Definición y ejemplos de una comunicación efectiva

Escrito por Araceli Rodriguez ; última actualización: June 20, 2018

El término comunicación efectiva, casi de manera inconsciente, hace alusión a entendimiento, acuerdo, comprensión…pues, cuando se mencionan las palabras que lo componen o se expresa la idea de comunicarse efectivamente, a la mente vienen imágenes de personas entendiéndose. Sin embargo, una definición de este tipo de comunicación es algo mucho más compleja y puede que sean los atributos que la caracterizan lo que llegue a definirla con toda propiedad.

Te puede interesar: Comunicación gerencial efectiva

Existen diferentes tipos de comunicación: según la forma (oral, escrita, gestual o visual…), según el medio (personal, a distancia) o la cantidad de personas involucradas (individual, colectiva o grupal). Pero en este caso nos referiremos al tipo de comunicación más asociado a la naturaleza humana: la comunicación oral. Es la que efectuamos prácticamente todos los días desde que nacimos. De hecho, el ser humano una vez que se encuentra fuera del útero de su madre rompe en llanto, a diferencia de las otras especies, buscando comunicar con su llanto tal vez su enojo, incomodidad, extrañeza, dolor…

¿Qué significa alcanzar una comunicación efectiva?

En primer lugar, habría que aclarar lo de efectiva, es decir, a que efectos se refiere cuando se trata de comunicación. De acuerdo con Humberto Eco, se dice que una persona se ha comunicado efectivamente cuando ha logrado transmitir sus ideas y ha alcanzado los propósitos previstos dentro del discurso.

Por ejemplo, si alguien está informando sobre las propiedades de un producto porque desea concretar una venta y si la persona a las que va dirigida esta comunicación acepta comprarlo se podría decir que ha habido un efecto positivo en el discurso de venta.

Ejemplos como el anterior podrían extenderse hacia otros propósitos. Por ejemplo, si se trata es de informar sobre las razones o motivos de la ocurrencia de un fenómeno o de convencer a alguien a tomar una decisión a favor de un partido político. En ambos casos, se dirá que la comunicación ha sido efectiva porque ha logrado el propósito de informar o convencer, según sea el motivo del discurso.

¿Qué necesitas para que tu comunicación sea siempre efectiva?

Ya vimos que lo de efectiva está asociado al logro de propósitos u objetivos, por lo que primeramente para ser efectivo al momento de comunicar es necesario tener claro lo que se quiere; es decir, si sabemos lo que queremos, diremos lo que deseamos. Por lo tanto, antes de intentar convencer a un cliente sobre la buena decisión de comprar el producto que ofreces, primero pregúntate cuáles son los propósitos de la comunicación. Claro, lo que tú quieres es vender, pero el propósito de la comunicación no es directamente alcanzar una venta, sino que será, por ejemplo, convencer a esa señora con la que hablas de que ese reloj que está en exhibición es un regalo que valorará mucho su esposo.

En segundo lugar, hay que prestar atención a la organización de las ideas dentro de la comunicación. ¿Has notado que dos personas describen una situación con diferentes palabras y una de ellas tiende a ser más clara o precisa? Pues, esa persona ha logrado organizar las ideas de tal forma que ha conseguido tener más sentido y coherencia en su comunicación.

Una de las técnicas fundamentales de la oratoria es la organización de las ideas. Es muy importante que al dirigirte a una persona primero aclares tus ideas en la mente e intenta no hablar atropelladamente sino a una velocidad adecuada, ni muy rápido ni muy lento, es decir, solo con las pausas necesarias.

Por último, podríamos decir que la comunicación para que sea efectiva debe llegar a través de un medio y en una forma que garantice la integridad y claridad del mensaje. En otras palabras, que lo que se denomina barreras de la comunicación no se hagan presentes.

¿Cuáles son las barreras de la comunicación que debes evitar?

Uno de los obstáculos que a menudo interfiere en nuestra comunicación son los ruidos. Por ejemplo, estamos hablando con un cliente y los ruidos ambientales (tráfico vehicular, música a alto volumen, conversaciones de otras personas…) impiden que esa persona escuche lo que estamos diciendo. También podría ser el caso que nuestro tono de voz es muy bajo y nuestras palabras no llegan con la suficiente energía para que el mensaje sea captado.

También se consideran barreras de la comunicación aquellas cosas que impiden que el oyente preste atención al mensaje que le va dirigido, es decir, lo distrae y hace que la comunicación no sea efectiva.

Un distractor muy de moda en estos días es el teléfono móvil, pues estamos hablando con ese cliente que entro a nuestra tienda, pero casualmente sonó su teléfono indicándole un mensaje o llamada, y mientras la atiende sigue hablando con nosotros. Lo más probable es que no nos preste la suficiente atención, por lo que debemos idear la forma de retrasar nuestra conversación hasta que finalice el mensaje o la llamada.

No dejes de leer: Los factores que afectan la comunicación efectiva

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article