Cómo convertirte en un vendedor ambulante

Escrito por Macarena Cansino última actualización: September 23, 2019

Aunque no lo parezca, los vendedores ambulantes siempre han sido una parte importante de la economía urbana a nivel mundial.

Las personas que se instalan a vender en la calle ofrecen fácil acceso a una amplia gama de bienes y servicios.

Los coloridos “tianguis” como se conoce en algunos países a los puestos ambulantes, son el alma de algunas áreas de la ciudad; atraen turistas, promueven la armonía de la comunidad y proporcionan un servicio al aire libre para los clientes que lo disfrutan.

Un vendedor ambulante ofrece desde verduras frescas hasta comidas preparadas, así como materiales de construcción, prendas de vestir, artesanías, componentes electrónicos y muchas otras cosas que se pueden vender fácilmente.

No dejes de leer: ¿Cómo crear un atractivo puesto de vendedor ambulante?

¿Cómo vender en la calle?

Vender comida u otra mercancía desde un puesto en la calle puede parecer una forma perfecta de ganarse la vida. Es la oportunidad para ser tu propio de jefe, establecer tu propio horario y disfrutar el día a día afuera.

Al vender en la calle no hay costos de arrendamiento, gastos de empleados y son pocas las facturas a pagar.

Ser vendedor ambulante parece ser un negocio relativamente sencillo.

Sin embargo, como cualquier otro negocio pequeño, la venta ambulante requiere tiempo, paciencia, costos iniciales, planificación, algunas estrategias básicas de mercadeo y permisos para vender en la vía pública requeridos por el estado o zona en la que te ubiques.

Si no estás seguro de qué hacer para entrar en este mundo y quieres intentar vender en la calle por primera vez, puedes empezar vendiendo tu mercancía en los mercados de pulgas o ferias callejeras. En la mayoría de casos, solo te pedirán una licencia de ventas temporal.

Ahora, si quieres montar un puesto de comida rápida vas a necesitar un poco más que una simple licencia, pues se trata de la manipulación y expendio de alimentos en plena vía pública.

Pero, los mercados de pulgas y ferias callejeras son solo una opción. Así que, veamos entonces cómo convertirte en un vendedor ambulante.

No dejes de leer: ¿Cómo ganar mucho dinero en un mercado de pulgas?

Elige una localización para iniciarte como vendedor ambulante

Iniciar un negocio de vendedor ambulante te da la oportunidad de trabajar en zonas donde se encuentra tu mercado objetivo.

Para ganar dinero con tu tienda, carrito, remolque o camión precisas localizarte en un lugar donde haya mucho tráfico y que las personas realmente deseen lo que vendes.

Por eso, la selección de un buen lugar es importante.

Hay que considerar que, si bien los pueblos pequeños permiten que te movilices para conseguir una mejor ubicación, en las ciudades más grandes hay mayor competencia y existen mayores consideraciones legales.

También debes tomar en cuenta las limitaciones que puedas tener. Si tus equipos o productos para venta ambulante requieren el uso de agua, gas o electricidad, probablemente necesites un remolque o camión con tu propio generador y tanque de propano y dispensa de agua fresca.

Haz una investigación de mercado y estudia los patrones del tráfico del lugar.

Si las personas no están interesadas en los productos para venta ambulante que tienes para ofrecer, ese lugar no tendría sentido.

Tenlo muy presente, para que vender en la calle sea realmente rentable debe existir suficiente tráfico peatonal o vehicular.

Permisos para vender en la vía pública

Lo primero que tienes que hacer es averiguar qué licencias y permisos para vender en la calle se necesitan en tu zona.

Normalmente estos permisos ofrecen información muy clara y restrictiva sobre el lugar donde puedes ubicarte, como las servidumbres de la ciudad, las aceras o los parques.

Algunas ciudades tienen restricciones en cuanto a las fechas y horas en que puedes vender en la vía pública. Además, debes averiguar si hay espacio para otro vendedor ambulante, ya que algunas ciudades limitan el número de vendedores.

Para conocer con exactitud qué necesitas, debes dirigirte al departamento de licencias del ayuntamiento o alcaldía de tu región.

Por lo general, es necesario tener una licencia de vendedor ambulante, además de una licencia comercial. En algunos lugares solo requieren una licencia comercial.

Y solo en caso que vendas alimentos, debes tener un permiso sanitario y un certificado de manipulación de alimentos y bebidas como mínimo.

Dirígete también al departamento de ingresos del estado para obtener un permiso de impuestos sobre las ventas. Y si es necesario, solicita una licencia comercial básica de tu municipalidad.

Para resumir, estas son las licencias o permisos para vender en la calle que probablemente necesitarás:

  • Permiso de impuesto de ventas.
  • Certificado de impuestos de la agencia de ingresos del gobierno.
  • Licencia comercial general de la ciudad.
  • Licencia de vendedor ambulante de la alcaldía o ayuntamiento de la región.
  • Certificados para manipulación y expendio de alimentos (si es el caso). 

Estos permisos pueden tardar semanas o meses en obtenerse.

De todos modos, describe en el ayuntamiento o alcaldía a qué se dedicará tu negocio o qué planeas vender en la calle, y presenta todas las solicitudes necesarias.

No pases por inexperto y recuerda, si quieres vender alimentos en la calle deberás presentar la documentación ante el departamento de salud y obtener un permiso del mismo departamento. Normalmente este permiso es conocido como certificado de manipulación de alimentos.

Recuerda que estos permisos para vender en la vía pública varían de acuerdo a cada país, estado o ciudad y esto no es más que una guía.

¿Cómo sacar un permiso para vender comida en California?

Para ejemplificar las diferencias entre zonas, vamos a suponer que estás en Pittsburg, California. Necesitarás estos permisos para vender comida y los puedes solicitar en los siguientes lugares:

  • Licencia Comercial o Certificado de Impuestos Comerciales – Departamento de Finanzas de Pittsburg.
  • Inspección de Prevención de Incendios - Protección contra incendios del condado de Contra Costa.
  • Permiso de la policía de la ciudad – Departamento de Policía de Pittsburg.
  • Declaración de propiedad comercial – Condado de Contra Costa.
  • Permiso sanitario – Servicios de Salubridad Ambiental del Condado de Contra Costa.
  • Permiso de venta y uso (permiso de vendedores) - Departamento de Administración de Impuestos y Tasas.
  • Certificado de impuestos - Consejo de Impuestos de Franquicias.

En caso de tener empleados y vender en la calle, debes tener en cuenta también las siguientes leyes y permisos:

  • Formulario de inscripción para empleadores - Departamento de Desarrollo de Empleo.
  • Tomar en cuenta las leyes de horas/salarios establecidas - Departamento de Relaciones Laborales.
  • Cobertura del seguro de compensación al trabajador - Departamento de Relaciones Laborales.
  • Número de identificación del empleador (EIN o SSN) - Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.
  • Prueba de residencia de los empleados - Servicio de Inmigración y Naturalización de los Estados Unidos.

Te puede interesar: Consejos para tener tu propio negocio de comida ambulante.

Compra los equipos necesarios

En primer lugar, analiza el estado del tiempo para saber qué tipo de tienda necesitas. ¿por qué?

Si hay demasiado viento en la zona, una lona puede darte más problemas que soluciones. Sin embargo, si el sol está presente durante todo el día, como buen vendedor ambulante la necesitarás.

Compra mesas, cajas o estanterías donde puedas exhibir cómodamente tus productos para venta ambulante.

Y, lo más obvio, compra o fabrica los productos que venderás.

Presta atención a los eventos externos

Averigua dónde y cuándo se llevarán a cabo ferias, carnavales y otros eventos en los que puedas vender tus productos.

Además de vender en la calle, estas actividades también pueden generar ingresos importantes para los vendedores ambulantes.

Crea un horario

Si la ciudad o área en la que planeas ubicarte tiene restricciones de hora para los vendedores ambulantes, deberás apegarte a la norma. De lo contrario corres el riesgo de una multa y la confiscación de tu mercancía.

Si no existe ninguna normativa, y previamente hiciste un estudio del tráfico del lugar, elige el horario con mayor flujo peatonal y vehicular en el que puedas despachar tus productos para venta ambulante.

Fija los precios

Echa un ojo a la competencia y sus precios para determinar la tarifa actual de los productos. De acuerdo a ese rango, fija el precio de tus productos para venta ambulante.

Recuerda seguir las instrucciones del departamento de rentas sobre la cantidad de impuestos a cobrar y cómo enviarlos.

Es importante mantener los registros de ventas y los montos de los impuestos recaudados, ¡evita las sanciones!

Te puede interesar: ¿Cómo crear un atractivo puesto de vendedor ambulante?

¿Cómo ser un buen vendedor ambulante?

Ser un buen vendedor ambulante requiere habilidades de negociación y ventas en general.

No importa si quieres vender en la calle o en un centro comercial.

En Inc.com, aunque lo definen de otra manera, nos muestran algunas diferencias fundamentales entre ser un buen vendedor y ser un vendedor fastidioso.

Vendedores “fastidiosos”:

  • Son en extremo intrusivos.
  • Tratan de cerrar los tratos lo antes posible.
  • Alardean de que sus productos son los mejores.
  • Inventan lo que sea para hacer que el cliente compre sus productos.
  • Ofrecen descuentos para cerrar el trato.
  • Insisten e insisten. 

Buenos vendedores:

  • Averiguan si tienen el producto adecuado para el cliente, y de no ser así, se retractan.
  • Se enfocan en resolver los problemas específicos del cliente.
  • Ayudan a los clientes a tomar la mejor decisión posible.
  • Hacen ofertas que tengan sentido tanto para el comprador como para el vendedor.

Por otro lado, en AmericanExpress.com enseñan algunas interesantes técnicas de psicología inversa que te ayudarán a vender en la calle.

Veamos cuáles son:

1. Usa el efecto de inoculación a tu favor.

Cuando creas que tu cliente esté decidiendo entre tu producto para venta ambulante o el de la competencia, alerta a los clientes sobre la técnica para fijar precios que utilizan algunos negocios.

Explícales que es una técnica engañosa donde establecen precios más altos de lo que en realidad son para jugar con el cliente.

Recuerda que lo más importante es ser honesto. No inventes, ni exageres.

2. Explica en qué te diferencias del resto.

Esta es una buena técnica si realmente tienes algo que te diferencie del resto. Consiste en “inocular” a los clientes contra los estándares de la industria.

Por ejemplo, si vendes helados incluirás en su precio el valor del envase o tina (si es el caso). Pero, si permites que ellos mismos puedan llevar su envase y les explicas cómo reducirían sus gastos, estarías tomando la delantera frente a la competencia.

Esa sería una manera de diferenciar tus productos para venta ambulante.

3. Ofrece menos, no más.

Aunque los clientes están condicionados a pensar que más es mejor, no necesariamente es así.

Los estudios indican que demasiadas opciones conllevan a una parálisis del análisis. Cuando tienes demasiadas opciones te quedas congelado en la indecisión.

¿La solución? Ofrece tres opciones. Tú eres el experto, utiliza tus conocimientos para ofrecer las mejores opciones para el cliente.

4. Dales una salida fácil.

Las clientes están acostumbrados a las ventas de alta presión que ofrece el vendedor ambulante y cuando esta presión no está, realmente es refrescante.

Al vender en la calle y ofrecer un producto, explica al cliente que entiendes si tu producto no es el adecuado para él. De esta manera reduces la presión y aumentas la confianza del cliente.

Si toman una decisión de compra basándose en sus preferencias, y no por presión, se sentirán satisfechos con la decisión tomada.

5. Utiliza la escala del 1 al 10 para evaluar la actitud del cliente.

Una técnica de venta común es pedir al cliente, luego de presentarle el producto, que califique del 1 al 10 su actitud hacia el mismo.

El cliente responderá con número cualquiera, supongamos que 6 o 7, y tu misión como vendedor ambulante será persuadirlo para que mejore su calificación.

Algo efectivo es utilizar la psicología inversa.

Puedes decir que te sorprende que sea un 6 o 7, ya que pensaste que estaría en un 3 o 4. Gracias a esto, el cliente te explicará por qué su número era mayor, exponiendo las virtudes de tu producto.

Luego de esto, el cliente habrá aumentado su calificación al menos a un 9 y serás capaz de cerrar la venta.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.