Garantía inmobiliaria vs. póliza del hogar: ¿cuál es la diferencia?

Escrito por Eliana Gaon ; última actualización: May 05, 2018

Dos tipos de cobertura pueden protegerte de lo inesperado después de comprar una casa. Las pólizas de hogar, que te cubren por vandalismo, robo y ciertos desastres, y un plan de garantía inmobiliaria, que paga por ciertos artículos en tu casa si ellos se rompen. Las pólizas de hogar se requieren cuando tienes una hipoteca y es una protección esencial para cualquier propietario. Te permite volver a construir si una tormenta o un incendio destruye tu mayor activo. Una garantía inmobiliaria no es una necesidad, pero es práctica y te ayuda a ahorrar dinero cuando las cosas comienzan a deteriorarse en la casa.

Póliza para el hogar: por qué lo necesitas

Tu prestamista hipotecario o banco tiene un gran interés financiero en el estado de tu casa. El mal clima, un robo o una gran explosión de tuberías pueden tener un efecto devastador en la condición de tu casa, su valor y, a su vez, la inversión del banco en tu propiedad. Para proteger sus intereses, el banco requiere que contrates una mínima póliza para el hogar al hipotecar tu casa. La parte de la póliza para el hogar que le preocupa a tu prestamista es la cobertura de "riesgo". Las pólizas "para el hogar" y de "riesgo" a menudo se utilizan indistintamente para describir este tipo de cobertura de seguro.

Tu prestamista revisa periódicamente tu póliza para el hogar para asegurarse de que esté actualizada y que sea suficiente. Tu prestamista no sólo puede obligarte a comprar una póliza para el hogar, sino que también puede comprar una por ti si dejas que la tuya caduque. Esta póliza para el hogar forzada es a menudo el resultado de intentos fallidos del prestamista para que pagues tu seguro en término. Esta póliza forzada puede dar lugar a un pago mensual adicional que se agrega a tu hipoteca para cubrir el costo de la nueva póliza.

Los prestamistas hipotecarios tienen buenos argumentos para exigir un seguro para el hogar, pero tener una hipoteca no es la única razón para obtener esta cobertura. Incluso si eres dueño de tu casa, es posible que no tengas los fondos —o no querrías usar tus propios fondos— para reconstruir tu casa o cubrir cualquier otra pérdida que tu casa sufra en un evento catastrófico. Incluso las viviendas más modestas costarían varias decenas de miles de dólares para reconstruir desde el principio si se pierden en un incendio. Además, tus otras pertenencias también necesitarían ser reemplazadas, lo que hace la póliza para el hogar. Un prestamista requiere que asegures tu casa con base en el costo de su reemplazo o basado en el costo para reconstruirla. Esta es una buena regla general a seguir incluso si tu casa no está hipotecada.

Una cobertura que a menudo se pasa por alto y que está incluida en una póliza para el hogar es el seguro de responsabilidad civil. La cobertura de responsabilidad civil cubre tus honorarios legales y el costo de un acuerdo si alguien se lesiona en tu propiedad y te demanda. También puede extenderse más allá de tu propiedad y puede cubrirte a ti si te demandan por algo que suceda fuera de tu casa.

Garantía inmobiliaria: ¿por qué la querrías?

Es posible que no necesites una garantía inmobiliaria si eres excepcionalmente hábil o si tienes una lista de comerciantes que han probado y comprobado que cobran sólo una pequeña tarifa fija cada vez. De otro modo, comprar una garantía inmobiliaria cada año tiene mucho sentido. Una garantía inmobiliaria cobra una cuota anual más un cargo por servicio nominal o la "llamada comercial" cada vez que se paga para arreglar algo en tu casa.

Uno de los principales beneficios de tener una garantía inmobiliaria es el dinero que ahorras. Un plan básico cuesta US$300 y puede costar hasta US$600 para los planes más altos. Un honorario de una llamada comercial puede variar entre US$40 y US$70. El costo anual de un plan de garantía inmobiliaria es generalmente menor que el costo de reemplazar un electrodoméstico principal de la casa como la cocina, el lavavajillas, el refrigerador, la lavadora o la secadora. Con un plan de garantía inmobiliaria, todos tus electrodomésticos podrían averiarse en el mismo año y ser reparados o reemplazados por menos del costo de comprar un solo electrodoméstico nuevo.

Un plan de garantía inmobiliaria también ahorra mucho tiempo. Tu proveedor de garantía inmobiliaria contrata a comerciantes locales que ya han sido examinados. La compañía de garantía inmobiliaria es responsable de enviarlos a tu casa y coordinar la reparación o reemplazo de tu componente dañado. El fontanero, el electricista, el techador o el técnico simplemente evalúa el problema e informa a la compañía de garantía inmobiliaria. A continuación, la compañía determina si se debe arreglar o reemplazar el artículo dañado. Pagas por una garantía inmobiliaria al comprar una casa, pero también puedes comprar un plan en cualquier momento. Si lo deseas, puedes renovar el plan de garantía inmobiliaria cada año.

Muchos compradores de viviendas pueden solicitar que el vendedor pague por un plan de garantía inmobiliaria de un año al momento de cerrar el depósito en garantía. Algunos agentes de bienes raíces pueden incluso ofrecer pagar por el plan si un vendedor o comprador no lo hará. Esto agrega protección y tranquilidad adicionales, especialmente para los nuevos compradores de viviendas que no saben lo que les espera en cuanto a la condición de su nueva casa.

Un vendedor, del mismo modo, también puede comprar un plan de garantía inmobiliaria al vender una casa, si no tienes uno ya. El plan de garantía inmobiliaria de un vendedor puede cubrir las reparaciones necesarias durante el período de lista o cuando una casa está en período de garantía. Esta cobertura podría ser de interés para un vendedor que quiera asegurar al comprador de que una casa está en buenas condiciones y proporcionar una garantía para cualquier trabajo hecho a la casa mientras está en el mercado.

Comparación de costes

Ya sea que estés comprando una póliza para el hogar o un plan de garantía inmobiliaria, el costo varía según:

  • El estado o locación
  • El tipo de propiedad
  • El tamaño, por lo general en metros cuadrados
  • La compañía de seguros o de garantía
  • La cobertura.

Los planes de garantía inmobiliarios de mayor categoría o "mejorados" pueden costar aproximadamente de US$100 a US$300 más que una garantía estándar de una casa. Mientras que una garantía inmobiliaria estándar por lo general cubre electrodomésticos incorporados como una cocina, lavavajillas y microondas; otros electrodomésticos, como un refrigerador, lavadora o secadora se consideran actualizaciones y se añaden al costo. Un plan estándar generalmente cubre fontanería, calentador de agua, horno, componentes eléctricos y mecánicos, ventiladores de techo y extractores. Pero la cobertura para una piscina o un spa, las reparaciones de techos, aire acondicionado y sistemas sépticos típicamente son mejoras y cuestan más dinero.

El costo promedio nacional para una prima de seguro del hogar fue de US$1.228 para una vivienda de US$200.000 con un deducible de US$1.000 y de US$100.000 en cobertura de responsabilidad civil, al momento de la publicación de este artículo. Los estados que son propensos a huracanes, tormentas de granizo, tornados y terremotos tienen las tasas de seguro más altas. Por ejemplo, Florida y Louisiana fueron los más caros, mientras que Hawái y Vermont fueron los menos caros, según una encuesta de Insurance.com. También hay otras variables que no afectan los planes de garantía inmobiliaria, pero sí las primas de seguro del hogar, tales como:

  • Edad de la casa
  • Materiales de construcción
  • Sistemas de seguridad
  • Tasas de delincuencia del área
  • Calificación crediticia del propietario de vivienda
  • Historial de reclamos

Una póliza estándar para el hogar no cubre terremotos o incluso inundaciones cuando se debe a las inclemencias del tiempo. El seguro contra terremotos e inundaciones es una póliza adicional, o "cláusula adicional", que puedes comprar. Dependiendo del lugar donde vivas, este complemento puede ser de suma importancia.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sapling.com

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article