Las autoridades detrás de una cuenta bancaria congelada

Si congelan tu cuenta bancaria, puede ser porque has tenido problemas con tu crédito durante mucho tiempo o por alguna actividad que es considerada ilícita. Varias organizaciones gubernamentales, así como negocios privados y cobradores de deudas, pueden congelar tus cuentas para efectos de cobranzas, obtener pruebas de alguna actividad ilegal o para prevenir que pierdas más dinero debido a un robo de identidad.

Pueden congelar tu cuenta bancaria por falta de pago de impuestos o deudas y por seguridad.

Las agencias del orden público

Si eres sospechoso de algún tipo de delito que incluya fraude, financiación del terrorismo, malversación de fondos o robo o venta de drogas ilegales, las agencias del orden público están facultadas para congelar tus cuentas como parte de la investigación y del proceso para la recolección de pruebas. Esto evita que cierres tus cuentas bancarias y puedas ocultar o librarte de que consigan alguna evidencia esencial sobre estos tipos de ingresos.

El rastreo de tus finanzas es particularmente importante en el caso de un fraude masivo o de distribución de drogas, para que puedan determinar de dónde se originan los depósitos y la cantidad total de dinero involucrado en el fraude, robo o cualquier otro tipo de crimen.

El Servicio de Impuestos Interno

El Servicio de Impuestos Interno (IRS por sus siglas en inglés) en Estados Unidos puede congelar tu cuenta bancaria por no haber pagado tus impuestos federales. También conocido como embargo bancario, esta medida bloquea efectivamente tu cuenta mientras que el IRS como autoridad fiscal se apodera de tu saldo total. Tu institución bancaria está obligada a notificarte por escrito respecto a algún embargo pendiente por parte de este organismo.

Existen algunas circunstancias por las que puedes evitar un embargo y que te bloqueen los fondos en tus cuentas. Un ejemplo es probar que, al hacerlo, te pueden ocasionar serias dificultades financieras, como perder tu casa o que no te sea posible ocuparte de tus dependientes económicos.

Una orden judicial

Un acreedor puede obtener el fallo de un tribunal civil para embargar parte o todos los fondos de cualquiera de tus cuentas bancarias para que, de acuerdo con la ley, le liquides la deuda. Conforme a lo establecido en los términos de una sentencia judicial, tus cuentas pueden ser congeladas para evitar que hagas retiros de los fondos, pues eso evitaría que el acreedor los embargara, de acuerdo con su derecho, para el pago de tu deuda. Es importante mencionar que este tipo de sentencia no es legal en todos los Estados, ya que algunos solo permiten una cuenta bancaria congelada por pagos atrasados para la manutención de menores y por la falta de pago de impuestos federales o estatales.

Por ejemplo, la Ley de Protección de Ingresos Exentos de Nueva York (EIPA por sus siglas en inglés) no permite que un acreedor congele una cuenta bancaria que tenga menos de tres mil dólares si la cuenta bancaria congelada tiene fondos protegidos para el pago del Seguro Social, fondos de manutención para el cónyuge y los hijos, pagos de compensación de trabajadores o seguro de desempleo, entre otros. Esta cifra cambia cada tres años.

Tu propio banco

Tu banco puede congelar cualquiera de tus cuentas si sospecha que eres víctima de robo de identidad. Esto lo hace para tu protección, con el fin de evitar más intentos ilegales de apoderarse de los fondos que tienes en tus cuentas. Para que tu responsabilidad por cheques y compras fraudulentas sea limitada, notifica a tu banco de inmediato sobre cualquier pago no autorizado que veas en tus estados de cuenta.

De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, en la mayoría de los casos tu responsabilidad se limita a cincuenta dólares por compras fraudulentas, siempre que notifiques a tu banco durante los 2 días siguientes a que haya aparecido la actividad ilícita en tu cuenta, pero la cantidad será de quinientos dólares si lo haces de entre 2 hasta 60 días después. Toma en cuenta que, si lo haces después de los 60 días, perderás todo el dinero que te robaron.

Consulta también: ¿Cuánto dura un embargo bancario?

×