¿Qué es el margen directo en la contabilidad?

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: August 27, 2018

Margen directo, es un concepto muy común en la contabilidad para referirse al monto en que los ingresos por ventas exceden los costos directos.

Debemos aclarar que en contabilidad o en finanzas cuando nos referimos a “margen” hablamos de un término porcentual en función a los ingresos por ventas, así por ejemplo, el margen bruto será ingreso bruto entre el ingreso.

Un margen directo se diferencia de un margen bruto (o ingreso bruto) en que el directo considera más factores para el cálculo que solo el costo de las mercancías vendidas.

Un margen directo en determinados negocios puede coincidir con el margen operativo o beneficio operacional, ello dependerá de la clasificación que se tenga para definir los costes y gastos directos e indirectos.

Cuando en una compañía todos los costes necesarios para producir y vender sean clasificados como costos directos, tendremos la particularidad que el margen directo será igual al margen o beneficio operativo.

En la concurrencia o no del margen directo con el margen operacional tendrá mucho que ver el portafolio de productos y servicios y el quehacer de la contabilidad de costos. Parte del quehacer contable implica el reconocimiento, cálculo, registro y clasificación de los costes de fabricación o producción de los bienes y servicios de una empresa de acuerdo con su naturaleza y afinidad con el giro o actividad principal del negocio.

Repasemos en éste artículo los conceptos de costo directo y margen directo y algunas de sus implicaciones.

Te puede interesar: ¿Cuál es el margen de ganancia bruta promedio de un negocio minorista pequeño?

¿Que son los Costos directos?

Un costo directo es un egreso o erogación de dinero que se puede identificar fácilmente como el resultado de una actividad determinada, proyecto, producto o servicio.

Los costos directos pueden ser debidos a los materiales directos y mano de obra directa. Los materiales directos se convierten en parte del producto terminado y el trabajo o mano de obra directa entra en la fabricación del producto o servicio.

Por ejemplo, los materiales directos que se reconocen en una lata de refresco incluyen la lata, las etiquetas, jarabe, agua y otros ingredientes. La mano de obra directa incluye los salarios de los trabajadores de las fábricas que operan las máquinas que producen el refresco.

En ese mismo ejemplo los materiales indirectos serán los implementos de limpieza de las instalaciones de producción, material de oficina y cafetería. Mientras la mano de obra indirecta será el personal de seguridad, el de limpieza y el administrativo.

No dejes de leer: ¿Cómo determinar los costos directos y los costos generales de un inventario?

¿Qué es el margen directo?

Según el portal Investopedia.com, el margen directo es la diferencia entre los ingresos generados por la venta de los bienes o servicios y el total de los costos directos asociados a la producción de esos bienes. Y si hablamos de margen debemos dividir ese valor entre los ingresos por ventas totales.

Por ejemplo, si una lata de gaseosa tiene costos directos de USD 1.00 para producirse y se vende por USD 2.00 entonces su beneficio directo sería de USD 1.00 y su margen directo será la proporción que resulta de dividir el beneficio directo por el precio de venta. (1/2= 0,5 = 50%)

Para el ejemplo el margen directo es del 50%, lo que quiere decir que los costos directos representan el 50% del ingreso. El margen directo no tiene en cuenta los costos indirectos, tales como el alquiler de un edificio de la fábrica o los servicios públicos.

Implicaciones del Margen Directo

El margen directo es un muy buen indicador de si los egresos básicos o directos de la empresa están impactando significativamente al ingreso neto. Asimismo aproxima los cálculos para el punto de equilibrio y la optimización de las ganancias.

La determinación del punto de equilibrio

Una empresa puede utilizar el margen directo de un producto o servicio para tomar decisiones de fijación de precios.

Para calcular el volumen de equilibrio de un producto o servicio en contabilidad, se usará la siguiente fórmula: (costes fijos / porcentaje de margen de costo) / precio de venta.

Los costos fijos se refieren a los costos que no cambian con las cantidades producidas, incluyendo la renta y el salario de los empleados administrativos que a su vez son costos indirectos. Si la empresa vende al menos el volumen de equilibrio, cubrirá los costos directos de fabricación de los productos o servicios.

Maximizar las ganancias

Elevar un margen directo no siempre conduce a las mayores ganancias. Esto se debe a que en productos con demanda elástica, los precios más altos conducen a la disminución de la demanda, por lo que la empresa puede terminar vendiendo menos productos y la incidencia de costos fijos generalmente vinculados a los costes indirectos será mayor.

Por otra parte, un margen directo bajo implica un remanente sobre los ingresos limitado para cubrir otros gastos tanto administrativos como financieros.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.