Cómo congelar los pagos de interés en tarjetas de crédito

La Ley de Protección a Tarjetas de Crédito tiene muchas provisiones para proteger a los consumidores de cambios súbitos en las tasas y les alivia los incrementos de las mismas. Pero las consecuencias no intencionadas vienen con ella, antes de que la ley fuera pasada, las empresas de tarjetas de crédito para evitar las pérdidas, elevaron las tasas de interés e impusieron tarifas por adelantado a la ley. Para los consumidores que tienen problemas con las deudas de sus tarjetas de crédito, existen opciones para amortizar efectivamente los balances, como congelar los pagos de interés para centrarse en el balance principal.

Contacta a tu emisor de tarjetas de crédito.

Contacta a la empresa de tarjetas de crédito y solicita un desglose total del balance principal, el estimado de la tasa de interés y cualquier tarifa asociada con los privilegios de la tarjeta (como las tarifas anuales y tarifas por pasar el límite). Esta declaración como se aplica al crédito asegurado se conoce como declaración de pago. Si la empresa no proporciona ese servicio, la mayoría de esta información puede encontrarse en la declaración mensual.

Llama a la empresa de tarjetas de crédito.

Llama por teléfono a la empresa de tarjetas de crédito y pide hablar con un supervisor o gerente. Pregúntales si considerarían un congelamiento temporal de los pagos de interés. Explica por qué estás pidiendo la solicitud, por ejemplo, si te has quedado sin empleo o tienes una enfermedad que te incapacita para trabajar. Si ya estás atrasado en los pagos o estás considerando la bancarrota, ellos tratarán de acomodarse para poder recolectar.

Escribe una carta solicitando un congelamiento de interés.

Escríbele una carta a la empresa de tarjetas de crédito solicitando que congelen la tasa de interés para que puedas pagar el balance. Incluye el nombre del acreedor, la dirección, el número telefónico, número de cuenta, tu nombre y dirección. También incluye el nombre de la persona con quien hablaste y pide una reconsideración del congelamiento. Pide que te contesten a través del correo con una aprobación del congelamiento e instrucciones de pago.

×