x

Cómo quitar manchas secas de tinta de Sharpie

Escrito por Amanda Flanigan última actualización: February 01, 2018
NA/AbleStock.com/Getty Images

Los Sharpies son un instrumento de escritura común que cuentan con tinta permanente diseñada para escribir en varias superficies. Cuando un niño utiliza un Sharpie para crear su próxima obra maestra sobre superficies no deseadas, las ventajas del marcador se convierten rápidamente en una tragedia. Los marcadores permanentes Sharpie se adhieren rápidamente a las superficies. Normalmente, estas manchas secas no se quitan con las prácticas de limpieza habituales. Afortunadamente puedes quitar las manchas de tinta Sharpie de varias superficies con artículos baratos.

Azulejos y mesadas

Frota la tinta Sharpie con un trapo limpio humedecido en aguarrás. Frota con un movimiento circular de uno a dos minutos. Continúa con el paso 2 si la mancha de tinta permanece.

Frota vigorosamente el marcador de tinta permanente con un paño humedecido con acetona que contiene removedor de esmalte de uñas. Frota durante varios segundos hasta que la tinta ya no sea visible.

Limpia la superficie con papel de cocina húmedo y luego sécala con una toalla de papel seca.

Alfombras y tapicería

Aplica un fijador para el cabello no graso a las marcas de Sharpie y deja en remojo durante tres a cinco minutos. No dejes que el fijador se seque.

Comienza por el borde de la mancha y seca con un paño húmedo mientras te mueves hacia el centro.

Repite los pasos 1 y 2 hasta que la tinta mancha no sea visible. Seca la alfombra o la tapicería con un trapo humedecido con agua fría para enjuagar el fijador de la superficie. Seca con una toalla.

Tela

Coloca la tela con la mancha de tinta hacia abajo. Dobla varias toallas de papel y colócalas directamente en la mancha.

Seca la parte posterior de la mancha con un paño humedecido con alcohol. Sigue secando el tejido hasta que se sature.

Lava la tela como lo harías normalmente.

Paredes

Aplica un rociado desplazador de agua directamente en un paño limpio y blanco.

Frota la mancha de tinta suavemente con el paño húmedo. Frota con un movimiento circular durante varios segundos. Aplicar más rocío a la tela si es necesario y continúa frotando la mancha de tinta hasta que ya no sea visible.

Enjuaga la pared para limpiarla frotando con un paño humedecido en agua.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • NA/AbleStock.com/Getty Images