¿Se cancela el contrato para uso de celular si me declaro en bancarrota?

Si quieres saber si cancelarán el contrato para uso de celular al declararte en bancarrota, vas a encontrar dos diferentes respuestas. Éstas dependen del capítulo bajo el que la presentes, y trae a colación otra cuestión importante: si lo que quieres hacer es conservar tu teléfono móvil, o si prefieres dar por terminado el modelo de contrato que tienes. Sigue leyendo para conocer los detalles al respecto.

Puedes optar por dejar que cancelen el contrato de tu teléfono celular por bancarrota o solicitar conservarlo.

Los teléfonos y la bancarrota del Capítulo 13

En los Estados Unidos, bajo el Capítulo 13 lo que haces es presentar un plan de pagos ante la corte para terminar con tus deudas. Debido a que estás pidiendo una reducción o más tiempo para pagarlas en lugar de declarar que simplemente no puedes hacerlo, Ayuda Legal CT señala que la ley indica que puedes conservar tus pertenencias, las cuales incluyen tu teléfono móvil.

En el plan de pagos que presentas ante la corte, generalmente incluirías tu contrato de telefonía celular entre tus gastos. Sería muy extraño que la corte te negara el derecho a continuar pagándolo. Además, puedes argumentar que tener teléfono para hacer y recibir llamadas muy seguramente aumenta tus posibilidades de generar ingresos. Lo mismo aplica para enviar chats, por ejemplo via Whatsapp or por menajes de texto. Si no cuentas con el celular, estos pueden disminuir.

Independientemente de lo anterior, conseguir otro contrato para uso de celular puede volverse muy complicado, ya que muchas compañías se negarán a llevarlo a cabo con alguien que al revisar sus datos personales se encuentra en un proceso de bancarrota, ya sea del Capítulo 7 o del Capítulo 13, antes del descargo de sus deudas. Incluso después, podría ser difícil que encuentres a un operador de red móvil que quiera ofrecértelo, puesto que tu puntaje crediticio se verá severamente afectado. Si te llegas a encontrar en esa situación, considera la opción de utilizar teléfonos celulares prepagados hasta que tu crédito sea restaurado, lo que puede tardar varios años.

Los teléfonos y la bancarrota del Capítulo 7

En una bancarrota del Capítulo 7 lo que le pides a la corte es que cancele la mayoría de tus deudas. A cambio, el síndico de la quiebra tiene el derecho de embargar todos tus activos, a excepción de algunos que se encuentran exentos, y venderlos para pagar parcialmente esas deudas.

En el caso de tu teléfono móvil, este no se encuentra entre esos activos que se exentan en automático; sin embargo, puedes solicitar a la corte que los declare, tanto tu teléfono celular como el contrato, bienes esenciales para tu recuperación financiera.

Una oportunidad de cancelar el contrato para uso de celular

Puedes estarte preguntando cómo cancelar el contrato para uso del teléfono celular. Según el abogado Robert S. Payne de Utah, la declaración de bancarrota te brinda la oportunidad de terminar con un contrato de telefonía celular que ya no deseas.

Aunque lo más seguro es que el síndico de la quiebra te conceda exentar tu teléfono celular de los activos que embargará si lo solicitas, de no hacerlo, este no tendrá otra opción que confiscarlo y cancelar el contrato. Esto representaría una pérdida definitiva del teléfono. Si tus problemas de liquidez son tan graves que tuviste que solicitar la bancarrota bajo el Capítulo 7, valdría la pena pensar si será mejor terminar con tu contrato de telefonía celular y cambiarte a un plan de prepago que es más simple.

La cancelación de un contrato de telefonía celular conlleva multas y cargos; por eso, la mayoría de los clientes no lo solicita, incluso si no están a gusto con su operador telefónico. Debido a que bajo el Capítulo 7 estás cancelando casi toda la deuda que tienes de todos modos, al operador móvil no le será posible imponerte pagar esas multas y cargos. Si comparas el impacto en tu crédito de una bancarrota del Capítulo 7 en general contra el impacto negativo adicional de incumplir con los cargos de cancelación, definitivamente este último es muy leve.

Consulta también: Cómo declararse en bancarrota

×