Definición de "estrategia organizacional"

Escrito por Macarena Fernandes Diaz ; última actualización: June 27, 2018

En gestión de negocios, hay tres planos, niveles o alcances claramente definidos para fijar y alcanzar objetivos, el plano estratégico, el plano táctico y el nivel operativo.

El nivel estratégico, abarca todos los aspectos macro de la compañía. Corresponde a las líneas y objetivos maestros que van desde la propia identidad organizacional, su misión, sus valores, la estructura y trasciende a los planes de largo plazo de las áreas medulares.

El plano táctico por su parte, tiene por alcance algún departamento o función específica de la empresa. La táctica es el despliegue de los objetivos fijados en el nivel estratégico. Posee un horizonte temporal de mediano plazo, generalmente un año y deriva en el detalle de la operatividad.

Finalmente, el plano operativo, es la minuciosidad de acciones que se llevarán a cabo en el corto plazo, para alcanzar las metas fijadas en los planes tácticos. De forma concreta, puntual y específica.

Cuando hablamos de estrategia organizacional, nos referimos a la creación, implementación y evaluación de las decisiones dentro de una organización, en base a la cual se alcanzarán los objetivos a largo plazo, es decir, con enfoque en un plano estratégico.

La estrategia organizacional, inicia con la misión, la visión y los objetivos de la empresa, y con frecuencia desarrolla políticas y trasciende hacia niveles tácticos en específico, proyectos y programas creados para el logro de los objetivos trazados. También asigna los recursos para implementarlos.

No dejes de leer: ¿Cuáles son las funciones del Departamento de estrategia Corporativa?

Procesos inmersos en estrategia organizacional

La estrategia organizacional, analiza las bases y cultura de la organización, enfoca y direcciona esfuerzos y recursos hacia la consecución de los objetivos empresariales. Guarda estrecha vinculación con la estrategia corporativa.

Una estrategia organizacional, combina tres procesos principales.

El primer proceso es llevar a cabo un análisis situacional de la empresa, interna y externa, micro y macro-ambiental. Esto significa analizar lo que sucede con sus competidores y demás grupos de interés así como cada parte interna de la empresa.

El segundo proceso consiste en la fijación de objetivos, tanto a corto como a largo plazo.

Teniendo previamente concebida una misión y una visión, así como un enfoque estratégico, se establecen los objetivos de la empresa y las metas a través de la cuales se buscarán alcanzar.

El tercer y último proceso en la estrategia organizacional, es el desarrollo de un plan táctico que proporcione detalles sobre cómo se lograrán los objetivos propuestos para la empresa.

Adecuación

El dominio strategicmanagementinsight.com, haciendo referencia al modelo de Johnson, Scholes y Whittington de planificación estratégica, contrasta la estrategia organizacional de cualquier empresa con base en tres criterios, o preguntas.

El primero de estos criterios tiene que ver con la adecuación de la estrategia: ¿funcionaría? ¿Cuál es la justificación general de la estrategia de la organización?

El objetivo es determinar si la estrategia organizacional es económicamente posible, compatible con la filosofía del negocio y si se adapta al medio ambiente (Análisis PESTLE)

No sería adecuado, por ejemplo, establecer un nuevo restaurante, en un área en la que ya hay demasiados, habría que adecuar la estrategia organizacional y buscar elementos claramente diferenciadores.

Te puede interesar: Evaluación de los recursos de la empresa

Viabilidad

El segundo criterio para la valoración de la estrategia organizacional, según Johnson, Scholes y Whittington, es la viabilidad: "¿es viable?".

La pregunta sobre viabilidad busca determinar si se disponen de los recursos necesarios, que incluyen financiación, personal, tiempo e información, para aplicar la estrategia, o si se pueden desarrollar en el corto plazo.

Previo a la formulación de la estrategia, una organización debe determinar si tiene el flujo de caja adecuado, si su personal está identificado, si maneja los canales comunicacionales y de inteligencia de información y si la estrategia es operable en un plazo de tiempo razonable.

Aceptación

El tercer criterio del modelo de Johnson, Scholes y Whittington, es la aceptación: ¿los intereses de las partes se alinean al logro de los objetivos?

Se debe determinar si las partes interesadas (accionistas, empleados y clientes) aceptan la estrategia.

Esto se conoce mediante el análisis de las expectativas de los grupos de interés, en cuanto a los resultados esperados de la organización. La reacción de las partes interesadas frente a la estrategia, es con frecuencia, lo más difícil de anticipar.

No dejes de leer: Diferencia entre estrategia corporativa y estrategia de negocio

El cambio continuo y la estrategia organizacional

Es cierto que vivimos en una época de cambios acelerados. Alvin Toffler escribió en su libro de 1970 "El shock del futuro", que cada generación ha tenido que experimentar la incorporación de las normas sociales y tecnológicas cada vez con más rapidez. Ese pensamiento cobra cada vez más vigencia.

Estos cambios causan tensión. Una empresa que no se adapte, pierde competitividad y pone en riesgo su sostenibilidad. Por lo que la necesidad de desarrollar una estrategia organizacional es más importante que nunca.

Los continuos cambios, también son la causa de grandes conflictos y oportunidades en el mundo de los negocios, algo que las organizaciones pueden utilizar para su beneficio si tienen una clara planificación estratégica y operacional.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article