¿Pueden meterte en la cárcel por una demanda civil por la deuda de la tarjeta de crédito?

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 25, 2019

Estamos seguros de que alguna vez te has preguntado si pueden meterte en la cárcel por una demanda civil por la deuda de la tarjeta de crédito. Esta pregunta se la ha hecho cualquier persona que tiene contratos con los bancos y que por algún motivo tiene una racha financiera y no ha podido pagar a tiempo sus obligaciones.

La buena noticia es que en la mayoría de los casos, nadie va a la cárcel por una deuda. No obstante, hay otras implicaciones que es importante que conozcas para qué sepas, que cosas sí pueden suceder cuando tienes una deuda de la tarjeta de crédito.

Si en este momento tienes este problema y diario te llaman a cobrar con múltiples amenazas, entre ellas la posibilidad de ir a la cárcel ¡Tranquilízate! Nadie puede meterte a la cárcel por deberle a los bancos, puedes ir al tribunal y tener que responder por el dinero, pero la cárcel para tu tranquilidad no está entre esos planes.

¿Puedo ir a la cárcel por una demanda civil por la deuda de la tarjeta de crédito?

Ya sabes que no puedes ir a la cárcel por la deuda de la tarjeta de crédito, aún si te hicieron una demanda civil. Sin embargo, es de vital importancia que sepas a qué te estás enfrentando.

Tal vez te pueda interesar: ¿Qué sucede si di un número de cuenta equivocado en mi reembolso de impuestos?

¿Qué es una demanda civil por deudas?

Esta es un tipo de demanda que se entabla en un juzgado para que las entidades o personas naturales hagan pagar las responsabilidades adquiridas a un deudor moroso, después del plazo de vencimiento de la deuda.

En estos casos, el demandante debe presentar una demanda ante un juez civil y solicitar que se le ordene al deudor pagar la deuda pendiente. En este tipo de demandas, se debe anexar el documento que demuestre la existencia de la deuda y los plazos fijados. Es importante resaltar que esta demanda debe ser realizada en el lugar de residencia del deudor.

Después de analizar el caso, el juez determinará si la demanda es viable porque cumple con los requisitos. Acto seguido, ordenará al deudor el pago de la deuda en un plazo establecido o de lo contrario se procederá a embargar sus bienes.

En el caso de que el deudor se rehúse a pagar la deuda o no lo haga en el plazo establecido, se procede a avaluar sus bienes para luego venderlos y pagar la deuda.

Esto te interesa: ¿Cómo calcular la tasa de interés de equilibrio de compensación para préstamo a plazos?

¿Qué puedo hacer si no puedo pagar una deuda de la tarjeta de crédito y tengo una demanda civil?

Lo primero que debes hacer es asistir al juzgado y hacerte responsable de tu obligación. Por ningún motivo omitas las citaciones o mensajes del juez, porque los resultados pueden ser peores.

Debes hablar con el juez y tus acreedores y llegar a un acuerdo de pago que te permita cancelar, teniendo en cuenta tu capacidad adquisitiva actual.

En la mayoría de los casos, este tipo de conciliaciones se dan, si muestras interés en cumplir con el pago de la responsabilidad que tienes.

En el peor de los escenario, que sería el hecho de que estés en quiebra y no tengas bienes embargables, de todos modos el juez no te enviará a la cárcel por la deuda de tu tarjeta de crédito.

Sabemos que te gustará aprender sobre: Cómo elegir la mejor tarjeta de crédito para ganar millas

Cómo lidiar con los despachos de cobranza en caso de tener una demanda civil

Muchos despachos de cobranza que se hacen responsables de recuperar el dinero de las deudas por tarjeta de crédito suelen recurrir a diferentes métodos para cobrar el dinero.

Durante mucho tiempo, e incluso en la actualidad, algunos cobradores de deudas usaban técnicas amenazantes para presionar a los deudores a cumplir con sus obligaciones, la peor de ellas era decir que en caso de tener una demanda civil el deudor podía ir a la cárcel. Sin embargo, esto además de ser falso, es una práctica ilegal que va en contra de las leyes de la mayoría de países.

En este tipo de casos lo que puedes hacer es apelar a tus derechos y decirle al cobrador que no te llame más, que vas a resolver tu caso directamente con el juez en el juzgado.

En el código penal de la mayoría de países dice que para que exista un delito patrimonial debe comprobarse el dolo o culpa de la persona. En este caso particular de las tarjetas de crédito, esto es muy difícil de comprobar, porque aunque la persona pueda gastarse deliberadamente el monto de la tarjeta y no tener la intención de pagar, esto es casi prácticamente imposible de comprobar ante un juez. A menos, por supuesto, de que en una llamada grabada por los cobradores digas literalmente que aún teniendo la solvencia no tienes intención alguna de pagar tu deuda.

Sigue leyendo: Cómo calcular los intereses producidos por las cuentas de ahorros

Existe el mito urbano de que sí hay casos en los que te pueden meter a la cárcel por una demanda civil por la deuda de la tarjeta de crédito. Sin embargo, el único escenario posible en el que esto podría suceder, sería si la tarjeta es de otra persona, en cuyo caso, el deudor iría a prisión no por la deuda sino por el delito de fraude.

Consejos para deudores en caso de demanda civil por deuda de la tarjeta de crédito

  • En el caso de estar demandado usted debe saber que cuenta con unos derechos inviolables. De ser posible consiga ayuda legal que lo asesore mientras dura el proceso.  
  • Es importante que responda la citación o asista a cualquier lugar al que lo convoque el juez. De lo contrario puede tener inconvenientes por desacato ante una orden judicial.
  • Preste especial atención a las fechas que le dan en la citación. Cualquier olvido puede ser fatal para el proceso.
  • Después de que usted acepte la citación puede ir a un proceso de arbitraje antes de ir directamente a juicio, aquí puede llegar a una conciliación con su acreedor.
  • En el caso de embargo de bienes, nadie puede entrar a su casa sin una orden judicial.
  • Según la ley hay ciertas propiedades y pertenencias que no son embargables, entre ellas se encuentran los subsidios por desempleo, pensiones y prestaciones por jubilación.

Como ves, aunque no pueden meterte en la cárcel por una demanda civil por la deuda de la tarjeta de crédito, este tipo de compromisos pueden traer otros inconvenientes bastante molestos que pueden quitarte la paz y llevarte a situaciones de altos niveles de estrés. En estos casos, lo mejor es asumir la deuda y tratar de llegar a un acuerdo favorable para ambas partes de acuerdo a tu capacidad monetaria.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.