Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 09, 2019

A menudo, tener una tarjeta de crédito se asocia con la libertad, credibilidad y capacidad financiera porque es una línea de préstamo otorgada por una institución que ha revisado el background del usuario. No obstante, también se relaciona con el endeudamiento desmedido, en especial si se usa de forma irresponsable. Aprende las ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito

De hecho, los ciudadanos estadounidenses pueden alcanzar un saldo deudor de casi $7.000 dólares americanos por tarjeta; una cifra que es hasta dos veces superior a sus ingresos mensuales.

Por eso, antes de solicitar o usar una tarjeta de crédito por primera vez, es importante conocer a fondo sus ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito. Esta es la mejor manera de evitar cualquier contratiempo a futuro.

Más sobre las tarjetas de crédito: Las estrategias utilizadas por las compañías de tarjetas de crédito

Ventajas de las tarjetas de crédito

Las ventajas de las tarjetas de crédito varían dependiendo del banco emisor. Algunas de ellas te darán acceso a las salas de espera más lujosas de los aeropuertos o te permitirán disfrutar de descuentos en tiendas y establecimientos afiliados. Si ya posees una -o estás pensando solicitarla- revisa los pros de las tarjetas de crédito directamente en la página web del banco emisor. Ahora compara sus características con los de esta lista y evalúa si se ajusta a lo que estás buscando:

1. Es un préstamo de dinero al instante

La tarjeta de crédito es -prácticamente- un tipo de préstamo a corto plazo. La diferencia principal con los créditos tradicionales es que, en vez de esperar a que el banco deposite el dinero en tu cuenta corriente, lo obtienes al instante.

2. En ocasiones, es una línea de crédito sin intereses

Algunas instituciones bancarias tienen promociones atractivas para darle la bienvenida a nuevos clientes, como una tarjeta de crédito sin intereses durante los primeros tres o seis meses.

3. Invierte en bienes y paga en el futuro

Si necesitas comprar un electrodoméstico o un equipo costoso -como una cámara réflex o una cocina industrial para tu tienda de pasteles- puedes distribuir el precio final de la compra en diferentes cuotas. De esta forma, no tendrás que desembolsar una gran cantidad de dinero en un solo día: puedes hacerlo en varios meses.

4. Aumenta tu expediente crediticio

El uso y los pagos de la tarjeta de crédito influyen directamente en el historial financiero de los usuarios, ya sea para bien o para mal. Si la utilizas correctamente -y haces tus pagos a tiempo- ganarás puntos y tendrás un mejor historial de crédito. Esto te servirá para pedir préstamos a futuro o disfrutar de un límite de crédito más alto.

Más del tema: Cómo obtener una tarjeta de crédito si tienes un mal historial crediticio

5. Es un medio de pago seguro

Al menos más seguro que el dinero en efectivo. Si pierdes tu tarjeta de crédito, bastará con llamar al banco emisor para pedir su desactivación. Además, las tarjetas de crédito cuentan con una protección contra los fraudes, las estafas y la adquisición de productos defectuosos.

6. Tendrás recompensas por usarla

Uno de los pros de las tarjetas de crédito que más disfrutan los usuarios son las recompensas por el uso del plástico. Pagar con tu tarjeta de crédito podría ser una excelente forma de acumular millas para viajar a cualquier destino turístico, acceder a descuentos, entre otros.

7. Funciona en el extranjero

La mayoría de las tarjetas de crédito son válidas en el extranjero y realizan la conversión de divisas automáticamente. Sin embargo, quizás prefieras revisar el costo por transacción y qué tasas aplican antes de usarla.

8. Ofrece beneficios extra

Como pases a las salas de espera en los aeropuertos, seguro de viajes o productos gratis. Incluso hay algunas tarjetas de crédito que tienen alianzas con comercios y establecimientos que te darán descuentos por pagar con el plástico.

Contras de las tarjetas de crédito

Después de tocar las ventajas de la tarjeta de crédito, es hora de hablar sobre sus desventajas. Los contras de las tarjetas de crédito no son tantos como sus beneficios, pero podrían arruinar tu récord financiero de la noche a la mañana. Por eso es importante que los revises y analices si el riesgo merece la pena.

1. Podría dañar tu historial crediticio

¿Recuerdas que una tarjeta de crédito puede elevar el puntaje de tu historial crediticio? Lo cierto es que también puede dañarlo. Si no pagas a tiempo las mensualidades de la tarjeta y no te pones al día con rapidez, todos los puntos que ganaste estarían en riesgo.

2. Convertirla en efectivo es costoso

Hay formas de convertir tu tarjeta de crédito en efectivo, como retirar dinero de un ATM. ¿Cuál es el problema? Que el anticipo de efectivo va seguido de una tarifa del 3% del monto retirado y una tasa de interés que varía entre un 18% y un 22%.

3. Pago de cuotas anuales de mantenimiento

No todas las tarjetas de crédito exigen el pago de una cuota anual, pero hay muchas que sí lo hacen. Las cuotas anuales dependen del banco emisor y suelen situarse alrededor de los $25 dólares americanos.

Aprende más sobre el tema: ¿Qué es una cuota anual?

4. Cargos por pagar en metálico

Algunas empresas aumentan -entre un 0,5% hasta un 5%- el valor de un producto o servicio cuando se paga a través de una tarjeta de crédito. No todas las tiendas lo hacen, pero algunas de ellas sí.

5. Pago de intereses

Este podría ser una de las principales desventajas de la tarjeta de crédito. Si bien tener un préstamo al instante resulta atractivo, viene seguido de la aplicación de una tasa de interés que, en algunos casos, puede ser tan alta como un 29%.

6. Son tentadoras y peligrosas

En especial en los días de ofertas. La posibilidad de disponer de más dinero del que en efecto tienes, podría hacerte caer en la tentación de gastar más de la cuenta y acumular más deudas de las que puedes pagar.

Entonces, ¿tener una tarjeta de crédito es algo bueno o malo?

La utilidad de una tarjeta de crédito depende de muchos factores, desde las condiciones del banco emisor hasta los ingresos mensuales de los usuarios. Por tanto, tener una tarjeta de crédito no es ni bueno ni malo. Puede ser útil o un rotundo fracaso. Eso dependerá de cómo la uses.

Lo mejor que puedes hacer para respaldar tus finanzas es utilizarla con precaución y buscar una tarjeta de crédito con tasas de interés bajas, recompensas y sin cuotas de mantenimiento. Trata de no comprar con recargos extra y revisa los términos y condiciones antes de pasarla por un PoS en el extranjero.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.