Cómo calificar para comprar una casa como comprador primerizo

Debido a la recesión económica del 2008, comprar una casa se ha vuelto más difícil. Los bancos, decididos a no repetir los errores que los han conducido a la crisis financiera, han reducido su disposición a conceder préstamos y sólo quieren tratar con los clientes más calificados. Si eres un comprador por primera vez, puede resultarte difícil cumplir con los criterios establecidos por los bancos. Afortunadamente, hay muchas cosas que puedes hacer para calificar.

Solicita una copia del informe crediticio en www.annualcreditreport.com y revísalo para ver si hay inexactitudes. Cuestiona cualquier error con las agencias crediticias. con el fin de calificar para una buena hipoteca, necesitas que tu calificación de crédito sea lo más alta posible. Si sabes dónde estás parado en términos de crédito, podrás prepararte para comprar tu primera casa.

Ahorra para el pago inicial. Antes se exigía un pago inicial del 20 por ciento para la compra de una casa pero ahora la cantidad puede ser tan pequeña como un cinco por ciento. Aún así, el cinco por ciento del valor de una casa es una cantidad considerable, por lo que debes ahorrar tanto como puedas. Si tienes problemas para guardar dinero, prueba usar una herramienta de elaboración de presupuesto como Mint.com o el software Quicken.

Determina cuánto deseas gastar en tu casa y cuánto puedes permitirte. Estarás pagándola por los próximos 30 años, por lo cual es importante que no te sobrepases. Mira las casas en tu zona y fíjate si la cantidad que planeas gastar corresponde con la calidad de la casa que esperas. en caso contrario, considera comprar en un área donde el precio de los bienes raíces sea menor.

Precalifica para una hipoteca. Esto te permite saber que es factible debido a tu calificación crediticia y al pago inicial. Al completar este paso te asegurarás de que no te ilusionarás con una casa, sólo para enterarte después que no puedes costearla.

Busca una casa, sabiendo lo que te han aprobado para gastar en la misma. Desde ese momento, sólo debes encontrar una en la que te sientas cómodo y en la que puedas vivir en un futuro predecible.

×