¿Cuándo expira un cheque?

¿Te encontraste un cheque de hace dos años y no sabes qué hacer con él? Los bancos no están legalmente obligados a pagar cheques viejos, pero esto no significa que debas rendirte. Con un poco de suerte, puede ser que puedas obtener el dinero. El banco puede aprobar o rechazar tu solicitud, dependiendo del tipo de cheque y de cuando se emitió.

Cobrar cheques viejos es posible; hay varias opciones que podrías probar.

¿Un cheque caduca?

Cualquiera puede olvidarse de cobrar un cheque. Tal vez lo recibiste como regalo y lo pusiste en un cajón o estantería. Según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB por sus siglas en inglés), la mayoría de los cheques son válidos hasta por seis meses; después de es cuando expira un cheque. Los cheques del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos eran válidos hasta por 12 meses, pero en la actualidad, este departamento hace sus pagos a través de depósito directo o tarjeta de débito.

La regla de los seis meses se aplica a los cheques personales y comerciales. Los cheques del gobierno estatal y local son válidos de 6 a 12 meses desde la fecha de emisión, explica Tramites USA. Los cheques de caja caducan después de 60, 90 o 180 días naturales, pero rara vez tienen una fecha de vencimiento específica. Si tienes un cheque de viajero viejo y el banco emisor sigue en funcionamiento, puedes obtener el dinero en cualquier momento.

Si bien la mayoría de los cheques no caducan, es posible que no puedas cobrar los que tengan más de seis meses de antigüedad. La regla de los seis meses también aplica para los cheques que tienen una fecha de vencimiento. Sin embargo, algunos bancos, instituciones financieras y cooperativas de crédito pueden estar de acuerdo en procesar el pago mediante este instrumento de pago, afirma la agencia gubernamental CFPB. Un cheque de hace dos años podría ser aprobado, rechazado o retenido hasta que el banco se ponga en contacto con el emisor.

Cobrar cheques viejos

Hay varias maneras de cobrar cheques viejos, pero al final puedes o no recibir el dinero. Una opción es ponerte en contacto con el banco emisor. El nombre del mismo debe estar impreso en el cheque. También puedes ir a Walmart, Kmart u otro minorista que ofrezca servicios de cambio de cheques. Estas son otras opciones que puedes considerar:

  • Deposita el cheque en tu cuenta bancaria a través de un cajero automático
  • Ve a cualquier banco e intenta cobrar el cheque
  • Dirígete a un establecimiento que ofrece servicios de cambio de cheques
  • Deposita el cheque a través de la aplicación móvil de un banco
  • Cobra cheques viejos a través de PayPal

Tu mejor opción es cobrar el cheque en el banco emisor. Es posible que un banco o cooperativa de crédito que no sea el emisor no lleve a cabo tu solicitud. Incluso si lo hacen, es probable que te cobren una tarifa. Como señala la CFPB, la mayoría de los bancos canjearán cheques emitidos por sus propios clientes. Además, deberán asegurarse de que haya fondos suficientes en la cuenta corriente o cuenta de ahorros del pagador. Recuerda llevar tu identificación, pasaporte o licencia de conducir.

Si vas al banco que usas normalmente, primero tendrás que depositar el cheque en tu cuenta. Los fondos deberían estar disponibles en uno o dos días hábiles, según la CFPB. Los establecimientos de cambio de cheques y otros negocios similares cobran las tarifas más altas, por lo que es mejor evitarlos. Algunos minoristas ofrecen servicios gratuitos de cambio de cheques, mientras que otros cobran una pequeña tarifa. Walmart, por ejemplo, no cobra más de US $4 por cheques preimpresos de hasta US $ 1,000.

El problema es que es poco probable que PayPal, los establecimientos de cambio de cheques y los minoristas te cambien un cheque viejo, y es por eso que primero debes comunicarte con tu banco o con el banco emisor. Si todo lo demás falla, ponte en contacto con el pagador y explícale lo que sucedió. El emisor del cheque puede cancelarlo y escribir uno nuevo. Recuerda que te conviene cobrar el cheque lo antes posible. Si esperas demasiado tiempo, el pagador puede cerrar su cuenta bancaria o quedarse sin fondos.

×