¿Qué es la publicidad por correo directo?

Escrito por Ana P. Ferrari ; última actualización: September 28, 2018

El marketing satisface una necesidad que se originó cuando el hombre se dedicó a la compra y venta de productos. Es un arte que se ha desarrollado a través de los años, y una de sus manifestaciones más recientes ha sido la publicidad por correo directo.

Te puede interesar: Los 10 trucos de marketing más usados

¿Cuándo fueron los inicios de la publicidad por correo directo?

El marketing directo realmente comenzó antes de la I Guerra mundial. El desarrollo de catálogos dejó sentir su influencia en el pedido por correspondencia.

Específicamente, fue Leon Leonwood Bean de Freeport quien en 1913 realizó su primer volante para publicitar sus botas de cazador. Su lista postal integraba a personas que disponían de licencia de caza. Los pedidos que recibió le permitieron fundar L. L. Bean, Inc., actualmente una de las principales empresas de correo directo y pedido por correspondencia en Estados Unidos.

Posteriormente, con la opulencia de las siguientes épocas posteriores a la Segunda guerra Mundial en USA se alcanzó un mayor poder adquisitivo.

Había familias donde trabajaban ambos cónyuges, así que se tenía menos tiempo para hacer compras, lo que condujo a incrementar la compras por correo directo y creó la necesidad de aumentar los pedidos por correspondencia para ahorrar tiempo.

Así se ahorraban las horas perdidas en colas de tránsito y en las tiendas minoristas, cuyo eje central era el consumo de las tarjetas de crédito.

Un estudio de los años 90 muestra que 33 compañías de los Estados unidos ganaban quinientos millones de dólares exclusivamente en ventas por este tipo de estrategias de marketing directo.

Sigue leyendo: Cómo escribir una estrategia de marketing

¿Cuál es la situación actual de esta herramienta de marketing directo?

En la actualidad los avances tecnológicos que han facilitado y masificado la publicidad por correo directo paradójicamente también la han colocado en entredicho, al punto que hoy en día se le asocia despectivamente con el término “spam” o “basura”

Tal como señala Carlos Soza el correo directo ha transitado por una época feliz en la que era el centro de atención del consumidor, quien veía con buenos ojos que alguien se hubiera interesado en enviarle correspondencia sobre algunas novedades.

Anteriormente muchos consumidores se sentían hasta contentos de ver su buzón de correo (el físico) lleno de sobres y empaques que las empresas le dirigían con el fin de informarle u ofrecerle algún producto o servicio.

Hoy en día la situación ha cambiado y los buzones de correo (el virtual) se llenan de mensajes provenientes de empresas a los que el consumidor ni siquiera presta atención y los envía con un clic a la papelera. Existe la posibilidad de que esto ocurra con un 95% de los correos directos que llegan.

Por otro lado, ahora el envío de correos electrónicos a las personas sin su consentimiento es visto como una práctica de violación a la privacidad y año tras año se suman legislaciones de varios países que sancionan este tipo de actividad publicitaria.

Un ejemplo de este tipo de legislación es la ley peruana que regula el uso del correo electrónico comercial no solicitado (SPAM) que entre otras cosas obliga a las empresas a dar una compensación pecuniaria a las personas a quienes envíen correos publicitarios sin su consentimiento.

El pago lo deben realizar estas empresas por cada correo que envíen y equivale a un máximo de 2 unidades tributarias, lo que significa una fortuna en caso de que se les ocurra enviarle correo a la mitad de la población peruana.

¿Qué han ideado las empresas para poder aplicar esta herramienta?

A pesar de estas malas noticias las empresas conocen de las bondades del correo directo y para ello se están reinventando los métodos para emplearla. En este sentido ahora las organizaciones están utilizando métodos de selección para hacer uso de esta herramienta.

Entre los métodos de selección se encuentra precisamente la solicitud del consentimiento de las personas cuando visitan las páginas o desean acceder a la información sobre productos o servicios complementarios o relacionados.

Igualmente hay una tendencia al empleo de la información sobre las preferencias de los usuarios que se capta a través de las redes sociales.

Aunque hace poco se suscitó una polémica por la venta de esta información a una empresa de Reino Unido por parte de una conocida red social, por lo que se asume que vendrán nuevas leyes prohibiendo este tipo de comercialización y haciendo más cuesta arriba el empleo de esta excelente herramienta de marketing directo.

No dejes de leer: ¿Cuáles son los beneficios de la publicidad de correo directo?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article