Cómo calcular el costo de mano de obra directa

Escrito por Macarena Fernandes Diaz ; última actualización: June 04, 2018

¿En qué se diferencia la mano de obra directa de la indirecta?

La mano de obra directa es aquella que toca el producto o interviene directamente en el servicio que la compañía factura, es decir, se vincula directamente con el giro principal de la empresa.

Algunos empleados como el personal de seguridad o el personal administrativo, en empresas manufactureras, no son mano de obra directa. Mientras que en empresas de servicio sí podrían serlo. Dependerá entonces del giro o actividad principal del negocio.

La mano de obra indirecta por su lado, son el personal fundamental para llevar a cabo las actividades de la empresa, pero no se vinculan directamente con el giro del negocio. No tienen trato directo con el servicio o producto que se ofrece, como el personal de contabilidad, área legal, personal de limpieza, personal de seguridad; en la mayoría de los casos.

Te puede interesar: ¿Cómo calcular el Costo Directo de Mano de Obra por Unidad?

¿Qué es el costo de mano de obra directa?

El costo de mano de obra directa, por su parte, corresponde a todos los egresos que se causan por el pago de salarios y otros beneficios a los trabajadores que conforman la mano de obra directa.

Tendremos también los costos de mano de obra indirecta, que se referirán a los salarios pagados a los empleados que realizan tareas no involucradas directamente con la producción del bien o prestación del servicio al que se dedica la empresa. No quiere decir que éste personal sea prescindible para la organización, por el contrario son muy necesarios.

El costo de la mano de obra indirecta se causará por el pago al personal de aseo, personal de vigilancia, área de contabilidad, de seguridad industrial, por ejemplo.

El correcto cálculo del costo de ventas que involucra tanto la mano de obra directa como las materias primas, es fundamental para la empresa, pues incidirá en la correcta medición de los resultados del negocio.

Un cálculo indebido del porcentaje de mano de obra para las ventas brutas, incidirá no solo en un resultado irreal, sino que conllevará a pagar más de lo debido en impuestos.

No dejes de leer: ¿Cómo calcular la productividad de la Mano de Obra?

¿Cómo calcular el costo de mano de obra directa?

Muchas empresas subestiman o sobreestiman la cuantía del costo de mano de obra directa. Siendo ambos casos perjudiciales para el negocio.

Subestimar el costo de mano de obra directa, conlleva a inflar la utilidad, reflejando una cifra irreal y llevando a una mayor carga fiscal. La sobreestimación por el contrario disminuirá las ganancias y puede llevar a tomar acciones indebidas, como el ajuste de la nómina o despidos de personal.

Lo correcto para calcular tu costo de mano de obra, es asegurarte de que incluyes todo lo que sea un desembolso para tu empresa a la hora de contratar y mantener un empleado involucrado con el giro del negocio.

Esto no es sólo lo que le pagas a esa persona, sino cuánto afectan las primas de seguro, los costes de beneficios, las contribuciones sobre las nóminas a la hora de mantener al empleado.

Calcula los salarios totales que pagas a tus empleados. Esto incluye todos los conceptos, desde una ayuda temporal, en adelante.

En empresas pequeñas, no es descabellado incluir cualquier salario que se le paga al propietario, presidente o gerente general de la compañía, pues en negocios pequeños esta figura está al frente de las operaciones.

En micro empresas o emprendimientos, todos los salarios deberían ser parte de tu costo de mano de obra directa. Son negocios pequeños donde no hay mayor diferenciación de funciones.

Analiza los costos asociados a tus empleados. Según el Departamento del Trabajo de los Estados Unidos y por normativa Federal, desde julio del 2009, un trabajador en EEUU no puede percibir menos USD 7.25 por hora. Los sueldos mínimos varían acorde a los decretos en cada país.

No dejes de lado al plan de pensión que pagas. La mayoría de los negocios pequeños, no retienen o concilian fondos en un plan de pensión, por lo que mantienen esta partida en cero. Mientras que otros deducen un cierto porcentaje que cada empleado contribuye.

El plan de pensiones tiene una importancia social y cubre un fin previsivo fundamental.

Si tu empresa tiene este porcentaje, debe ser incluido en los costes de pensión como costo de mano de obra directa. Algunas compañías incluso cotizan al plan de pensión de un empleado sin su contribución, esto también forma parte del costo de mano de obra directa.

Calcula los costes del seguro de salud de la empresa por empleado. Debes incluir cualquier cantidad que tu empresa aporte por concepto de seguro de tus empleados. Esto incluye tanto los costes de invalidez a corto y a largo plazo. Tales deducciones forman parte de los costes de la asistencia médica, que a su vez son un concepto más del costo de mano de obra directa.

No omitas el coste que tu empresa tiene que pagar en premios de compensación a los trabajadores. Esta cantidad varía basándose en el total y en la clasificación de tu plantilla, así que es otro rubro o sub-partida a tener en cuenta a la hora de determinar los costos de mano de obra directa.

Incluye la contribución como patrono en tasas de retención del FICA o impuestos bajo la Ley Federal de Contribución al Seguro Social y Medicare según normativas del Servicio de Rentas Internas.

Añade cualquier coste adicional que hayas relacionado con los empleados contratados, como anuncio de puestos disponibles o la contratación de un buscador de talentos. Si acudes a ferias de trabajo, incluye estos egresos en tu costo de mano de obra directa.

Si ofreces beneficios adicionales, como el uso de una propiedad de vacaciones de la empresa en la playa o bonificaciones por referencia, también debes incluirlo en tu estructura de costos de mano de obra directa.

Totaliza las sumas de cada categoría para conseguir tu costo de mano de obra directa.

Para una mejor cuantía de todas y cada una de estas partidas, es recomendable la contratación de un Auditor o Interventor de cuentas, que examine tus cálculos del costo de mano de obra directa con metodología y exhaustividad.

Puedes contratar un Auditor de forma externa para que te ayude con estos detalles y con los otros pormenores contables.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article