Cómo comprar cheques personales por Internet a bajos precios

Comprar cheques personales tradicionalmente es un proceso para tontos. Cuando abriste la cuenta corriente en el banco te dieron un set de cheques iniciales hasta que los cheques "reales" llegaran por correo. O pagaste por estos cheques o te los descontaron de tu cuenta. Cuando llegabas al final de tu chequera, encontrabas un formulario para ordenar nuevos cheques por otro cargo. La mayoría de gente no se da cuenta de que existen opciones de precios más bajos disponibles para obtener cheques. Ahora que el Internet está en todas partes, los consumidores astutos están encontrando formas de comprar cheques por mucho menos de lo que tradicionalmente cobran los bancos.

None

Revisa tus finanzas del año pasado y mira cuántos cheques escribes anualmente. Ahora que la banca en línea es común y que la mayoría de los comerciantes ofrecen compras con tarjetas debito en situaciones en las que antes se requerían cheques, es probable que cada año escribas menos cheques que antes. La meta es obtener el menor precio y ya que muchos vendedores usan los cargos de envío y manejo como un centro de ganancias, ordena los suficientes cheques como para que no tengas que hacer más de un pedido al año.

None

Mira hacia adelante para ver si existen razones por las cuales no deberías ordenar una gran cantidad de cheques de una sola vez. Un inminente cambio de nombre o de dirección o la posibilidad de cambiar de banco pueden hacerte replantear tu orden. Si alguna de estas opciones se aplica en tu caso, cuadra el momento de la orden para evitar tener un gran numero de cheques sin usar cuando tengas que cambiarte a los nuevos cheques.

None

Busca en la web oportunidades baratas. Aunque existen unos pocos sitios bien conocidos (checksinthemail.com, 4checks.com), algunos jugadores basados en webs pueden aparecer ofreciendo cheques poco costosos así que planea invertir unos minutos para buscar a estos recién llegados. Además, siempre existen otras oportunidades de encontrar vendedores de cheques a bajos precios, incluyendo cupones por correo, anuncios en periódicos e incluso ofertas dentro de tu factura de electricidad o en un recibo de hipoteca.

None

Elige el diseño y estilo que sean más baratos. Los cheques de tamaño estándar para billeteras con el fondo de seguridad azul o verde están usualmente disponibles al precio más barato. Si estás preocupado por el precio, evita comprar talones, cheques de impresora, cheques de más tamaño, cheques que te dan un duplicado como recibo o cheques que tienen un diseño o carácter registrado.

None

Siéntete libre de buscar cheques más baratos a la hora de ordenar de nuevo. Aunque es fácil simplemente enviar el formulario para ordenar de nuevo incluido en tu orden, una búsqueda simple en los mismo sitios que buscaste en el paso 3 (junto con mirar cualquier nuevo sitio que haya salido mientras tanto) bien vale unos pocos minutos de tu tiempo.

×