¿Cómo se mide la estabilidad económica?

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 31, 2018

Crecimiento en el producto interno bruto en términos reales, inflación controlada, bajo niveles de desempleo, moneda y mercados financieros sólidos, son un cuadro de variables macroeconómicas que permiten diagnosticar un panorama de estabilidad económica.

De acuerdo con Marketbusinessnews.com son varios los factores que pueden contribuir con la estabilidad económica de un país: desde su ideología política, políticas gubernamentales, disponibilidad de recursos económicos, ubicación y clima, el nivel de la infraestructura, capital humano, cultura y desarrollo tecnológico.

Si algo demostró la crisis financiera de los años 2008 y 2009 es que el mundo se ha hecho cada vez más pequeño. Los avances en tecnología y comunicaciones de las últimas décadas y un creciente comercio internacional han creado una fuerte interdependencia y correlación en la estabilidad económica de las naciones, especialmente de las economías más grandes como Estados Unidos, Europa y Asia.

La inestabilidad económica de un país causa estragos en su sociedad, desempleo, escasez, pérdida del poder adquisitivo producto de una moneda inestable e incluso el éxodo poblacional, son solo alguno de los daños que una inestabilidad económica acentuada puede causar en la población.

Continúa la lectura y te presentaremos los factores a través de los cuales se mide la estabilidad económica de una nación.

No dejes de leer: ¿Cómo calcular la macroeconomía del PIB?

¿Qué es la estabilidad económica?

La estabilidad económica significa que la economía de una región o país no muestre grandes fluctuaciones en los principales indicadores de desempeño económico macroeconómico, tales como el producto interno bruto (PIB), el desempleo o la inflación.

Las economías estables demuestran un crecimiento modesto en el PIB y los niveles de empleo, mientras que la inflación es mínima y controlada. Las políticas económicas del gobierno se esfuerzan para lograr el crecimiento económico y precios estables, mientras que los economistas se basan en múltiples medidas para medir dicha estabilidad.

Ofrecemos la definición del Diccionario de Negocios (Businessdictionary.com) sobre estabilidad económica: “Cuando el sistema financiero de una nación muestra solo pequeños cambios en el crecimiento de la producción y una tasa de inflación consecuentemente baja, es un estado deseable para una economía desarrollada y es alentado por las acciones del banco central.”

Una economía estable soporta y mantiene un crecimiento constante y manejable en el PIB y el empleo. El crecimiento manejable significa que la economía crece a un ritmo sostenido y no desencadenará presiones inflacionarias que atenten contra el poder adquisitivo de los ciudadanos y las ganancias de las empresas, por ello es tan importante.

Te puede interesar: ¿Cuáles son algunas maneras de controlar la inflación?

¿Cómo medir la estabilidad económica?

Una economía que muestra un crecimiento constante durante uno o dos trimestres del año, seguido de una importante caída en el PIB o el aumento del desempleo en los períodos consecuentes, indica inestabilidad económica.

Crisis económicas como la ocurrida hace poco más de una década precipitada por la crisis financiera, causan inestabilidad económica mundial, reducción de la producción, el empleo y otros indicadores de la salud económica. Puedes echar un vistazo al histórico del PIB en términos reales publicado por el Banco Mundial y verás las abruptas caídas experimentadas entre 2007 y 2009 de economías fuertes como Estados Unidos y Reino Unido.

Una economía nacional moderna es demasiado compleja para resumirse en una sola medida, pese a ello muchos expertos y economistas se basan en el PIB en términos reales como un resumen de la actividad económica.

Los cambios en el PIB en el tiempo proporcionan una medida de la estabilidad. Recordemos que el tamaño de la economía de un país es tan grande como el valor del PIB y tan estable como el crecimiento progresivo del mismo. El PIB nominal mide la producción total de la economía de un país en términos monetarios, para apartar el efecto de la inflación en las cifras se obtiene el PIB real.

Otras medidas de la estabilidad económica son los el alza general de precios o inflación y la tasa de desempleo nacional.

Las agencias gubernamentales como la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (BLS) y los Bancos Centrales de los países, recopilan datos mensuales y trimestrales sobre la actividad económica, posibilitando que los responsables políticos y economistas controlen las condiciones económicas y respondan a los tiempos inestables.

Los tipos de cambio y las cotizaciones bursátiles mundiales también proporcionan medidas útiles de la estabilidad económica, de acuerdo con las publicaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las extremas o violentas fluctuaciones volátiles de los tipos de cambio y los mercados financieros resultan en inversores nerviosos, merma y contracción de los planes de expansión, investigación y desarrollo de las corporaciones, lo que conduce a un menor crecimiento económico, desempleo y menor oferta de bienes y servicios.

El FMI reconoce que cierta inestabilidad es inevitable en una economía dinámica, pero informa que el desafío que enfrentan los gobiernos de todo el mundo es minimizar esa inestabilidad sin obstaculizar la capacidad de la economía para mejorar el nivel de vida a través de una mayor productividad y crecimiento del empleo.

Cuando los cambios bruscos en el PIB, el desempleo, la inflación y otras medidas apuntan a condiciones inestables, con frecuencia los gobiernos responden con medidas de política fiscal y monetaria. Los economistas como Gregory Mankiw, Profesor de Harvard y ex consejo de la Casa Blanca en materia Económica se refieren a estas acciones como “políticas de estabilización.”

Cuando el PIB se contrae, por ejemplo, los gobiernos pueden incrementar su gasto en bienes y servicios para estimular la economía, mientras que los bancos centrales pueden bajar las tasas de interés para facilitar el acceso al crédito para las empresas y los individuos, estimulando así la producción, empleo y el consumo.

Si la economía muestra inestabilidad en la otra dirección, expandiéndose a un ritmo con más probabilidades de provocar inflación, los bancos centrales pueden aumentar las tasas de interés para reducir la oferta monetaria de la nación y controlar las presiones inflacionarias.

Como vemos la intervención del estado en materia de política fiscal y monetaria es factor de peso determinante en la estabilidad económica.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.