¿Qué es la comunicación lineal?

Escrito por Araceli Rodriguez última actualización: June 08, 2018
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Si bien los animales pueden comunicarse de una forma primitiva, motivados por la supervivencia y defensa territorial, los seres humanos hemos llevado la comunicación a un nivel más avanzado. Y es que María G. Chueque en un estudio reciente, explica que en nuestra sociedad, la comunicación es un medio para influir en las acciones de personas y objetos, y la autoridad es uno de los elementos que la convertiría en un medio efectivo.

Te puede interesar: La importancia de la comunicación eficaz en el lugar de trabajo

Asimismo, antes de revelar el contenido de una información comunicada, existe una incertidumbre que disminuirá a medida que la comunicación lineal sea más completa y esté mejor dirigida. Por otro lado, también tomaremos en cuenta la teoría de comunicación de Shannon y Weaver (1949) que postula el modelo de comunicación lineal, nuestro tema del artículo, y así comprenderemos un poco los pasos que se deben tomar para generar resultados satisfactorios en nuestras empresas.

¿Cómo es la Comunicación en un sólo sentido?

Este modelo comunicacional representa una fuente en un extremo del espectro que codifica y envía la información. El mensaje codificado entonces viaja a través de un medio neutro hasta que llega a la mente del otro participante, que a continuación, recibe el mensaje. Es decir, mientras ocurre un diálogo, existen dos individuos que participan del encuentro, uno de ellos tiene información que comunicar y el otro, aunque desconoce qué se dirá, está dispuesto a escuchar.

La única limitación de este modelo es que quien recibe información, sólo hace eso, sin la menor oportunidad de brindar contenidos suficientes que puedan estimarse como un mensaje codificado. En este caso, el remitente o emisor, quien proporciona la información, es también quien codifica su significado en alguna forma de comunicación, escrita por ejemplo, y envía esta información a través de un medio para ser retenida en la mente del receptor.

El oyente o receptor, absorbe la información de manera pasiva, descodificando el mensaje que ha llegado a él en forma de palabras, imágenes, entre otras. Como se mencionó anteriormente, bajo este modelo de comunicación, el oyente no tiene sino estas funciones.

Por otro lado, un mensaje no puede interpretarse sin el medio a través del cual es enviado, por ejemplo, el medio en una conversación sería el discurso, mientras que en el Internet sería el correo electrónico. Y también el mensaje necesita un contexto en el que se desenvuelve la comunicación, por lo que todo contenido está influido por su lugar, los eventos, las actitudes, los lenguajes empleados y otros aspectos culturales.

La comunicación lineal ¿Una fortaleza o una debilidad?

Una única vía de comunicación no es suficiente, por ello los científicos han cuestionado la teoría de la comunicación lineal porque carece de interacción simultánea y retroalimentación. Uno de los campos de experimentación social más influyente son las redes sociales, donde las empresas que antes se anunciaban únicamente a través de este tipo de comunicación, ahora buscan la reacción del receptor a través de comentarios y otras interacciones.

Por otro lado, hay factores que inhiben la transmisión del mensaje, alterándolo y por lo tanto, afectando la interpretación que se tenga de la información. En el caso del mundo empresarial, los obstáculos ocurren a nivel de la comunicación vertical y horizontal. Personas en posiciones de poder ven sus mensajes malinterpretados cuando los receptores desconfían de ellos.

También está el caso de los supuestos no aclarados. El emisor omite piezas clave del mensaje conscientemente, y una vez que el oyente recibe el contenido incompleto, puede que se le haga difícil suponer qué información falta para llenar los espacios vacíos, así que en lugar de hacer preguntas, utiliza las mejores suposiciones que le brinda el sentido común y así la información se convierte en un malentendido.

La deformación, la ambigüedad y la vaguedad también son muy comunes. Por ejemplo, algunas empresas ofrecen descuentos pero no dejan claro qué productos están siendo descontados y cuál es el porcentaje que se está restando al precio. Así que los consumidores, en este caso, los receptores, podrían ignorar por completo el anuncio.

Otras veces, la transmisión de un mensaje ya enviado pero con distinto contenido, hace que el mensaje disminuya en precisión. Por ello ocurre una retención defectuosa que sólo puede corregirse con la repetición adecuada y la utilización de más de un canal para transmitirla.

Sin embargo, el emisor no siempre tiene la culpa. A veces el oyente posee prejuicios que le impiden comprender la estructura de referencia que le están presentando, por lo que el emisor debe utilizar las herramientas necesarias para lograr que los receptores se coloquen en su posición y se abran al contenido.

¿Cuáles factores se deben considerar para alcanzar una comunicación efectiva?

En su estudio sobre motivación y comunicación, María G. Chueque establece algunos principios para promover una buena comunicación:

Claridad. El lenguaje debe estar bien expresado así como debe ser comprensible para el oyente. Si el receptor siente familiaridad hacia la información, será más fácil hacer que lo interprete y lo entienda.

Integridad. Es mejor ver a la comunicación como un medio y no como un fin, por lo que su propósito debe fundamentarse en el servicio a los individuos para lograr la cooperación necesaria y cumplir objetivos comunes.

Uso de la organización informal. Más allá de los canales formales: páginas web oficiales, correspondencia por correo electrónico, circulares institucionales, entre otros. Existen los canales informales donde predomina el chisme y las suposiciones. En muchos casos el emisor tendrá que valerse del poder de estas organizaciones informales para preparar a los oyentes hacia la versión oficial del contenido.

No dejes de leer: Los factores que afectan la comunicación efectiva

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images