Cómo escribir una carta de dificultad económica para una modificación de préstamo hipotecario

Escrito por Contributor última actualización: February 01, 2018
Photodisc/Photodisc/Getty Images

Una carta de dificultad financiera está diseñada para que tengas la oportunidad de explicarle a tu compañía hipotecaria la situación financiera que estás atravesando y que te impide hacer el pago de tu hipoteca. La carta de dificultad debe dar una explicación concisa de la situación, así como tu voluntad de elaborar un plan con el prestamista.

Crea un esquema de los puntos que te gustaría discutir. Debes crear una carta que explique tus dificultades financieras del pasado con honestidad y mantengan una perspectiva positiva para el futuro.

Formatea la carta para incluir la fecha, tu nombre e información de contacto en la parte superior. Incluye también tu número de cuenta del préstamo. Manda la carta con atención a tu persona de contacto en la compañía hipotecaria.

Empieza explicando que la carta es para apoyar tu necesidad de una modificación de préstamo, que explique por qué estás atrasado en tus pagos y que deseas conservar tu casa.

Da una breve y concisa descripción en cuanto a los problemas financieros del pasado que llevaron a que te retrases en los pagos. Limítate a los hechos. Los prestamistas están dispuestos a tomar en consideración las dificultades como un despido laboral, el divorcio y las cuentas médicas altas. Explica cuál es tu situación laboral actual y tu ingreso anual. Describa qué medidas estás tomando para rectificar la situación y cómo una modificación a tu préstamo puede ayudarte a seguir adelante.

Tu párrafo final debe ser una declaración positiva de tu intención de seguir adelante, incluyendo tu compromiso de hacer los pagos de tu préstamo modificado. Asegúrate de añadir un número de teléfono de contacto, en caso de que tengan alguna duda o quieran discutir más a fondo tu carta.

Firma la carta y guarda una copia firmada para tus archivos. Coloca la carta de dificultades al resto de la solicitud y envíala a la entidad crediticia según sus instrucciones.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photodisc/Photodisc/Getty Images