Cómo iniciar un negocio de venta de leña

Para el ansioso amante de la naturaleza que le gusta un poco de trabajo manual duro, iniciar un negocio de garaje cortando y vendiendo leña es una opción sólida. Si se juega con inteligencia y se realiza a pequeña escala, un negocio de leña puede ser operado en forma barata los fines de semana y por otro lado permitirá ganar un prolijo ingreso.

Recopila o compra las herramientas básicas para la tala de árboles: un mazo, al menos dos cuñas de división, una almádena, un hacha de madera, un destral, una sierra para árboles, una moto sierra para madera una lata de gasolina, herramienta para afilar moto sierras y una escofina para afilar las hachas.

Decide si operarás en una escala que requerirá una máquina rajadora de leña. Aun la rajadora más barata cuesta US$350, pero podría ser necesaria si tienes la intención de pasar el fin de semana cortando o entregando madera.

Compra un jeep, una camioneta o un remolque ligero si no tienes ya uno. Necesitas un vehículo para recoger y entregar la madera.

Busca fuentes gratuitas de madera. La gente a menudo anuncia árboles caídos, que en ocasiones ya están cortados en rodajas, y lo que ellos quieren es que se los lleven sin costo; puedes encontrar estos anuncios en los clasificados y en el sitio web Craigslist.org. Los árboles caídos en tu comunidad también pueden ser una buena fuente para recoger leña.

Corta los árboles caídos en rodajas del tamaño adecuado para las chimeneas.

Utilizando tus herramientas, corta los árboles caídos en rodajas del tamaño adecuado para las chimeneas, y pártelos en troncos. Apílalas en un lugar seco y protegido, como un garaje, cobertizo o choza, y déjalas para la temporada por lo menos durante seis meses.

Anuncia tu negocio, empezando en tu propio vecindario, con folletos en las ferreterías y tiendas de café.

Planea pasar la mayor parte de tu tiempo desde finales del otoño hasta finales del invierno entregando madera, no partiéndola.

×