Cómo recuperar el dinero de una fianza

Escrito por Macarena Cansino Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: April 25, 2019

En la gran mayoría de los países del mundo los sistemas legales incluyen ciertas medidas de tipo económico que se aplican contra personas sometidas a un proceso judicial en el que se les acusa de haber cometido presuntamente un delito, ya sea de tipo penal o administrativo.

El pago de fianzas es una forma muy usada para que el acusado pueda ser juzgado en libertad o incluso gozar de una libertad condicional, pero la pregunta que muchos se hacen es cómo recuperar el dinero de una fianza cuando el proceso judicial termina o es anulado.

En muchos casos, los jueces pueden dictar el encarcelamiento temporal de una persona mientras se realiza la investigación en su contra, principalmente cuando hay riesgo de fuga o de que esta evada su responsabilidad o pueda intentar evadir la acción de los cuerpos de investigación.

Lee también: ¿Qué es una fianza de licitación en la construcción?

En México y muchos otros que comparten una estructura judicial similar, se puede otorgar el pago de una fianza económica ante el tribunal a cambio de poder ser juzgado en libertad.

También puede solicitarse fianzas a petición de afectados que temen que el acusado huya sin pagar algún compromiso económico y quieren asegurar el pago de sus pérdidas.

De hecho, el monto de la fianza se fija de tal forma que el procesado penal o administrativo se sienta obligado a respetar las órdenes del juez, incluyendo el no salir de la ciudad o el país, so pena de perder este dinero o bienes dados en garantía y ser enviado a prisión de manera inmediata.

En países como México la fianza es un mecanismo muy usado en el sistema de justicia y se divide en dos tipos, fianzas judiciales y fianzas penales.

Además, el acusado puede pagarlas directamente al tribunal si posee los medios económicos suficientes, o a través de una empresa especializada en el financiamiento de las fianzas, o agente de fianzas.

Si por alguna razón personal o familiar asumiste ser el pagador de la fianza de otra persona, es posible que te preguntes cómo recuperar el dinero de una fianza y cuándo puedes exigir este reembolso.

La respuesta depende de varias condiciones que vamos a explicarte en este artículo y que inciden en el tiempo de devolución de tu dinero o incluso, en que el mismo no regrese a tus manos.

¿Qué es una fianza judicial?

Las fianzas judiciales son aquellas que se otorgan derivadas de un juicio y son requeridas por un juez a una o todas las partes en caso de que se encuentren en pleito a efecto de garantizar el procedimiento judicial.

Estas se dividen en varios tipos, como son:

  • Fianza judicial en materia mercantil. Sirve para garantizar el pago de posibles daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento de cláusulas en un contrato mercantil.
  • Fianza judicial en materia familiar. También se conoce como fianza de alimentos de pensión alimenticia y se exige cuando hay un divorcio voluntario para garantizar el pago de alimentos, ropa y habitación, salud y educación al ex cónyuge y los hijos menores de edad.
  • Fianza de albaceas. Quienes sean nombrados como albacea en un caso de herencia deben presentar en los siguientes 3 meses una fianza que garantice que manejará los recursos económicos de manera adecuada. Esta fianza se calcula en función de las rentas o beneficios que los bienes administrados generen durante un año o su valor en el mercado y rentabilidad por 5 años si se trata de unidades productivas como haciendas ganaderas, etc.
  • Fianza para tutelas. El código civil mexicano establece este tipo de fianza para garantizar la buena actuación en el  desempeño de quienes deban tutelar a menores de edad o personas adultas que presentan algún tipo de enfermedad o una discapacidad física o mental.

¿Qué es una fianza penal?

Este tipo de fianzas se vinculan con casos de delitos penales y se dividen en tres tipos:

  • Fianza penal de libertad provisional. Está estipulada en el artículo 20 de la Constitución Mexicana y se puede otorgar siempre y cuando el delito cometido no implique una pena mayor a 5 años de cárcel. La fianza se mantendrá hasta que haya una sentencia definitiva y busca garantizar que el acusado no evada la justicia, cubrir la reparación del daño a terceros y posibles multas generadas.
  • Fianza de condena condicional. Se aplica a personas sentenciadas a menos de 2 años de prisión que buen comportamiento se hacen merecedoras de un beneficio de libertad condicional. Su vigencia es de 3 años y medio y busca garantizar que el reo no evada la justicia y va acompañada de exigencias como no cambiar de domicilio, no beber ni usar drogas, no cometer nuevos delitos y reparar los daños causados a terceros.
  • Fianza de libertad preparatoria. Se otorga a reos que han cumplido en prisión tres quintas partes de su condena, si es un delito intencional, o la mitad de la misma en caso de ser un delito imprudencial. El monto de la fianza debe cubrir la reparación del daño a terceros y garantizar que el reo no evada la acción de la justicia cuando se le requiera.

¿Cómo saber si mi dinero me será devuelto?

Si la persona a la que se le impuso la fianza está acusada de un delito, este dinero pasa temporalmente a manos del tribunal como forma de asegurar el pago parcial o total de los costos generados por el proceso de justicia.

Esto quiere decir que solo se devuelve la fianza si a la persona se le retiran los cargos o si el proceso judicial termina con un veredicto de inocencia a su favor.

Además debes consultar ante la corte la fecha exacta del cierre del caso, es decir, la fecha de la audiencia en la que se dictará la sentencia absolutoria contra el acusado o incluso, si hubo un retiro de los cargos en su contra por parte de la parte acusadora.

De esta forma podrás saber a partir de cuándo podrás iniciar el proceso para exigir el reembolso de tu dinero.

En el resto de los casos, para saber cuánto tiempo deberás esperar por la devolución del dinero de la fianza hay que tener en cuenta otros factores.

Condiciones que afectan el reembolso de una fianza

El primer factor a considerar es cuál fue la forma de pago que usaste como afianzador. En México hay dos opciones a la hora de pagar la fianza, comenzando por la más tradicional que es pagarla directamente en la cuenta bancaria del tribunal o en la taquilla administrativa que este posea.

La segunda forma de pagar una fianza en México es a través de un agente de fianzas, que es una empresa o sociedad financiera que se encarga de asumir el monto total de la fianza a cambio de un porcentaje del 10 al 20 por ciento sobre el monto de la misma.

Un agente de fianzas es un recurso valioso cuando el acusado no posee los medios económicos suficientes para pagar de inmediato. El agente de fianzas realiza luego un convenio de pago con el acusado o con el fiador que este designe.

En segundo lugar debes saber el estado del proceso legal contra el acusado. Para poder recuperar el dinero de una fianza es condición obligatoria que la persona a la que ayudas sea absuelta o se retiren los cargos en su contra.

Esto significa que si es hallado culpable, este dinero pasará a cubrir los gastos de la corte y por lo tanto no podrás recuperarlo.

Suponiendo que hubo sentencia absolutoria o de inocencia, o que se retiraron los cargos y además pagaste la fianza directamente al tribunal, recibirás un reembolso completo por la cantidad que pagaste en un plazo de 15 días a seis semanas.

En el caso de procesos muy largos, debes ver cuál es el tiempo de caducidad de la fianza, pues según la causa por la que fue impuesta algunas vencen a los 30 días mientras que otras tienen una duración de 3 meses a 1 año, sobre todo en el caso de las relacionadas con temas de herencia, manejo de bienes de terceros, etc.

En todo caso, la devolución de este dinero se hará a través de un cheque, por lo que es importante que actualices tus datos personales y de domicilio ante el tribunal para evitar errores en su elaboración y posterior cobro en efectivo.

Te recomendamos leer: ¿Cómo iniciar una empresa de seguros?

Hay que resaltar que las fianzas por pensión de alimentación son las que se reembolsan más rápido, pues no exceden las 24 horas a partir del cumplimiento de la obligación por parte del ex cónyuge.

Debes tener en cuenta que si transcurren más de seis semanas a partir del inicio del proceso de reembolso y el cheque no ha sido procesado, debes ponerte en contacto con la corte para averiguar si hay algún problema.

En el caso de que hayas pagado la fianza a través de una agente de fianzas, lamentamos decirte que posiblemente no recibirás ningún reintegro.

Esto se debe a que por norma estos agentes solo te pedirán el pago del 10 al 20 por ciento del monto total de la fianza exigida por el juez, lo que constituye los honorarios del agente y que no tiene carácter reembolsable. Por lo tanto no recibirás de vuelta lo que hayas pagado.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.