x

Qué son intereses gravables

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 13, 2019

Los intereses gravables se refieren a aquellos ingresos asociados a un cobro por interés proveniente de actividades económicas y financieras positivas para la empresa.

Esto implica dos cosas, por una parte, que los intereses acreditados a favor en los libros de contabilidad están sujetos a posteriores impuestos. Esto quiere decir que no representan una ganancia neta sino hasta después de declarar ante los entes encargados de la recaudación de impuestos. Por otro lado, tenemos que solo se cuentan como gravables, aquellos intereses que se acreditan a favor de la empresa, y no los intereses en que la empresa incurre, que se incluyen como salidas.

Todo lo que necesitas saber sobre intereses gravables

Para entender mejor el tema de intereses gravables, debes tener claro algunos términos asociados para que no confundas los conceptos.

Intereses exentos

Existen también algunos intereses exentos. Estos, a diferencia de los intereses gravables, no están sujetos a cobros por parte de los entes reguladores.

Dentro de esta categoría entran algunas actividades no muy comunes, pero es importante resaltar que existen algunos intereses que no son gravables al momento de declarar.

Te puede interesar: Ingresos Vs Gastos

En la mayoría de los casos se trata de inversiones mixtas o públicas, que generan un interés relativamente bajo y al ser “Socio” del estado tienes ciertos beneficios.

También puede tratarse de ventas o retroventas asociadas a servicios, en las cuales esté de por medio una retención en la fuente, en este caso debes cerciorarte de si dicha retención fue aplicada al interés.

Si la respuesta es sí, entonces estarías recibiendo el interés neto. Recuerda guardar todo el papeleo relacionado a este tipo de ventas. Lo necesitarás para evitar pagar de más en tu declaración.

Declaraciones de impuestos

Es importante tener en cuenta las fechas de pago oportunas para nuestros negocios. Verifica el tiempo para llevar tu información fiscal y las fechas en las que debes acreditar los pagos.

Pagar a tiempo puede beneficiarte o por lo menos ahorrarte pagos extra por mora, o multas asociadas a un mal comportamiento fiscal.

Cuando sea el momento, asegúrate de declarar con pelos y señales cada centavo, las multas suelen ser excesivas si piensan que estas tratando de burlar el sistema.

Agrega todo el papeleo necesario para que se tenga claridad de cuáles son los intereses gravables y cuales, si los hay, están exentos.

Tienes que saber: Procedimientos de auditoria para ventas y cobranza

¿Los intereses de mi cuenta bancaria son gravables?

Es posible que surja la duda sobre los intereses que se generan en nuestras cuentas bancarias, aunque no suele ser mucho al fin del periodo contable, puede representar una suma considerable. La cuestión es que a las cuentas bancarias no se les aplica retención en la fuente o por lo menos no en la mayoría de los casos.

Aunque, es posible que dependiendo el país en que te encuentres se aplique algún tipo de impuesto directamente a la cuenta bancaria como una especie de retención.

En este segundo caso los intereses gravables se convierten en intereses netos y no es necesario declararlos al final del periodo contable. Pero sí tenerlos en cuenta para el PIB y demás estadísticas.

Para esto es necesario aportar los documentos pertinentes, como los estratos bancarios donde se especifique la retención realizada sobre los intereses de la cuenta.

Ten en cuenta que, si bien los intereses gravables no corresponden a una actividad de venta directa, si corresponden a ganancia a favor de la empresa.

En este sentido los intereses representan una suerte de ingresos por servicio, y en ningún caso debe ser omitido de la declaración fiscal.

Aprende sobre: Contabilidad básica

Recuerda que si omites información, los entes estatales pueden solicitar una auditoría, con lo que serán mucho más rigurosos y puedes tener inconvenientes.

Muchas veces las multas son impuestas por simples errores de omisión o desconocimiento, y aunque no haya una mala intención, el fraude es flagrante por lo que difícilmente puedas defenderte.

Esperamos que quede lo suficientemente claro el concepto de intereses gravables e intereses exentos y que tengas la claridad de cuáles corresponden a cada uno. Así evitarás problemas en el futuro.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.