posterior de la tarjeta y solicita un nuevo número, el cual será generado aleatoriamente y te será enviado por mensaje de texto, correo electrónico u otra vía de contacto. Luego puedes ir a un cajero automático de tu entidad bancaria, entrar con la clave asignada temporalmente y establecer un nuevo PIN a tu gusto.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.