Cómo representar procesos paralelos en un diagrama de flujo

Escrito por Jennifer Gigantino última actualización: February 01, 2018
Jenny Acheson/Stockbyte/Getty Images

Los diagramas de flujo son la representación visual más clara de los procesos de negocios, por ejemplo la fabricación o la prueba de productos. Estos permiten que los inversionistas o empleados de diferentes departamentos estén informados acerca de los flujos de trabajo en un formato simple y de fácil distribución. Los diagramas de flujo pueden ser creados a mano o usando software diseñado específicamente para la creación de diagramas de flujo. Una de sus aplicaciones más útiles es la de los procesos paralelos, que son procesos en los que varios componentes se logran simultáneamente y que pueden ser confusos al describirse sin una ayuda visual.

Escribe el proceso completamente antes de comenzar la construcción del diagrama de flujo. Conoce bien el panorama general así como los procesos paralelos más pequeños. Define claramente cada paso e inventa un símbolo o figura para cada tipo (por ejemplo, un triángulo para procesos manuales y un círculo para documentos).

Organiza tu gráfico para que todos los flujos se muevan en la misma dirección y así prevenir una confusión. Usa un código de color para los procesos paralelos para que no se confundan. Evita que las líneas de flujo se crucen.

Asegúrate de que cada paso del diagrama de flujo sea preciso y esté designado completamente. Proporciona una clave (debe ser distribuida con el diagrama de flujo) que proporcione una explicación para cada símbolo y color.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jenny Acheson/Stockbyte/Getty Images