x

¿Cuál es el significado de los recursos económicos?

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 27, 2018

Los economistas usan frecuentemente el término recurso económico como sinónimo de los llamados factores de producción.

Un recurso en economía es toda entrada o insumo que se usa para la producción de un bien o un servicio. Bajo esa perspectiva, cualquier cosa puede catalogarse como un recurso económico, incluso nuestros desperdicios, sí, eso que consideramos basura, siempre que pueden reciclarse o reutilizarse hasta con el fin más inusitado como abono o fertilizante.

Cualquier recurso económico se resume en los llamados factores de producción definidos desde la visión neoclásica de la teoría económica y hoy conocidos como recursos de la tierra, capital humano, capitales financieros y espíritu emprendedor o el emprendimiento (incluido recientemente); también se ha incluido la tierra o instalaciones físicas, que se conjuga con la mano de obra que producen con el apoyo de los capitales financieros.

Esto son los factores de producción que se alinean como recursos económicos en cualquier sistema de trabajo y que a continuación explicamos..

Te puede interesar: ¿Cuáles son las cinco áreas de la economía?

La tierra

La tierra --bajo la acepción de factor de producción-- puede adoptar distintas formas: desde las extensiones de terreno destinadas a las actividades del sector primario de la economía, pasando por los recursos naturales renovables y no renovables, hasta los bienes raíces en donde operan cualquier cantidad de negocios e instalaciones industriales.

Las instalaciones físicas pueden representar el recurso económico más importante para algunas industrias, como la agrícola o la manufactura; incluso, empresas de servicio como hoteles. Aunque hay otros modelos de negocio que pueden operar sin ningún tipo de inversión en instalaciones (tierra), como es el caso de la industria del software o los servicios profesionales.

Capital humano

El trabajo en la concepción clásica de los factores de producción, de acuerdo con Investopedia.com, se refiere al “esfuerzo de los individuos para llevar el producto o servicio al mercado.”

El factor humano podrá ser minimizado, producto de los procesos de industrialización y automatización, pero no será desplazado del todo, pues por muy automatizado que resulte un proceso, siempre se tendrá la intervención de la mano de obra para la producción de bienes o prestación de un servicio.

En la agricultura intensiva, por ejemplo, el personal que se encarga de la cosecha y segado de los cultivos es factor trabajo, al igual que los desarrolladores y diseñadores en una empresa de software y aplicaciones informáticas.

Todos los procesos de avanzada requieren personal calificado, quienes demandan paquetes salariales competitivos y ambientes de trabajo donde se les reconozca su labor, son el capital humano de las organizaciones que se puede diferenciar, en términos remunerativos de la mano de obra que requiera de mínimos estándares de calificación y capacitación.

Independientemente de la naturaleza del negocio, la mejora y el aumento de la productividad y calidad del trabajo de la fuerza laboral es esencial para el logro de las metas y objetivos.

Te puede interesar: Importancia de la cultura organizacional

Los capitales financieros

Bajo la concepción neoclásica de los factores de producción, el capital se refiere simplemente al dinero, tan necesario para conjugar instalaciones y mano de obra.

El capital permite a los emprendedores hacer inversiones iniciales en instalaciones, equipos, dotación y acondicionamiento de espacios para poner en marcha un negocio. El capital también es necesario para la compra de insumos y la contratación de servicios que serán usados en los procesos de producción o prestación de servicios.

El sitio Docsity.com distingue cuatro niveles del recurso capital:

  • Infraestructura: un nivel de capital que permite mantener todo el aparato logístico como son edificaciones, carreteras, puertos, aeropuertos y vías ferreras
  • Capital fijo: todas las inversiones en instalaciones y equipos necesarios para la producción de bienes y servicios, maquinaria, equipos, etcétera
  • Capital de trabajo: Insumos e inventarios que forman parte del ciclo operativo y de ventas
  • Productividad del capital: inversión en tecnologías y procesos que se emplean para mejorar los rendimientos del personal y los equipos

Espíritu emprendedor

Sin el recurso del espíritu empresarial no tendríamos una economía desarrollada.

Desde mediados del siglo XIX grandes emprendedores como Cornelius Vanderbilt, John D. Rockefeller, J. P. Morgan, Andrew Carnegie y George Westinghouse, partieron de ideales firmes, construyeron verdaderos emporios y millonarias industrias que dieron sustento a miles de personas, cuyos legados hoy aún prevalecen.

El emprendedor es una persona que se organiza e invierte capitales para iniciar un negocio con la idea de obtener ganancias asumiendo riesgos.

Aunque nombres famosos como Bill Gates o Warren Buffett son ejemplo de espíritu emprendedor, el verdadero tejido empresarial está conformado por millones de hombres y mujeres que han arriesgado su patrimonio, tiempo y esfuerzo en los negocios que nos sirven hoy día. Todos ellos son valiosos recursos económicos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.