x

Cómo escribir una propuesta de pago

Escrito por Macarena Fernandes Diaz última actualización: June 27, 2018

Una propuesta de pago, es una opción a la cual se acude cuando no estamos en capacidad en el mediano o largo plazo de mantener nuestros compromisos de deuda con nuestros acreedores ya sea de tipo comercial o personal.

Dicho de otra manera, una propuesta de pago, es una carta a la que debes apelar si tienes deudas y entraste en una situación de insolvencia, al punto que no te es posible mantener tu capacidad de pago. Se emplea como una de las medidas de evitar la quiebra.

La carta de propuesta de pago, es similar a una carta de negociación de deuda, ambos son instrumentos que sirven como intento de convencer a los acreedores que a pesar de las dificultades financieras, estás dispuesto a cooperar para reducir tu deuda.

Te puede interesar: ¿Cuánto tiempo pasará antes de que un acreedor embargue mis salarios?

Insolvencia y amparo legal tras una propuesta de pago

Una situación de insolvencia que nos lleve a escribir una propuesta de pago, se puede presentar cuando han transcurrido dos o más períodos consecutivos de impago a uno o más acreedores.

Existen distintos marcos legales en cada uno de los países que defienden y protegen al deudor en condición de insolvencia.

En los Estados Unidos, el Título 11 del Código Federal de Leyes, en cuanto a la “Ley de Quiebras” permite a personas particulares y empresas de ese país a reorganizar sus deudas en amparo de éste marco legal.

La ley estipula que si una empresa o persona particular no está en condiciones de pagar a sus acreedores, el deudor o el acreedor pueden presentar una solicitud de protección de bancarrota por medio de un tribunal federal.

En Colombia, por ejemplo, se tiene desde el 2012 la “Ley de Insolvencia” que ampara a deudores en condición de “morosidad” si sus deudas superan el 50% sus activos.

Te puede interesar: ¿A quién se le debe pagar cuando se vende una deuda de crédito?

Cómo escribir la propuesta de pago

En primer lugar la propuesta de pago debe ser concreta, específicamente en términos de cómo y cuándo pagarás; del monto mensual que puedes soportar y plazo que propones.

No puedes afirmar que pagarás “cuando encuentres un trabajo” o “cuando estés bien de salud” pues la carta no será admisible por imprecisa.

Si no puedes pagar el monto total que debes, incluso con el paso del tiempo, puedes ofrecer un monto de buena fe menor, por lo general de un 40% a un 60 por ciento de la deuda total o del importe mensual o renta.

Reúne cartas y formularios que demuestren que las dificultades financieras que estás actualmente soportando, están más allá de tu control.

Estos pueden incluir facturas de gastos médicos, cartas de abogados, si estás pasando por un divorcio o un certificado de defunción, si un familiar ha muerto recientemente; la carta de despido si esa es tu coyuntura.

La carta de propuesta de pago debe contener datos básicos como tu nombre, dirección, número de cuenta, saldo pendiente y tasa de interés actual. Es recomendable que figuren en la parte superior de tu carta de propuesta de pago.

Explica sinceramente por qué no has sido capaz de hacer los pagos previamente discutidos. Adjunta los documentos de apoyo que has reunido anteriormente.

Dile a tu acreedor el monto que puedes pagar. Aproxima una capacidad de pago. Esta viene dada por la diferencia de tus ingresos brutos comprobables y tus gastos personales y familiares básicos como alimentación, vivienda, educación, salud y transporte.

Algunas leyes de protección al deudor, definen como capacidad de pago, aquel remante de dinero que se dispone luego de deducidos los gastos básicos familiares de los ingresos comprobables y que dicha suma se aproxima al 25% de los referidos ingresos.

Informa a tu acreedor cuándo serás capaz de empezar a pagar y si vas a hacerlo en un solo pago o en una serie de cuotas menores.

Tu propuesta de pago puede contener solicitud de “condonaciones”, “períodos de gracia” o “períodos muertos.”

La condonación es la exoneración de una o varias cuotas vencidas. El período de gracia es la exoneración o diferimiento de los intereses por un periodo determinado y el período muerto, es un tiempo en el que se difiere el pago total de la cuota.

Escribe: …Después de haber pagado un monto “X”, solicito al acreedor declarar la deuda como "pagada en su totalidad".

En este caso, "X" es el monto de deuda que deseas pagar y "el acreedor" es la persona/empresa a la que le debes dinero.

Por ejemplo, Si tu disposición y capacidad es pagar USD 3,000 a “AT&T”, la frase se leería: "Después de pagar US$ 3.000, AT&T declarará que la deuda ha sido "pagada en su totalidad".

Termina la carta amablemente, mientras solicitas una atención inmediata a tu caso.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.