Cómo eliminar un derecho de retención de una cuenta bancaria

El derecho de retención, en términos bancarios, quiere decir que no puedes retirar o utilizar una parte o el total de tus fondos. Esto sucede porque alguien, como un acreedor o abogado, ha presentado documentación legal a tu banco en un ordenamiento jurídico para congelar tus fondos. Dichos fondos ya no están disponibles para ti en tal caso y pueden ser entregados a la otra parte que se encuentra a la espera de nuevas medidas para satisfacer su demanda en tu contra.

No poder acceder a tus fondos con normalidad es una situación difícil; aquí te decimos cómo puedes solucionarlo.

Averigua quién ordenó el derecho de retención

Descubre quién ordenó el derecho de retención en primer lugar. Es probable que ya sepas quién lo hizo, especialmente si estás atrasado en los pagos de manutención de tus hijos, si anteriormente has tenido tratos con un acreedor en particular o se ha tomado alguna otra acción. Es posible que hayas recibido alguna notificación para una audiencia en el tribunal o facultad de derecho, o que hayas recibido una notificación de sentencia en tu contra.

Puedes ponerte en contacto con tu banco y preguntar por qué se han congelado tus fondos y quién está tras el ejercicio del derecho de retención en tu contra. Tu banco debiera de poder proporcionarte un nombre y un número de teléfono de contacto de la persona que solicitó el derecho de retención como parte de un acto jurídico. Pídele al gerente de la sucursal que te proporcione esta información. Tendrás que comunicarte directamente con el acreedor o su abogado para hablar sobre tu situación jurídica particular.

Identifica los fondos congelados

Averigua qué fondos se adjuntaron al derecho de retención. Hay fondos de tu cuenta bancaria que el banco no puede congelar. Estas cantidades pueden incluir gastos necesarios como los beneficios del Seguro Social y de veteranos, otros tipos de fondos brindados por el gobierno o tu pensión. Si crees que los fondos que deberían estar exentos se congelaron por error, comunícate con tu banco y explica qué fondos no deberían haberse inmovilizado.

Tu banco puede solicitar documentación que demuestre que estos fondos no deberían haberse congelado o si se realizó un depósito directo, podrán identificar inmediatamente la fuente. Exige que la obligación principal sea que se descongelen esos fondos de inmediato.

Pide anular la sentencia

Es posible que se pueda retirar el derecho de retención a través de un proceso conocido en el código civil como anulación de sentencia. Por ejemplo, si recibiste una citación judicial después de lo sucedido o no pudiste comparecer ante el tribunal debido a una enfermedad, encarcelamiento o algún otro evento fuera de tu control, la naturaleza jurídica de esos casos llevan a que puedas ofrecer una excusa razonable para anular el derecho de retención. Comunícate con el tribunal a través del número telefónico que viene en tu citación judicial para pedir una audiencia. Considera llevar contigo representación legal para defender tus derechos.

También es posible que puedas anular la sentencia si puedes probar que el derecho de retención se entregó indebidamente. Por ejemplo, si fuiste víctima de un robo de identidad, el derecho civil indica que es posible que la deuda no te pertenezca. Sin embargo, la carga de la prueba puede seguir recayendo sobre ti como poseedor de buena fe, así que prepárate para mostrar un informe policial, copias de tus informes de crédito u otra documentación que demuestre que no eres responsable de la deuda. Es posible que debas llenar un formulario de "Orden para demostrar causa" para que tu caso sea anulado.

Liquida el derecho de retención

Paga la deuda. Si en efecto debes dinero, puedes hacer que se elimine el derecho de retención pagando lo que debes al acreedor pignoraticio o su abogado. Una vez que saldes la deuda, el banco recibirá un aviso para liberar tus fondos, tu deuda habrá sido liquidada, el derecho de retención se habrá eliminado, y podrás acceder a tu cuenta bancaria como de costumbre de acuerdo al contrato de depósito.

Consideraciones para el manejo del derecho de retención

Las leyes y el código civil varían de un estado a otro, por lo que no es la misma cosa en todos lados y más bien deberás determinar cuál es tu derecho real. Es posible que puedas resolver el asunto de un derecho de retención sin un abogado, aunque como principio general conviene buscar asesoría legal si el caso lo requiere.

Ten en cuenta que un derecho de retención puede convertirse en un embargo bancario donde se incautan tus fondos para satisfacer una sentencia. Es posible que solo tengas unas cuantas semanas para responder antes de que los fondos se retiren automáticamente de tu cuenta.

×