La competencia interespecífica contra la competencia intraespecífica

El estudio de la naturaleza reviste gran importancia debido al impacto que tiene el medio ambiente en los negocios. Adicionalmente las interacciones que se observan en cualquier hábitat natural se asemejan a los intercambios observados en los espacios laborales.

Las interacciones entre organismos, es un tema ubicado en el campo de trabajo de la Biología. Específicamente está centrado en lo que se llaman las interacciones Bióticas. En ecología, la interacción biótica es la actividad entre organismos vivos que puede causar efectos en la supervivencia de otros.

Una interacción biótica es el efecto que un par de organismos que viven juntos en una comunidad tiene entre sí. Las interacciones pueden ser por alimentos, refugio o transporte.

Pueden ocurrir entre miembros de la misma especie o interacciones intraespecíficas o de diferentes especies “interacciones interespecíficas”. Una interacción a largo plazo se llama simbiosis, pueden ser interacciones positivas, interacciones negativas o interacciones neutrales

En las interacciones positivas los organismos se ayudan entre sí (uno o ambos se benefician) y ninguno resulta dañado. Se tienen distintos tipos de relación: mutualismo, proto-cooperación, comensalismo, organización social y agregación

En la interacción negativa, el compañero debe ser perjudicada, puede ser intraespecífica o interespecífica. Se tienen distintos tipos de relación: depredación, parasitismo, competencia y amensalismo.

En las interacciones neutras, ninguno de los organismos está afectado de manera negativa o positiva. Pueden tener el mismo refugio pero no tienen ningún efecto mutuo. Por ejemplo: Aves y ardillas viviendo en el mismo árbol.

No dejes de leer: ¿Cómo afectamos el ecosistema?

1

Competencia intraespecífica

Competencia ecológica significa utilización de los mismos recursos por organismos de la misma especie o especies diferentes que viven juntos. Ocurre cuando los recursos no son suficientes para satisfacer las necesidades de todos los organismos. Kullabs presenta diversos ejemplos de este tipo de interacción, te comento algunos tipos de interacción.

Organización social: Es la agrupación de individuos de la misma especie en la que existe la división del trabajo para el bienestar de la sociedad. Por ejemplo: los nidos de hormigas, avispas y abejas.

Agregación: Es el tipo de agrupación de organismos de la misma especie. Un gran número de individuos independientes se concentra en un área. La agregación es beneficiosa durante la escasez de alimentos, la luz del espacio y para una mejor reproducción.

Dentro de una especie, todos los miembros obtienen parte de un recurso necesario como comida o espacio. Algunos individuos obtienen lo suficiente para sus necesidades mientras que otros mueren o se ven obligados a habitar precariamente. Generalmente los miembros jóvenes de una población son afectados negativamente y esto desmejora la especie.

Te puede interesar: Competencias distintivas vs competencias fundamentales

2

Competencia interespecífica

Competencia y depredación, dos eventos importantes en cualquier hábitat, impulsan la sobrevivencia de las especies a partir de la adaptación. Cuanto más se parecen los requerimientos de dos especies diferentes, menos probable es que puedan existir en la misma área. Existen diversos tipos de interacciones de este tipo.

Mutualismo: Las interacciones entre dos especies diferentes en las que ambas especies se benefician entre sí. Tal interacción es siempre obligatoria porque la existencia de un compañero es imposible sin otro.

Proto-cooperación: Es una interacción interespecífica positiva en la que ambos socios se benefician mutuamente y aumentan las posibilidades de supervivencia. Sin embargo, la interacción no es obligatoria para su supervivencia, ya que ambos pueden vivir sin esta interacción. Lifepersona presenta ejemplos de esta interacción también llamada mutualismo facultativo.

Comensalismo: Es una interacción interespecífica positiva, en la que se beneficia a un miembro más pequeño llamado 'comensal'. El miembro más grande llamado 'anfitrión' no se ve beneficiado ni perjudicado.

Depredación: es una competencia interespecífica directa y negativa relacionada con los alimentos entre dos especies de animales. La especie más grande llamada depredador, mata y se alimenta de la especie más pequeña llamada presa.

Parasitismo: competencia interespecífica antagónica, la pareja más pequeña (parásito) obtiene alimentos y se refugia en el compañero más grande (huésped). El huésped puede sobrevivir sin el parásito, pero el parásito no puede sobrevivir sin el huésped.

Competición: interacción antagónica en la que compiten dos o más miembros de la misma especie (competencia intraespecífica). También se da entre dos o más miembros de diferentes especies (competencia interespecífica) del mismo nivel trófico. Compiten para obtener el recurso común (luz, humedad, espacio, nutrientes) que escasea en relación con el número de individuos.

Amensalismo: competencia interespecífica antagónica, un organismo no permite que otros organismos crezcan o vivan cerca de él. Se llama antibiosis, la especie que afecta se llama inhibidor, dicha inhibición se logra mediante la secreción de ciertos químicos. Por ejemplo: Las raíces del nogal negro producen una sustancia química que inhibe el crecimiento de vegetación a su alrededor.

No dejes de leer: ¿Cómo determinar las competencias centrales?

3

Competencia ecológica

En cualquier hábitat ocurre de manera conjunta la competencia interespecífica y la competencia intraespecífica. Paradójicamente las características en una especie que favorece un tipo de competencia es una desventaja en el otro tipo. Un ejemplo es la rana túngara macho (Physalaemus pustulosus) en los bosques tropicales de Panamá.

Un depredador de las ranas túngaras es el murciélago de labios francos (Trachops cirrhosus). El depredador detecta ranas por sus llamadas de apareamiento, las ranas túngaras se han adaptado para defenderse de la depredación.

A menos que se enfrente a la competencia de otros machos, el túngara no usa una llamada de apareamiento complejo. Ya que esto hace que sea más fácil que los murciélagos lo detecten.

Las hembras túngaras prefieren las llamadas complejas, por lo tanto, el macho se enfrenta a un dilema. Cantar mal y arriesgarse a no encontrar pareja, o cantar bien y arriesgarse a ser comido. La continuidad de la especie indica que algunos machos logran tener su pareja y no ser comidos también.

×