Cómo iniciar un negocio de pollos rostizados

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 25, 2018

El pollo rostizado llamado en algunos países latinos el pollo a las brasas, jamás falta en una feria de comidas. Como opción alterna al pollo a la broaster, broasting o brochado. Un modelo de negocio que se encadena muy bien con el de vender pollos para carne.

Si no eres vegano es natural que se te haga agua la boca pensando en la suavidad y jugosidad de un exquisito pollo rostizado del momento, acompañado de las mejores salsas como la tártara o la barbecue.

El pollo rostizado o simplemente pollo asado, se prepara en un asador, una cavidad donde el ave entera preparada con especias gira continuamente cocinándose a juego lento, garantizando una cocción uniforme así como la suavidad y jugosidad característica.

Al local donde se sirve el pollo asado se le llama “rosticería.” En ellas el pollo rostizado se acompaña muy bien con arroz, ensaladas, papas y salsas. Son un menú muy sencillo y muy buscado por las familias a la hora de optar por una comida rápida y un tanto más saludable que la pizza o las hamburguesas.

Aunque la experiencia en comida rápida y el servicio al cliente son importantes no hay algún título universitario que te acredite para iniciar una rotisería. Si tienes una receta de rostizado que haga que el pollo sea delicioso y te gusta la cocina, iniciar un negocio de pollos rostizados puede ser una buena idea.

Continuemos presentando en éste artículo algunas recomendaciones que te ayudarán a responder a la interrogante ¿qué se necesita para poner una rosticería?

Te puede interesar: ¿Qué permisos necesito para abrir un restaurante en Texas?

¿Que se requiere para poner una rosticería?

Iniciar un negocio de pollos rostizados requiere como muchos otros modelos una adecuada planificación: buena ubicación, mínimo 30 metros cuadrados de local (unos 325 pies cuadrados), equipos básicos como el rosticero o un congelador y capital para el trabajo son todos detalles a prever.

De acuerdo con Entrepreneur.com se necesitan unos 400.000 pesos mexicanos para abrir una rosticería. Es decir, aproximadamente unos USD 20,000 sería el costo de iniciar un restaurante de pollo asado, siendo un modelo comercial capaz de generar entre un 12% a 16% de margen de utilidad.

Como todo local de expendio de comidas, la ubicación correcta es pieza clave. Decide dónde te gustaría poner tu negocio de pollo rostizado. Recuerda que el consumo de pollo rostizado se mueve por “antojo” así que un local bien transitado y de fácil acceso, donde circunden agradables e irresistibles aromas será prácticamente un éxito garantizado.

Consigue todas las licencias apropiadas, ellas incluyen licencias de negocio, permisos para venta de alimentos, avales sanitarios y una identificación de impuestos. Las licencias de negocio se pueden obtener de la Corte de tu condado u oficinas municipales.

El Oficial de la ciudad o del condado también te proporcionará cualquier información adicional sobre cómo equipar tu restaurante de acuerdo a las normas de salud locales. Los requisitos de licencias pueden diferir de estado a estado de manera que debes asesorarte con alguien en el ayuntamiento de tu Condado para asegurar que sigues los requisitos del estado.

Compra o alquila todo el equipo necesario, en términos generales el equipamiento básico de una rosticería incluye:

  • Uno o dos rosticeros
  • Uno o dos congeladores
  • Refrigeradores
  • Cocina industrial
  • Estufa industrial
  • Estantes
  • Mesones en acero inoxidable
  • Cazuelas y sartenes de buen tamaño
  • Indumentaria como ollas, sartenes, platos y cubertería   
  • Mostrador y caja registradora.

Adicionalmente como todo restaurante para una rosticería necesitarás un aforo y un espacio acondicionado con asientos. Deberás adquirir sillas, mesas y una bonita decoración.

Sé creativo con tu menú. Incluye diversos sabores de pollo rostizado como a la leña, al carbón, sureño, mexicano, ecléctico y casero así como acompañamientos adicionales. Puedes también agregar otras carnes si así lo deseas. Según Bizfluent.com el pollo rostizado se lleva muy bien con ensaladas, panes, puré de papas, arroz, maíz, salsas, bebidas y postres.

Si dominas la cocina tienes una ventaja a tu favor, ya que además de administrar el negocio tendrás la posibilidad de supervisar la preparación de los platos complementarios agregando tus toques para diferenciarlos. En su defecto es importante que delegues esta tarea en un personal de tu confianza.

Al respecto hasta la rosticería más pequeña requiere como mínimo de tres personas el rosticero, un auxiliar general y un encargado del mostrador.

Coordina y busca aprobar la inspección de sanidad inicial antes de abrir tu local de pollo a la brasa. Verifica con tu oficina local de licencias de negocio para programar una inspección.

Las inspecciones incluyen la revisión de la limpieza general y de cocina, así como requisitos específicos del estado tales como el número de extinguidores, señalizaciones de seguridad, ventilación, iluminación entre otros.

Contrata a tus empleados y promueve una gran apertura de tu negocio, apóyate en redes sociales como Facebook y Twitter o en medios de comunicación impresos locales. Organiza promociones por inauguración con pequeñas degustaciones gratis, si tus platos realmente son buenos será todo un éxito.

No dejes de leer: ¿Cómo iniciar un negocio de granja de gallinas?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.