¿Cuáles son los pros y las contras de un préstamo convencional?

Escrito por Neil Kokemuller ; última actualización: May 02, 2018
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Un préstamo convencional es una opción común para los prestatarios de hipotecas que pueden cumplir con el pago inicial y con los requisitos de calificación de crédito de los prestamistas convencionales. Estos no están garantizados o asegurados por el gobierno, a diferencia de los programas ofrecidos por la Autoridad Federal de la Vivienda ("Federal Housing Authority" o FHA), la Administración Principal de Agricultores ("Farmers Home Administration" o FmHA), y el Departamento de Asuntos de Veteranos ("Department of Veterans Affairs" o VA). Los préstamos convencionales también se consideran generalmente como con una tasa fija y plazos.

Pro 1: Menos burocracia

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Una de las ventajas más importantes de obtener un préstamo convencional es que tiene menos burocracia que la que tendrías con un programa patrocinado por el gobierno. La solicitud del préstamo hipotecario y el proceso es una relación entre tú y tu prestamista. Los prestamistas convencionales tienen más flexibilidad para trabajar contigo como un cliente individual, mientras que los prestamistas de la FHA tienen que seguir estrictos parámetros establecidos por la FHA.

Pro 2: Equidad de acumulación más rápida

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Otro claro beneficio financiero de una hipoteca convencional es que por lo general la equidad de acumulación es mucho más rápida. Un rasgo clave de un préstamo convencional es el requisito común de un 20 por ciento de pago inicial, según Lending Tree. Cumplir estos requisitos significa empezar con una participación del 20 por ciento en tu propiedad. Tampoco tienes que pagar el seguro de hipoteca si haces el pago inicial requerido, lo que significa que puedes asignar más dinero a tu saldo de capital si lo deseas.

Contra 1: Mayores requisitos de pago

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Mientras que el 20 por ciento del requerimiento de pago es ayudarte con tu situación financiera para comenzar a ser el dueño de una vivienda, se plantea un desafío para los que compran por primera vez y para los otros que pueden no tener fondos para cubrir el pago inicial. Los programas de préstamos de la FHA y de la VA se establecieron en particular para llenar este vacío. Los préstamos FHA requieren solamente un 3,5 por ciento de pago inicial. En esencia, si no puedes pagar el anticipo de un préstamo convencional, los préstamos respaldados por el gobierno probablemente sean tu mejor opción.

Contra 2: Refinanciamientos menos racionalizados

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Otro perjuicio clave de una hipoteca convencional se presenta cuando se quiere refinanciar a una tasa de interés mejor. Aunque unos pocos prestamistas convencionales tienen algún forma de simplificar las opciones de refinanciación, este proceso de préstamo urgente se asocia más a menudo con los préstamos de la FHA. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos indica que los prestatarios con una hipoteca asegurada por la FHA que no están en mora en sus préstamos, a menudo califican para agilizar la refinanciación. Esto hace que el proceso de conseguir una mejor tasa de préstamo sea mucho más eficiente y puede reducir los costos si se elimina una evaluación y otras características de refinanciación.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article