Cómo depositar efectivo en un cajero automático

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 29, 2018

En un día regular de trabajo es posible que sea complicado depositar efectivo en la sucursal de tu banco de forma tradicional. Aunque la banca en línea, fomentada con la masificación del internet ha descongestionado las agencias de los bancos, encontrar espacio en tu agenda para ir a una oficina bancaria y depositar dinero, requiere tiempo y a veces algo tedioso y arcaico.

Hoy disponemos de una innumerable gama de transacciones que podemos realizar de forma remota, tal como el pago y la transferencia en línea con tarjeta de crédito.

Es común recibir pagos en efectivo y seguramente querrás guardarlo de la manera más fácil y con menos inconvenientes. Esta acción es parte de la disciplina financiera recomendada, según nos explica Quicken.com: mantener tu dinero a salvo en un banco. Y es por eso que existen varias formas de perfeccionar un depósito, además de la conocida opción de depositar cheques, que elimina el traslado o llevar consigo importantes cantidades de efectivo.

Desde hace años existen los cajeros automáticos (ATM) multifuncionales que te permiten realizar depósitos, entre otras transacciones. No necesitas llevar nada más que un lápiz o lapicero ya que el cajero te facilitará los instrumentos, pues dependiendo del método que elijas, necesitarás cosas diferentes.

Te puede interesar: ¿Cómo funcionan los cajeros automáticos?

Opciones para depositar efectivo en un cajero automático

A cualquier hora del día, en cualquier día, puedes hacer uso de los cajeros automáticos multifuncionales para depositar efectivo; esto es lo que las instituciones llaman conveniencia: hacer posible el logro de una transacción por diferentes vías.

El procedimiento para depositar efectivo en un cajero automático puede variar según el banco y el tipo de ATM en el que realices tu depósito. Existen dos métodos:

  • El primero es utilizando el depósito de sobres ubicado generalmente en la parte superior del cajero. Solo necesitas llevar tu dinero en efectivo y algo para escribir (pluma); el papel o sobre te lo entregará el cajero. Puedes depositar efectivo en un cajero automático en cualquier momento, ya sea de día o de noche.
  • La otra forma posible es realizar el depósito sin sobre, como operan muchos cajeros automáticos en varios países (como México). Si no hay sobres disponibles cerca, la máquina puede ofrecer una opción de aceptar efectivo así como lo lleves.

Para poder realizarlo debes tener una cuenta bancaria y una tarjeta de débito del banco de tu preferencia. El depósito puede no registrarse hasta por dos días hábiles, dependiendo de cuándo deposites y las políticas de tu banco, así que considera que desde el momento que depositas a través de un cajero automático, puede tardar un tiempo en mostrarse el resultado.

Es importante asegurarte que el cajero donde deseas depositar esté afiliado a tu banco; busca un cajero automático de tu banco o uno que esté directamente afiliado con él para realizar la transacción. Evita realizar transacciones en ATM’s que no estén asociados con tu banco, pues los cobros de cargos y comisiones suelen ser comparativamente elevados.

Generalmente, la opción para depositar dinero no aparecerá a no ser que estés en el cajero automático correcto. La mayoría de los bancos tienen las ubicaciones de sus ATM en sus sitios web, por lo que antes de depositar, puedes comprobar cual está a una distancia más cómoda para ti.

Al llegar al cajero debes sacar un sobre de la ranura en la máquina que servirá para guardar tu dinero. Escribe tu nombre y la cantidad de tu depósito en el sobre e ingresa tu dinero al cajero.

Para el tipo de depósitos sin sobre, considera la ventaja que tardará un poco menos, ya que el banco no deberá abrir tu sobre y procesarlo pues el dinero que ingresas es contado y escaneado inmediatamente después del depósito, gracias al moderno equipamiento de la máquina.

Puedes ver en el sitio web del Bank of America ejemplos de los servicios disponibles en Estados Unidos.

Cómo usar el cajero para depósitos

  • Inserta tu tarjeta en la máquina e introduce tu número de identificación personal (PIN) para activar el sistema
  • Selecciona la opción "Hacer un depósito" en la pantalla del cajero
  • Si te lo indica, introduce la cantidad que vas a depositar escribiendo en el teclado
  • Deberás seguir los pasos para introducir los datos de tu tarjeta en el cajero automático, si depositarás con sobre; con este método es posible que el cajero no genere un comprobante de tu transacción por lo que es bueno que copies y guardes los datos cuando termines de depositar tu dinero
  • Las ranuras para ingresar billetes del cajero pueden aceptar más o menos dinero dependiendo del banco; las máquinas ATM sin sobres pueden calcular tu depósito sin tener que introducir la cantidad
  • Termina tus transacciones y si el cajero automático lo genera, no olvides recoger tu comprobante; guárdalo como prueba de tu depósito.

Recuerda que puedes hacer uso de los cajeros automáticos para depositar cheques. Te lo explicamos paso a paso en nuestros artículos relacionados.

No dejes de leer: ¿Cómo depositar dinero en una cuenta de ahorros?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.