x

Definición de un organizador gráfico

Escrito por Karina Da Silva última actualización: August 28, 2018

Un organizador gráfico u organizador visual es una representación de carácter icónico en la cual se organizan los datos por medio de conjugación de palabras y figuras. El conjunto de todos estos datos organizados forman un esquema donde prevalecen las reglas sintácticas con el propósito de organizar la información. La idea de los organizadores gráficos proviene de los conocidos mapas mentales, que tienen la función de apoyar de manera visual la conexión entre diferentes ideas.

Como indicó Robert M W Travers: “Los gráficos son instrumentos que posibilitan la trasmisión del significado de informaciones complejas de una forma más sencilla y eficiente, gracias a la simplificación de la información que presentan”. Los gráficos son una herramienta que puede ser utilizada como síntesis textual o para planificar nuevas tareas. Según indican Novak y Gowin (1984) “las representaciones gráficas son ideales para aprender a aprender”.

El propósito de un organizador visual es el de crear conexiones entre diferentes ideas lo que permite identificar de manera clara y rápida como los grandes conceptos trabajan de manera conjunta.

Quizás te interesa: Cómo hacer un diagrama PERT

Tipos de organizadores gráficos

Algunos de los tipos de organizadores Gráficos más conocidos son: los diagramas de flujo, los organigramas, el mapa sinóptico, la línea de tiempo, las infografías, el diagrama de Venn, los mapas conceptuales, entre muchos otros. A continuación, los explicaremos brevemente:

Diagramas de flujo: es una gráfica secuencial que describe los pasos de un proceso. Estos diagramas son un algoritmo con símbolos estandarizado por ISO, el algoritmo incluye procesos repetitivos, sentencias lógicas y diferentes operaciones. Los símbolos más utilizados son rombos, elipses y rectángulos.

Organigramas: son los que habitualmente se usan para describir la estructura organizativa y funcional de una empresa, sus departamentos o algún área específica.

Mapa sinóptico: este es un gráfico que permite desplegar de manera visual y organizada la estructura lógica de un concepto o proceso determinado. Este despliegue se realiza mediante la descripción de palabras clave y conceptos breves organizados de manera jerárquica

Línea de tiempo: en ella se representa una secuencia de eventos organizados según una relación temporal que existe entre ellos. Este tipo de gráficos se suele utilizar para realizar descripciones cronológicas de distintos eventos o proyectos.

Infografía: esta es una combinación de imágenes explicativas y textos fáciles de entender, que tienen como objetivo comunicar de manera visual una determinada información. Una infografía debe estar bien diseñada, ser sencilla, ética y adecuada a la información que presenta. Las infografías pueden clasificarse en: mapas, gráficos, tablas y diagramas.

Diagrama de Venn: a través de este organizador gráfico se logra entender las relaciones entre conjuntos. Consta de círculos que se sobreponen con la finalidad de representar grupos de ideas o ítems que comparten ciertas características. Cuando se sobreponen dos o más figuras, el área en común indica la existencia de un subconjunto que presenta características iguales.

Mapas conceptuales: es una técnica que se utiliza para representar información teórica de forma visual, deben incluir conceptos y las relaciones que existen entre ellos. Pueden tener diferentes formas: lineales, sistémicos o jerárquicos.

Te recomendamos: Cómo hacer un diagrama de flujo del proceso de servicio al cliente

La importancia del organizador gráfico en la educación

Distintas investigaciones han demostrado que el uso de los organizadores visuales en el aula ayuda a los estudiantes a mejorar sus habilidades para leer, comprender, retener información, pensar y aprender. La información representada en patrones y gráficos (como por ejemplo el mapa sinóptico) ayuda a mejorar el aprendizaje de los estudiantes, incrementa su interés y las clases se hacen más dinámicas y ligeras.

Cada tipo de organizador gráfico tiene funcionalidades diferentes y suelen usarse con un objetivo o propósito específico. Por esto, el profesor debe escoger el gráfico que se mejor se adapte a la información que se esté manejando en el aula.

El organizador gráfico es mucho más efectivo que el apunte tradicional ya que las ideas más importantes que forman parte de la información son representadas con formas, imágenes, esquemas visuales, patrones y relaciones que guardan entre sí todos los conceptos. De esta manera, el cerebro logra establecer las asociaciones entre todos los conceptos más rápido. Los organizadores gráficos facilitan la construcción de una imagen mental integradora con toda la información que favorece el estudio y el aprendizaje.

Los organizadores gráficos estimulan el pensamiento creativo y ayudan al estudiante a desarrollar las habilidades necesarias para integrar los nuevos conocimientos con conocimientos previos. El alumno logrará establecer relaciones importantes entre los distintos conceptos y esto contribuirá a la comprensión de los mismos.

Al utilizar los organizadores gráficos el estudiante podrá adquirir algunas habilidades al clasificar, ordenar, comparar, procesar, priorizar, retener, organizar y analizar.

Cuando se utiliza un organizador visual en los procesos de enseñanza se obtienen múltiples ventajas, sin embargo, presentaremos un resumen de las más importantes:

1) Integra nuevos conocimientos. El organizador gráfico permite relacionar conceptos e ideas lo cual facilita hacer interpretaciones, diseñar planes y resolver problemas.

2) Aclara pensamientos e ideas: el gráfico presenta la información de manera más resumida y estructurada, lo que permite organizar mejor los conceptos y las ideas.

3) Contribuye al análisis y a la evaluación: cuando se traslada una información a un gráfico, se obtiene una visión general e íntegra que permite de forma rápida detectar posibles errores.

4) Refuerza la comprensión: esto debido a que cuando los estudiantes trasmiten al grafico lo que han aprendido mediante el uso de sus propias palabras, logran de una manera más completa asimilar e interiorizar la información.

No dejes de leer: Cómo representar procesos paralelos en un diagrama de flujo

Consejos para elaborar un organizador visual

Es importante tomar en cuenta algunas reglas que ayudarán a optimizar el uso del organizador visual:

  • Se debe establecer un orden lógico de la teoría que se desea plasmar en el gráfico
  • Se debe utilizar un solo tipo de letra
  • El color de la letra debe ser visible
  • El contenido teórico no debe ser demasiado extenso
  • No se puede utilizar más de un tipo de gráfico a la vez, es decir, no se deben mezclar.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.