Requisitos para solicitar un préstamo bancario

Escrito por Aron Mejias Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: March 21, 2020

El préstamo bancario es la fuente de financiación tradicional más usada por arriba del financiamiento con acciones y el crédito comercial.

Solicitar un préstamo bancario requiere de cierta preparación, especialmente para reunir los criterios de elegibilidad. Por suerte existen sitios especializados que ayudan a las personas a informarse sobre la solicitud de estos préstamos. Uno de los más conocidos es Créditos en USA.

Un artículo publicado recientemente en México señala que tres de cada diez personas que solicitan un préstamo no obtienen una respuesta satisfactoria de parte del banco. En los Estados Unidos los criterios de elegibilidad suelen ser más estrictos y la cifra se eleva a cuatro de cada diez solicitudes.

Nasdaq.com no hace mucho reseñó que la mayor dificultad que afrontan quienes aspiran a un préstamo bancario es reunir los “numerosos y estrictos requisitos” y recaudos exigidos por los bancos y las cooperativas de crédito.

¿Qué tal si antes de solicitar un préstamo bancario te documentas un poco y sigues un par de consejos?

Haremos una exposición lo más detallada sobre los recaudos, requisitos o criterios de elegibilidad que debes reunir para obtener una respuesta satisfactoria a la hora de solicitar un préstamo bancario ya sea personal o empresarial.

No dejes de leer: ¿Cómo encontrar la mejor tasa de interés para los préstamos personales?

¿Cuál es la diferencia entre un recaudo y un requisito?

Los términos “recaudo y requisito” suelen ser usados de manera indistinta. Aunque son conceptos afines y ambos aplican para una solicitud de préstamo bancario, realmente son muy diferentes.

Un requisito es un concepto mucho más afín a un “criterio de elegibilidad” una condición que debes cumplir o una característica que debes reunir para optar al préstamo bancario.

Por ejemplo los requisitos para optar a una tarjeta de crédito son:

  • Ser mayor de edad.
  • Ser ciudadano del país donde aplicarás tu solicitud.
  • Demostrar una fuente recurrente de ingresos.
  • Comprobar tu dirección personal.
  • En la mayoría de los casos tener historial en el Buró de crédito.

Los recaudos, por su parte, son la serie de documentos, comprobantes, formatos o formularios que debes consignar ante la institución financiera para formalidad tu solicitud; asocian a algo tangible, los llamados “papeles” para solicitar tu préstamo.

Entre los recaudos odocumentossolicitados para un préstamo bancario personal o de consumo están:

  • Comprobante de residencia: recibo o factura de pago de un servicio público de fecha reciente.
  • Copia de tu comprobante de identidad, que se cotejará con tu identificación vigente.
  • Tu hoja de balance personal con soportes.
  • Carta patronal o constancia de trabajo donde certifique tus ingresos mensuales.
  • Estados de cuenta bancarios de los últimos tres meses.
  • Una copia de la declaración de impuesto federal o estatal del último año.
  • Formulario de solicitud debidamente lleno y firmado.
  • Formulario de autorización de consulta ante el Buró de crédito.  

No dejes de leer: ¿Cómo obtener un préstamo sin tener un trabajo?

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo personal y un préstamo comercial?

La principal diferencia entre un préstamo personal y uno comercial estriba en la finalidad o destino del préstamo.

Cuando hablamos de préstamo personal nos referimos a la solicitud que realizamos al banco con fines meramente de consumo. Ya sea para remodelar tu hogar, pagar el viaje de tus sueños, comprar lo último en tecnología, comprar un auto o pagar tus estudios.

El destino o finalidad de los fondos, salvo quizás el préstamo educativo, no incrementará de forma directa e inmediata tu capacidad de generar ingresos o tus ingresos actuales.

Los tipos de préstamos personales más comunes son:

  • Las tarjetas de crédito.
  • Crédito automotriz (vehículo de uso personal)
  • Hipoteca o préstamo para compra de vivienda.
  • Crédito para ampliación o remodelación de vivienda.
  • Crédito de consumo con fines diversos.
  • Préstamo educativo.

Ahora bien, los préstamos comerciales, también llamados “crédito de inversión”, se diferencia de los créditos personales en que el destino de los fondos será la inversión en un pequeño negocio.

Los créditos comerciales se usan en la gran mayoría de los casos para financiar capital de trabajo o la compra de equipos y maquinaria. Los fondos en todo caso tendrán un fin productivo y con ello aumentarán el nivel de ingresos brutos e ingresos netos del solicitante o su negocio.

Los créditos comerciales o créditos productivos más comunes otorgados por los bancos son:

  • Los microcréditos.
  • El crédito para manufactura.
  • Crédito para compra de mercancía.
  • Préstamos agrícolas y para la ganadería.
  • Financiamiento de urbanismos y edificaciones.
  • Créditos corporativos.

De acuerdo con Finder.com los préstamos comerciales a diferencia de un crédito personal típico traen consigo un mayor riesgo para el prestamista, ello resulta en un criterios de elegibilidad más estrictos, mayores recaudos, solicitudes y tiempos de análisis más largos.

Por lo general, se deben reunir una serie de documentos importantes y detalles financieros para completar la solicitud de préstamo comercial.

No dejes de leer: ¿Qué son los préstamos privados?

Requisitos para un préstamo personal

Los préstamos personales son más simples que los préstamos comerciales o de inversión.

La “columna vertebral” de un préstamo personal son tus ingresos comprobables. Por mucho historial crediticio que poseas, ningún acreedor se aventurará a prestarte dinero si te encuentras desempleado y no tienes como respaldar una fuente de dinero estable.

Al respecto tu puntaje crediticio queda en un segundo lugar. Tendrás excelentes ingresos y pasas la primera prueba, sin embargo, si dañaste tu historial de crédito por atrasos en el pago de tus tarjetas, dejas de ser elegible.

Ante una situación particular de impago tal vez te convenga negociar una propuesta de pago o una condonación de deuda.

Tal vez no tengas una relación de trabajo formal, pero si posees una empresa de propiedad individual, puedes comprobar tus ingresos con tu declaración de impuesto federal o estatal.

Otra forma de comprobar ingresos es a través de tus movimientos bancarios, presenta tus estados de cuenta bancarios de por lo menos tres meses, allí darás fe de las entradas de dinero y capacidad de ahorro o pago.

Hemos nombrado al menos cuatro requisitos para un préstamo bancario personal. Vamos a presentarlo en forma de “tips”.

Criterios de elegibilidad para un préstamo personal

Eres firme candidato para un préstamo personal en cualquier institución bancaria si reúnes estos tips:

  • La cuota o pago frecuente que harás al banco debe ser por lo menos el 25% de tus ingresos mensuales comprobables. Esa será tu “capacidad de pago”.
  • Debes tener una cuenta de cheques o por lo menos una cuenta de ahorros con el banco donde aplicarás y mientras más fondos muevas mejor.
  • Los estados de cuenta bancarios deben mostrar movimientos de al menos un 10 a 20 por ciento del monto a solicitar.
  • Declara y paga tus impuestos cabalmente y presenta una copia de tu último formulario de declaración.
  • Si no tienes historial crediticio o lo dañaste por un impago, puedes reconstruirlo ofreciendo al banco una garantía de depósito a plazo o garantía “stand by”.
  • Por muy elemental que parezca ofrece al banco el mayor detalle posible de tus datos de contacto: número de teléfono fijo, de oficina, móvil, correo electrónico personal, corporativo, cuentas en redes sociales. Eso dará confiabilidad.   

Te puede interesar: Riesgo de los préstamos bancarios.

Criterios de elegibilidad para un crédito comercial

Aunque los requisitos o criterios de elegibilidad pueden diferir de forma importante entre los distintos bancos y cooperativas de crédito hay un común denominador que aplica para la mayoría de las solicitudes de préstamos productivos.

Una recomendación un tanto obvia es que indagues muy bien acerca de la lista de recaudos y requisitos si te inclinas por un banco en particular. Examina la lista de recaudos en el sitio web de la institución financiera y ante una duda pide una cita con un ejecutivo de atención al público especializado en el área de créditos.

Exploremos los aspectos que debes reforzar y tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo bancario comercial.

Tu historial ante el Buró de Créditos

En algunos países llamado buró de créditos, en otros agencias de riesgo o sistemas de información central de riesgos. Pueden ser privadas o gubernamentales.

Lo cierto es que ellas consolidan y guardan toda la información inherente a tu historial de créditos en un país, otorgándote un puntaje de crédito o calificación y los bancos poseen autorización para hacer consultas a estas grandes y detalladas bases de datos.

En los Estados Unidos hay al menos tres agencias de informes de crédito importantes (Equifax, Experian y TransUnion), en México dos.

Dedica un tiempo en valorar tu historial de crédito, en los Estados Unidos un puntaje por debajo de 620 puntos puede significar “luz amarilla” mientras que un puntaje por arriba de 650 puede representar “luz verde”.

Un buen recurso para conocer mejor detalle sobre el manejo de informes y reportes de crédito es el Buró de Protección Financiera al Consumidor.

Te puede interesar: Secretos para aumentar rápidamente la calificación crediticia

Los estados financieros

El análisis de los estados financieros durante una solicitud de préstamo bancario es digno de un curso a nivel universitario.

No hay que abrumarse al respecto, sería suficiente con que la información contenida en los estados financieros de su negocio sea consistente con la realidad, refleje cabalmente sus ingresos brutos, ingresos netos, deudas y activos cumpliendo los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.

Para Finder.com La gran mayoría de los bancos o prestatarios espera que sus ingresos brutos sean por lo menos 1.25 veces mayores a sus gastos totales; podríamos agregar que el monto de sus pasivos no superen al patrimonio de su empresa y que los activos corrientes sean mayores que los pasivos de corto plazo.

Sería muy conveniente que valores nuestra lista de indicadores financieros claves para analizar las fortalezas de una empresa.

Un plan de negocios

Cuando se trata de un crédito productivo los prestamistas requerirán que indiques claramente el destino de los fondos.

Si es una operación por un monto pequeño o un microcrédito muy probablemente este paso sea cubierto con una “carta de exposición de motivos” que incluya los presupuestos de la mercancía o equipos que comprarás.

Para solicitudes de préstamo de por un monto superior a USD 20,000 es probable que te exijan un plan de negocios.

Un plan de negocios debe ser conciso y congruente, no debe ser toda una tesis de 250 páginas.

Es suficiente con que presentes los aspectos generales de tu empresa y equipo de trabajo, des a conocer el tamaño de tu mercado, competidores, perspectivas del negocio y algunos detalles financieros como proyecciones y presupuestos.

Un plan de negocios sólido y concreto aumentará tu credibilidad y ayudará a convencer a los prestamistas de que vale la pena su inversión.

Presentación de garantías o colaterales

No puedes pretender que te otorguen un préstamo para inversión sin tener un sólido historial de crédito y sin presentar garantías o colaterales.

Una garantía sólida es un vehículo para optar a un préstamo y construir un historial en tu buró de crédito. Esa es la finalidad de las tarjetas de crédito garantizadas.

Cuando no tienes un historial crediticio los bancos te exigen un depósito a plazo, un inmueble, o títulos valores por el equivalente al monto de la solicitud. Así en caso de algún impago el banco asegura los fondos prestados liquidando el colateral otorgado.

En algunos países los bancos exigen que el valor de la garantía sea mínimo un 110% del valor requerido otros hasta un 200%.

En casos excepcionales te pueden otorgar un préstamo garantizado con el vehículo o equipo que comprarás o te pedirán un fiador o “avalista”. Alguien con excelente historial y muy buen patrimonio.

Requisitos para un préstamo comercial, “tips”

Algunas condiciones que dan valor o suman al momento de solicitar un préstamo comercial y que normalmente no te dicen los bancos son:

  • Tener una cuenta de cheques con la institución con la que aplicarás, facilita la transferencia de los fondos y las gestiones de cobranza.
  • Que movilices en tus cuentas entre el 5 y 10 por ciento de los fondos que aspiras.
  • Que tu negocio tenga por lo menos tres años de estar operativo y que reúnas buena experiencia en el sector.
  • Presenta al menos seis meses de extractos bancarios de las cuentas a nombre de tu empresa.
  • Presenta tus declaraciones de impuesto ante el Servicio de Rentas, tanto a título personal como de tu negocio pues los prestamistas querrán confrontar los ingresos y márgenes brutos, operativos y netos.
  • Es posible que te soliciten documentación de sus registros de empleados y de nómina para verificar el tamaño de tu negocio. 

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.